eldiario.es

Menú

‘Borondón’: imágenes y música para una isla misteriosa

La arpista Susana Cermeño y el artista plástico Manolo Campoamor, con la producción de Cristina Fernández-Micheltorena, han presentado en la Isla su último espectáculo que está inspirado en ese mítico territorio que muchos palmeros aseguran haber avistado desde las costas de Tazacorte. La propuesta cultural traslada al espectador al mundo de fantasías y seres imaginarios del Medievo.

- PUBLICIDAD -
Cristina Fernández-Micheltorena,Susana Cermeño y Manolo Campoamor, este lunes en la Fundación CajaCanarias.

Cristina Fernández-Micheltorena,Susana Cermeño y Manolo Campoamor, este lunes con el arpa gótica.

Manolo Campoamor, un artista plástico de reconocido prestigio nacional e internacional, tuvo la idea original del espectáculo 'Borondón' de arpa gótica y videocreación. "Conocía la leyenda de San Borondón y me parecía muy interesante por ese toque de ciencia-ficción; además, en La Palma en concreto había una gran tradición, la isla en los mapas está situada muy cerca y me pareció que era un buen punto de partida, porque la obra anterior que hicimos era también sobre el Medievo, 'El Jardín de las Tres Delicias', y queríamos seguir con la Edad Media, puesto que el repertorio musical también lo era y porque es una época que nos gusta mucho, se parece a la actual, tiene casi los mismos problemas", ha asegurado Campoamor a LA PALMA AHORA en compañía de la arpista Susana Cermeño; la productora artística Cristina Fernández-Micheltorena y el tenor palmero Jorge Perdigón.

El espectáculo 'Borondón' se presentó en días pasados en el Hotel Hacienda de Abajo de Tazacorte y este lunes se ha dado a conocer en el Espacio Cultural Rafael Daranas de la Fundación CajaCanarias de Santa Cruz de La Palma, con la colaboración de la Asociación Cultural Amigos Palmeros de la Ópera, a cuyo frente se encuentra el tenor palmero Jorge Perdigón.

Campoamor, autor de la videocreación, ha visto las imágenes que el fotógrafo palmero Manuel Rodríguez Quintero tomó en 1957, y que fueron publicadas en el diario ABC, de la silueta de ese misterioso territorio que aparece y desaparece y que muchos palmeros aseguran haber avistado. "No he sacado esas fotos en el documental porque me parecían que no eran muy de fiar, pero ese fenómeno está documentado más allá del siglo XX", asegura.

La parte musical de 'Borondón' corre a cargo de Susana Cermeño, catedrática de arpa en el Real Conservatorio Superior de Madrid y solista de arpa en la Orquesta Sinfónica de la capital de España. "El repertorio va desde siglo XIII hasta principios del XVII, y las escenas que salen en el vídeo recogen un poco todas esas épocas, esa evolución, en la que el hilo conductor es el misterio", señala, al tiempo que reconoce que "no ha sido fácil elegir las piezas, porque supone una investigación bastante ardua, hay que ir a rastrear manuscritos por bibliotecas, lleva una labor de documentación importante, aunque todas las obras de este espectáculo eran en su época muy conocidas, serían el equivalente hoy de los 40 Principales". Ha intentando armonizar la música con las imágenes del vídeo. El arpa que ejecuta Cermeño es "una reproducción exacta de la que dibuja El Bosco en 'El Jardín de las Delicias' y pertenece a una determinada época: se empieza a usar a principios del XIV y es el arpa más conocida hasta finales del XVI; hay que ajustarse a ese repertorio, a esa época", subraya. "Es muy característica, muy especial, y no es muy frecuente poder escuchar este tipo de arpa, dentro de lo minoritario que ya de por sí es el arpa normal, es una preciosidad de instrumento, que siempre se le ha relacionado con lo divino", añade. "La fusión de la música y las imágenes crea un ambiente mágico, misterioso; ha sido una experiencia maravillosa", asegura.

En su videocreación, Manolo Campoamor ha incluido también "imágenes de siglos posteriores para recrear qué visión se tuvo después de aquella época, pero sobre todo las imágenes consisten en meter al espectador en la Edad Media, crear un ambiente en el que te puedas sentir en el Medioevo por medio de la parte más mágica, de la isla que no existe, los viajes, la fantasía, los seres imaginarios, ese estado de incertidumbre y desconocimiento de lo que tienes alrededor y de cómo es el mundo que todavía no está perimetrado", detalla. Pero el vídeo contiene "sobre todo fotografías que pertenecen al mundo del arte como grabados, vidrieras, pinturas, planos de barcos, miniaturas, porque al fin y al cabo soy pintor y tiro para el mundo que más me gusta, no lo puedo evitar", confiesa.

La productora artística Cristina Fernández-Micheltorena recordó a este digital que este espectáculo ha recalado en La Palma gracias a la colaboración que se inició el pasado año con Enrique Luis Larroque y el Hotel Hacienda de Abajo de Tazacorte. "En 2013 se montó 'El Jardín de las Delicias' y este año nos han propuesto presentar otro espectáculo y así ha surgido la oportunidad, gracias, además, a Jorge Perdigón y a la Fundación CajaCanarias". Susana Cermeño ha destacado asimismo la apuesta por la cultura que está haciendo Larroque en la Hacienda de Abajo "porque esta iniciativa me parece muy valiente y arriesgada y espero que siga adelante". Agradeció, por otro lado, el apoyo de la Asociación Cultural de Amigos Palmeros de la Ópera.

Para Perdigón resulta "muy curioso" de 'Borondón que "tome la técnica del siglo XXI y la una a la música del siglo XIII, lo que te permite hacer un ensamble fantástico; el sonido del arpa, que a mí me resulta melancólico, es genial". El tenor palmero considera que este espectáculo "es muy importante para La Palma y deberían venir con más frecuencia, unir diferentes medios culturales, como el vídeo, la música o palabra". 'Borondón', sostiene, "es muy especial porque la música antigua, en mi forma de verla, es como la música contemporánea, aunque más sencilla, por supuesto, pero existe un margen entre lo que es el Barraco y el Neorromanticismo que es el repertorio que se utiliza siempre en todos sitios, y desde hace un par de décadas está surgiendo un movimiento de música antigua muy importante en Europa, pero claro, en La Palma estamos un poco alejados, y para mí es una oportunidad para saborear el sonido de la música antigua, y de una forma más sencilla, con la gran ayuda de la inspiración que ha tenido Manolo, que la hace más atractiva". "Es una idea excelente, porque lo que un artista debe hacer no es simplemente crear un buen sonido; tiene que lograr que el público encuentre un sentido, conectar con el espectador, que se emocione", concluye Perdigón.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha