eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Almagro propone una OEA "ágil, eficiente" y que integre a Cuba

- PUBLICIDAD -
Almagro propone una OEA "ágil, eficiente" y que integre a Cuba

Almagro propone una OEA "ágil, eficiente" y que integre a Cuba

El canciller de Uruguay, Luis Almagro, único candidato a ocupar la Secretaría General de la OEA, expuso hoy en Washington su plan para recuperar la "credibilidad" del organismo, hacerlo más "ágil y eficiente" y lograr que integre a Cuba, suspendida de la institución en 1962.

Almagro, que aspira sin rivales a reemplazar al chileno José Miguel Insulza al frente de la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones del próximo 18 de marzo, expuso sus prioridades en un discurso ante el Consejo Permanente del organismo.

"Juntos podemos darle a la OEA una credibilidad que hoy todos reclaman", defendió el canciller de Uruguay.

El único candidato -tras la retirada en los últimos meses de los aspirantes guatemalteco y peruano- cuenta ya con el respaldo expreso de, al menos, 18 países del continente para ocupar el cargo de secretario general, lo que parece augurarle una recta final sin grandes trabas.

No obstante, Almagro puso hoy un límite claro a sus ambiciones en la OEA al anunciar que, en caso de ser elegido, renuncia a buscar la reelección para un segundo mandato en 2020.

"Creemos que para la organización es saludable que se renueve cada cinco años, que tenga unas nuevas perspectivas y unas nuevas dinámicas de trabajo", señaló.

La elección como secretario general de la OEA concede un mandato inicial de cinco años, con la posibilidad de una única reelección, a la que han aspirado la mayoría de los titulares de la organización.

Apoyado en el "contexto favorable" que ha generado en la región el acercamiento diplomático entre EEUU y Cuba, Almagro prometió buscar una forma viable y consensuada que permita el "reingreso efectivo" de la isla en la OEA.

Aunque la OEA anuló en 2009 la suspensión de Cuba, que estaba en vigor desde 1962, el Gobierno cubano no ha hecho los trámites para reincorporarse a la organización y ha dicho en varias ocasiones que no tiene intención de hacerlo.

El candidato uruguayo propuso también crear "instancias de coordinación periódicas" entre la Secretaría General de la OEA y las secretarías "pro témpore" de otros organismos regionales, como la Celac, la Unasur, el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) o la Comunidad del Caribe (Caricom).

"(Quiero) que la OEA vuelva a ser el foro político de la región. No tiene por qué ser el que fue durante la Guerra Fría, tampoco el decimonónico de sus primeros años. Tiene que adaptarse a sus nuevas realidades, que le dicen que tiene que coordinarse con nuevas voces que a veces pueden actuar mas rápido que la OEA", dijo Almagro.

Consideró que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) "es la voz de los países de América Latina y el Caribe; eso es insoslayable, es insustituible, es algo que no puede ser reemplazado en este foro".

No obstante, la OEA "tiene el mejor y más fuerte entramado jurídico" y ofrece la "posibilidad de diálogo con la primera potencia del mundo", Estados Unidos, que no pertenece a los otros foros.

En ese sentido, el canciller apostó por "una nueva OEA, la del siglo XXI, ágil, eficiente, al servicio de todos los países".

Para ello, consideró necesario ajustar el maltrecho presupuesto de la organización a las áreas prioritarias, para lo que prometió formar "una comisión internacional de expertos" que asesore a la OEA para "alinear" los fondos con los "objetivos estratégicos".

Además, se comprometió a lanzar una "iniciativa regional para fortalecer la seguridad ciudadana en el continente", con el fin de abordar las causas de raíz de los homicidios y la violencia, y a publicar un informe anual sobre el tema.

También planteó crear "un fondo de contingencia para desastres naturales, con especial énfasis en Centroamérica y el Caribe", y un "sistema interamericano de prevención de conflictos sociales".

El discurso de Almagro estuvo seguido por un largo debate con los embajadores de los Estados miembros, que en su mayoría valoraron sus propuestas y le expresaron su respaldo con más o menos matices.

EEUU, que al igual que Canadá no ha expresado, de momento, su respaldo a Almagro, pidió al candidato dejar claro qué papel desempeñará ante situaciones de "declive de la democracia" en el continente, como las que se están dando en "varios países", en palabras del representante interino estadounidense, Michael J. Fitzpatrick.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha