eldiario.es

Cerca de 40 apicultores han participado en la jornada formativa celebrada en la Casa de la Miel de Tijarafe

En la Palma hay “registradas unas 150 explotaciones, la mayoría no profesionales, dedicadas al autoconsumo; sólo cuatro son de miel ecológica inscritas en el Registro de Operadores de Producción Ecológica”, señala Ader.

- PUBLICIDAD -
Las IV Jornadas Formativas de Apicultura se han celebrado en la Casa de la Miel de Tijarafe.

Las IV Jornadas Formativas de Apicultura se han celebrado en la Casa de la Miel de Tijarafe.

Las IV Jornadas Formativas de Apicultura celebradas, bajo la organización de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) Canarias, en la Casa de la Miel de Tijarafe el pasado domingo, reunieron a cerca de 40 apicultores palmeros que crían abeja negra canaria, informa la Asociación para el Desarrollo Rural (Ader) de La Palma. Fueron coordinadas por la Asociación Canaria de Apicultura (Abecan), con la colaboración del Ayuntamiento de Tijarafe, la Fundación Centro Internacional de Agricultura Biológica (CIAB) y Ader La Palma.

La presentación del programa de las jornadas corrió a cargo del responsable de Abecan, Henry Muñoz Pérez, y de David Cáceres, concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Tijarafe. Seguidamente se desarrollaron tres charlas que tuvieron “la finalidad de unificar criterios de trabajo en el sector apícola”.

La primera, sobre manejo del colmenar, fue impartida por Ángel Díaz, apicultor responsable de COAG de esta actividad a nivel nacional, que “informó sobre equipamiento y organización del trabajo en los colmenares, así como sobre la organización del trabajo en las distintas estaciones del año, y la lucha contra los peligros que afectan a las abejas: los plaguicidas, y las enfermedades que llegan de otros países”, señala Ader en un comunicado.

La siguiente ponencia, titulada Innovación en el sector Apícola. Alternativas para la lucha de la varroa estuvo a cargo de Manuel Izquierdo, apicultor y biólogo de la Universidad de Sevilla, responsable internacional apícola de COAG. Disertó sobre “la necesidad de un cambio de mentalidad hacia una gestión integral de la sanidad en la explotación apícola, con la que se consiga la reducción de la varroa, escarabajos y los nuevos ácaros que destruyen las colmenas, por ejemplo con el bloqueo de las puestas natural o artificialmente, separando las crías durante un determinado tiempo para eliminar la varroa”.

La última charla, sobre la apicultura ecológica, fue desarrollada por Klaus Guttenberger, "apicultor y viticultor ecológico promotor de la apicultura ecológica en Lanzarote". Guttenberger contó “su experiencia reciente, que comenzó con 22 colmenas repartidas por todo Lanzarote, un territorio difícil para las abejas dada la escasez de flora para su alimentación”

Las IV Jornadas Formativas de Apicultura “se han celebrado durante todo el fin de semana en nuestro Archipiélago en una ruta formativa que comenzó el viernes en Gran Canaria, continuó el sábado en Tenerife, el domingo en La Palma, y han finalizado este lunes en Lanzarote”.

En la Palma, se apunta en la nota Ader, “hay registradas unas 150 explotaciones, la mayoría no profesionales, dedicadas al autoconsumo, sólo 4 son explotaciones de miel ecológica inscritas en el Registro de Operadores de Producción Ecológica (ROPE) dedicadas a la comercialización, con un total de unas 4.000 colmenas repartidas por toda la Isla, con una media de 29 colmenas por apicultor”.

Añade que “diferente es la situación en la península, donde los apicultores son profesionales con explotaciones de 325 colmenas de media, que nos llevan más de 10 años de adelanto en la lucha contra las plagas, para las que ya dejan de ser efectivos los tratamientos que aquí aún pueden utilizarse sin problemas de resistencias en las colmenas”.

España “es el principal país apícola de la Unión Europea, con unas 26.000 explotaciones, y a pesar de la edad avanzada de los apicultores, la actividad está teniendo un repunte de apicultores jóvenes que han comenzado a dedicarse a la apicultura como contribución a la economía familiar y al autoconsumo, también aquí en La Palma, con la importancia además que esto supone para nuestro medio rural y natural, dado que las abejas son las responsables del 80% de la polinización de nuestra producción agroalimentaria”.

“Esa importancia para el medio rural”, subraya, “es la que lleva a Ader La Palma a continuar contribuyendo al desarrollo rural, ahora desde la gestión los próximos años de la Casa de La Miel de Tijarafe, motivo por el cual ha colaborado activamente con Abecan en la organización de las jornadas”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha