eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Perfil del que tira de tarjeta de El Corte Inglés: madrileño de mediana edad con compra de 30 euros

Casi el 20% de los créditos al consumo de la compañía de grandes superficies están en manos de clientes de la Comunidad de Madrid

Si se compara con la población, los vallisoletanos son los que más recurren a la financiación de los grandes almacenes

A 31 de octubre, 65.000 clientes de más de 86 años tenían un crédito

- PUBLICIDAD -
Distribución de los préstamos de El Corte Inglés. Gráfico: Belén Picazo

Distribución de los préstamos de El Corte Inglés. Gráfico: Belén Picazo

El Corte Inglés hace gala desde hace años de dos eslóganes. Por un lado, su repetido "si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero" y, por otro, que el cliente "puede pagar con la tarjeta de compra de El Corte Inglés". Pero, hasta ahora, no se sabía quiénes, ni cómo, financian sus compras para pagarlas a plazos.

El informe que la compañía de grandes almacenes ha remitido a la bolsa de Irlanda, en el que desvela los detalles de su emisión de bonos por valor de 600 millones de euros, traza un perfil bastante revelador sobre quiénes son estos clientes.

De la documentación presentada a través de la sociedad Secucor Finance 2013, el vehículo con el que se ha realizado la emisión de deuda, se deduce que el cliente tipo de El Corte Inglés que opta por posponer en el tiempo el plazo de sus compras es madrileño y tiene de media entre 41 y 50 años. Más del 19% de los créditos que la compañía tenía pendientes de cobro a 31 de octubre de este mismo año estaban concentrados en la Comunidad de Madrid. Al menos, 1,46 millones de los 7,45 millones de créditos que mantenía en la citada fecha. Y casi dos millones eran pagadores de entre 41 y 50 años.

En la información registrada en la Irish Stock Exchange, figura que el saldo pendiente de cobro a finales del mes de octubre, justo antes de que se realizara la emisión de bonos, alcanzaba los 808,4 millones de euros. Y de esa cifra, a los madrileños les correspondían más de 222,6 millones.

Con todo, caben destacar dos aspectos obvios. Primero, la alta densidad de población de Madrid y el altísimo número de centros comerciales asociados al plástico verde en esta comunidad. También el hecho de que Madrid sea unipronvincial. Andalucía en su conjunto tiene también prácticamente el mismo peso en la magnitud global de los créditos, con el 19%. Y Catalunya (Lérida no aparece en la relación) y la Comunidad Valencia superan el 11% del volumen total de créditos.

Si se comparan los datos de números de préstamos con la población por provincias que da el INE (nueve de cada diez préstamos están en manos de una sola persona, así que es posible hacer esta comparación de forma aproximada), los vallisoletanos son los que más tiran de tarjeta. Así, 40 de cada 100 pucelanos tendrían un crédito de El Corte Inglés. En Álava, Asturias, Madrid, Pontevedra, Sevilla y Zaragoza también son adictos al plástico verde, con más de 20 habitantes de cada 100 con un crédito reconocido.

La compañía explica que esta "información estadística establece ciertas características" de los créditos que tiene que cobrar, aunque éstos pueden ir variando como consecuencia de las amortizaciones, los pagos anticipados o la recompra de los cobros. Es decir, es una foto fija de un momento determinado que al menos indica cómo se encuentra la cartera de la Financiera El Corte Inglés en un periodo de tiempo concreto.

La mayoría de créditos, en manos de ciudadanos españoles

Esa imagen confirma que, prácticamente, casi la totalidad de la financiación que concede la Financiera El Corte Inglés se concentra en ciudadanos españoles. De los 7,45 millones de créditos que tenía por cobrar a finales de octubre, 7,31 millones correspondían a clientes de nacionalidad española; 4.471, a clientes portugueses; y 31.455, a clientes de otros países europeos. Hay que recordar que, hasta el momento, Portugal es el único país al que la compañía presidida por Isidoro Álvarez ha dado su salto internacional con dos grandes superficies en las proximidades de Oporto y Lisboa.

En cuanto a los ciudadanos extracomunitarios, la Financiera El Corte Inglés sólo mantenía 68.273 créditos pendientes de cobro, por valor de 12,9 millones de euros. Es decir, menos del 1% de sus préstamos fueron a parar a clientes no europeos.

Como publicó eldiario.es, la compañía que en el futuro dirigirá Dimas Gimeno tiene marcada la nacionalidad de sus clientes como uno de los criterios a tener en cuenta a la hora de conceder un préstamo al consumo o bien su tarjeta de pago. Otro de los factores que analiza es dónde se engloba su actividad laboral; en concreto, si desarrollan su profesión en el dañado sector de la construcción.

Otro variable que se detalla en el informe es la edad de los pagadores a plazo. Por ejemplo, apunta que a fecha de 31 de octubre había concedido financiación a más de 13.000 clientes que superaban los 90 años de edad y a más de 52.000 entre 86 y 90 años. En el lado opuesto, figuran 434 clientes entre los 18 y 20 años. Pero la franja de edad que prácticamente concentra más de la mitad de la financiación prestada corresponde a clientes de entre 36 y 55 años.

Casi siempre, un crédito por cliente y la mayoría son pagos con tarjeta

El documento en el que Secucor Finance 2013 explica a los inversores cómo está la salud de Financiera El Corte Inglés es pródigo en detalles. Así, por ejemplo, recoge que los 7,45 millones de créditos pendientes de cobro estaban en manos de 6,6 millones de clientes. Una misma persona puede contratar más de un crédito con la financiera del grupo de distribución; sólo alrededor de un 3% tiene tres o más.  

La sociedad divide la financiación a sus clientes en cuatro modalidades. Dos de ellas hacen referencia a los créditos al consumo que los clientes pagan mensualmente durante entre tres y 36 meses. Mediante las otras dos, los créditos son abonados a través de las tarjetas de crédito, bien con aquellas que permiten cualquier importe de gasto que el cliente paga a mes vencido, o bien con aquellas que, además, tienen un límite de gasto de entre 300 y 900 euros. Límite que, una vez superado, impide que el cliente siga comprando y disminuye así el riesgo de la compañía. Una modalidad que se ha reforzado con la crisis.

Son las modalidades de pago con tarjeta, precisamente, las que concentran la mayor parte de la financiación de la cadena del triángulo verde. En concreto, suman 6,38 millones de los 7,45 millones de créditos que tenía concedidos, y más de 2,7 fueron a través de tarjetas con tope de gasto. Pagos, que en su amplia mayoría (4,8 millones de compras aplazadas), son por importes muy pequeños, inferiores a 30 euros; es decir, para las compras del día a día.

Mientras, son los préstamos al consumo los que concentran el mayor importe de la financiación. Aunque no suponen ni el 15% de los créditos (en número) que concede la financiera, representan casi el 60% de la suma global que presta la Financiera El Corte Inglés, que, si se cumple el calendario previsto, en menos de cuatro meses estará controlada en un 51% por el Santander. Hace unas semanas, el banco acordó tomar el control de la mayoría accionarial de la división financiera de la cadena de grandes almacenes a cambio de 140 millones de euros y como parte del proceso de refinanciación de deuda en el que se ha visto inmersa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha