eldiario.es

Menú

GALICIA

Crece el tráfico en la N-550 y otras vías alternativas a la Autopista del Atlántico

Frente al descenso de usuarios que experimenta la cara autopista de peaje, la N-550 incrementó su tráfico a lo largo del 2013 hasta en un 8,5% en algunos puntos, sobre todo en la provincia de Pontevedra.

- PUBLICIDAD -
La N-550, a su paso por Barro (Pontevedra)

La N-550, a su paso por Barro (Pontevedra)

Para la mayoría de los conductores y conductoras, los datos que desde hace años se vienen publicando sobre el descenso en el número de usuarios en la AP9 (la autopista que cruza Galicia de norte a sur, en el eje que forman Ferrol-A Coruña-Santiago-Pontevedra-Vigo) no sorprenden en absoluto. Casi todo el mundo, en mayor o menor medida, comenzó a cambiar algunos hábitos a causa de la crisis económica y del incremento continuado de precios de esta vía de peaje. La usamos menos, al menos cuando no tenemos prisa, y optamos por vías alternativas siempre que podemos. La vieja N-550, que desde A Coruña a Tui va en paralelo a la AP9, es una de ellas y sin duda la más importante. Los datos oficiales de tráfico en carretera, publicados esta semana por el Ministerio de Fomento, confirman el incremento en el uso de estas vías, en paralelo a la merma del número de vehículos en la autopista de pago.
Si durante el año 2013 la AP9 perdió un 7% de sus usuarios, acumulando un descenso del 25,4% desde 2007, la N-550 vio incrementado su tráfico hasta en un 8,5% en algunos puntos, sobre todo en la provincia de Pontevedra. Y todo ello a pesar de que, en buena medida también con motivo de la crisis económica, el volumen total del tráfico por carretera lleva años reduciéndose, por ejemplo un 1% en el año 2013 y otro 4% a lo largo de 2012.
El Ministerio de Fomento tiene instalados medidores de la intensidad del tráfico en distintos puntos de la N-550, en concreto en los kilómetros 50 (Sigüeiro), 97 (Caldas de Reis), 100 (Caldas de Reis) y 130 (Vilaboa). Observando los datos de 2013 y poniéndolos en relación con los de 2012 y 2011, observamos que la mayoría de estas estaciones registraron un incremento notable del número de vehículos que pasó por ellas.
En el kilómetro 130, el incremento fue de un 8,5%, consiguiendo la cifra mensual de 13.341 coches al mes. De igual manera, las estaciones de los kilómetros 97 y 100 muestran un aumento del 6,8% y del 3,9%, respectivamente, con 3.374 y 4.217 vehículos mensuales, cifras en ambos casos un diez por ciento superiores a las de 2011. La excepción la encontramos en el punto kilométrico 50, entre Sigüeiro y Compostela, donde el tráfico, muy denso (17.897 vehículos en diciembre de 2013), descendió un 3,3% con respeto al año anterior y alrededor de un 5% con respeto al 2011, en consonancia con el descenso general del tráfico experimentado en el conjunto de carreteras españolas.
Otras vías alternativas a la AP9, como la N-651 (entre Betanzos y Fene), la AC-523 (entre A Coruña y Mesón do Vento) o la AG-59 (entre Santiago y A Estrada) también están experimentando incrementos importantes en la densidad de su tráfico. La crisis aprieta y los consumidores buscan ahorrar donde pueden. A lo mejor este es, también, el inicio de una cultura distinta del uso del coche y de la gestión de nuestro tiempo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha