eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

AMP-Margallo dice que los cooperantes podrán volver a Tinduf si se aplican una serie de medidas y se limita su presencia

Justifica el secretismo con que se realizó la repatriación voluntaria a que existía un riesgo inminente de secuestro

- PUBLICIDAD -
AMP-Margallo dice que los cooperantes podrán volver a Tinduf si se aplican una serie de medidas y se limita su presencia

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha asegurado este jueves que los cooperantes españoles podrán regresar con una "seguridad aceptable" a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf una vez se apliquen una serie de medidas acordadas con las ONG y trasladadas al Frente Polisario y limitando su presencia a lo estrictamente necesario.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso a petición propia, el ministro ha explicado a los diputados los motivos que llevaron al Gobierno a la repatriación de una docena de cooperantes de los campamentos de refugiados a finales de julio y ha insistido en que existía un riesgo "inminente" de secuestro y por eso se llevó a cabo sin un anuncio previo.

Según Margallo, desde que esto ocurrió el Gobierno ha mantenido contactos con el Frente Polisario y con las autoridades argelinas "al más alto nivel" para mejorar la seguridad en los campamentos y las autoridades saharauis han adoptado algunas medidas concretas.

Además, el Polisario se ha mostrado "dispuesto" a aplicar una serie de medidas formuladas por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), de acuerdo con las ONG que trabajan en Tinduf, y "la próxima semana se les harán llegar otra serie de medidas más concretas".

"Si se aplican estas medidas, los cooperantes españoles podrían regresar a residir en los campamentos en condiciones de seguridad aceptables aunque limitando su número y estancia a lo mínimo indispensable según lo requiera la ejecución de cada programa", ha adelantado.

POSIBLES MEDIDAS

García-Margallo ha detallado que las medidas que está discutiendo la AECID y las ONG, a través de un experto en materia terrorista, son mejorar la comunicación y la información para la toma de decisiones en materia de seguridad, la mejora de las instalaciones físicas donde se alojan, reforzando su muro perimetral, instalando iluminación 24 horas y refuerzo de puertas y ventanas.

Asimismo, se propone que haya vigilancia las 24 horas y que los cooperantes estén comunicados por radio 24 horas y que no se desplacen a sitios donde no haya cobertura, y que lleven "escolta armada" en caso de que salgan de las zonas más seguras y se contrate de forma directa a los chóferes y guardias de seguridad que les acompañen.

En todo caso, ha subrayado que igual que la repatriación fue voluntaria, "los cooperantes pueden voluntarimente volver pero tienen que ser conscientes de que cualquier cosa que les ocurra es algo que vamos a tener que solventar entre todos con un enorme esfuerzo".

Exteriores, ha agregado, elabora una serie de recomendaciones de viaje para todos los países y "cuando estas advertencias de viaje no son seguidas en ésta o en otras partes del mundo solemos tener un disgusto que corresponde a este Ministerio administrar".

"RIESGO INMINENTE"

Por otra parte, el jefe de la diplomacia ha puesto especial énfasis en que no se informó de la repatriación hasta que los cooperantes "no estaban en el avión" porque se sabía del "riesgo inminente" de un secuestro y se quería evitar precisamente el que el "golpe" se produjera antes de la salida de Tinduf de los españoles.

Asimismo, ha dejado claro que la inestabilidad reinante en el norte de Malí, donde a los separatistas tuareg se suma la presencia de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y la presencia de otros dos grupos islamistas, el Movimiento para la Unidad y la Yihad en Africa Occidental (MUJAO) y Ansar Dine, ha supuesto que los campamentos de refugiados "han pasado de ser caladero fácil a ser uno de los únicos caladeros regionales" con presencia de cooperantes extranjeros, lo que convierte a los españoles en posible objetivo.

En el caso de los cooperantes de las agencias de la ONU y otros organismos internacionales que permanecieron en Tinduf todo este tiempo, García-Margallo ha destacado que "trabajan en condiciones completamente diferentes a las que trabajaban nuestros cooperantes" y no pernoctan, salvo muy contadas excepciones, en los campamentos.

"Las cosas se hicieron con diligencia, después de un análisis pormenorizado de la situación", ha asegurado ante las preguntas formuladas por varios de los portavoces del resto de grupos parlamentarios al respecto.

"Yo no me levanté en julio diciendo no tengo otra cosa que hacer vamos a ver si mandamos un avión militar a repatriar a nuestros cooperantes", ha asegurado. "Se hizo pensándolo, exponiéndolo al Consejo de Ministros, coordinándolo con el Ministerio de Defensa y haciéndolo de la forma más discreta, más sigilosa y más eficaz posible", ha remachado.

En otro orden de cosas, el titular de Exteriores ha recalcado que el Gobierno de Mariano Rajoy no ha cambiado su "posición de fondo" en cuanto al contencioso del Sáhara Occidental ni el carácter prioritario que da a la ayuda humanitaria al pueblo saharaui, del que España es el primer donante mundial.

El diputado socialista Juan Moscoso ha lamentado que la Ayuda Oficial al Desarrollo para el Africa Subsahariana se haya reducido un 25 por ciento, dada la importancia de esta región y puesto que, ha señalado, en el Sahel además de una "crisis política" se está produciendo también "una crisis humanitaria".

"TRISTEZAS PRESUPUESTARIAS"

Margallo ha calificado este hecho de "mis tristezas presupuestarias" y ha asegurado que "a mí me hubiera gustado tener el presupuesto que tuvieron los ministros de Exteriores" del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

"Tengo que hacer lo mismo o más con el 25 por ciento con lo cual será una reedición de los panes y los peces en el siglo XIX", ha bromeado. "Vivimos en unas restricciones presupuestarias que tendrá usted ocasión de comentar muy pronto cuando venga a explicar el presupuesto", ha dicho dirigiéndose a Moscoso, "y lo más que haremos probablemente será lamentarnos conjuntamente".

"Créame que quien más lo lamento soy yo, he llegado a ministro cuando he llegado, no son las mejores circunstancias pero como decía el otro 'sino no haber venido' (así que) eso es lo que me toca", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha