eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Absuelven al forense Frontela de falso testimonio en el caso del geriátrico de Reus

- PUBLICIDAD -

La Sección Segunda de la Audiencia de Tarragona ha absuelto al forense sevillano Luis Frontela de falso testimonio en el caso del geriátrico Catalunya Llar de Reus (Tarragona), donde se denunció en 1995 la muerte de 18 ancianos por malos tratos, han informado a Efe fuentes judiciales.

Frontela, que es catedrático de Medicina Legal y director del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Sevilla, estaba acusado de haber mentido intencionadamente durante el juicio celebrado en el año 2000 contra los propietarios y responsables del geriátrico Catalunya Llar de Reus.

Frontela emitió en su día un informe pericial, a petición del juez instructor, que defendió ante el juicio, y los cuatro acusados por aquel caso, tras su absolución, se querellaron contra Frontela, a quien le pedían dos años y medio de prisión, una multa de diez meses y diez años de inhabilitación para el ejercicio de la profesión.

Además, se reservaban acciones por la vía civil para reclamar indemnizaciones.

De los cuatro denunciantes, solo uno declaró durante el juicio, el médico Pere Gomis, y los otros tres -los dueños Josep Maria Mengual y Gloria Pané y la trabajadora social y encargada de la residencia, Amelia Castellnou- no comparecieron.

En la sentencia de la Sección Segunda, los magistrados critican al juez instructor por haber reconocido a los denunciantes como acusación particular, cuando únicamente podrían haber sido acusación popular, lo que exoneraría al tribunal de cualquier pronunciamiento sobre esta causa, pese a lo cual han emitido su dictamen.

Según la sentencia, Frontela actuó "con objetividad y cumplió de forma fiel su cometido pericial", pese a que los magistrados, tras escuchar a todas las partes, entienden que existen dos puntos de vista contrapuestos sobre los resultados analíticos.

En su opinión, el forense defendió una apreciación científica, "pero lo que no se le puede atribuir es que dicha posición tuviera cabida en el Código Penal, puesto que ni se ha constatado que faltare a la verdad de una forma maliciosa ni que tampoco hubiera procedido a alterar la verdad con reticencias, inexactitudes o silenciando hechos o datos relevantes que le fueran conocidos".

Los dos propietarios del geriátrico Catalunya Llar de Reus, el médico del centro y una trabajadora del mismo, que fueron absueltos del delito de homicidio de ancianos, habían presentado una denuncia por un presunto delito de falso testimonio contra el médico forense Luis Frontela.

Los querellantes fueron denunciados por dos trabajadoras del geriátrico por sedar a los ancianos que vivían en la residencia para que no molestaran, y la Audiencia de Tarragona los absolvió en diciembre del año 2000 de cuatro presuntos delitos de homicidio por los que el fiscal pedía inicialmente 222 años de cárcel.

El geriátrico Catalunya Llar de Reus empezó a funcionar en abril de 1993 y a finales de 1995 las empleadas del centro denunciaron, a través del sindicato CCOO, los supuestos malos tratos que recibían los ancianos, 18 de los cuales fallecieron en ocho meses.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha