eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los bancos deberán destinar provisiones sin aplicar a nuevas coberturas

- PUBLICIDAD -
Los bancos deberán destinar provisiones sin aplicar a nuevas coberturas

Los bancos deberán destinar provisiones sin aplicar a nuevas coberturas

El Banco de España exigirá a las entidades de crédito que determinen el importe no aplicado -saldos remanentes- de las provisiones que destinaron para afrontar los riesgos vinculados a la promoción y construcción inmobiliaria y lo asignen a la cobertura de otros riesgos.

Con la circular propuesta, que será de aplicación a las cuentas de este año aunque está previsto que se apruebe en febrero de 2014, el Banco de España impide que las entidades puedan contabilizar en los resultados de 2013 las provisiones no aplicadas y les obliga a asignarlas a nuevas coberturas, con lo que refuerza sus balances.

De acuerdo con los datos del organismo regulado, las entidades de crédito destinaron el año pasado 35.000 millones de euros para la cobertura de riesgos relacionados con el sector inmobiliario.

En concreto, por el Real Decreto 2/2012 de saneamiento del sector financiero se obligó a la banca a constituir provisiones genéricas por un importe que ascendía a 9.000 millones de euros, el 7 por ciento de la cartera de créditos inmobiliarios normales (123.000 millones de euros).

En octubre del año pasado con el Real Decreto 8/2012 sobre saneamiento y venta de los activos inmobiliarios del sector financiero se elevó la cantidad de provisiones en otros 28.000 millones de euros.

En el proyecto de circular que ha enviado el Banco de España al sector para su consulta se definen "las categorías de activos a los que las entidades de crédito podrán asignar dichos saldos remanentes: dudosos, adjudicados, participación en el capital de inmobiliarias y activos intangibles".

En una nota de prensa, el Banco de España ha indicado que "determinará los activos a los que, a 31 de diciembre de 2013, deberán asignarse los saldos remanentes de las coberturas sobre financiaciones relacionadas con la promoción y construcción inmobiliaria, que se constituyeron sobre los riesgos localizados en España clasificados como normales a 31 de diciembre de 2011".

En la norma, que ha remitido al sector para su debate, el Banco de España exige a las entidades que le presenten "un informe sobre las coberturas constituidas y aplicadas, junto con las razones por las que el saldo remanente constituido sobre riesgos calificados como normales en diciembre de 2011 responde a riesgos que continúan en la misma categoría al cierre del ejercicio 2013".

El organismo regulado precisa que "comunicará a las entidades los criterios para la adecuada aplicación de la circular" y que "la reasignación de los saldos remanentes de las provisiones genéricas" no se podrá "incrementar a los beneficios distribuibles de las entidades".

Con esta medida, el Banco de España "asegura el mantenimiento por las entidades de la política de reforzamiento de sus balances".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha