eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Artur Mas asume el reto de crear estructuras de Estado y afirma que "no es fácil pero sí posible"

- PUBLICIDAD -
Artur Mas asume el reto de crear estructuras de Estado y afirma que "no es fácil pero sí posible"

Artur Mas asume el reto de crear estructuras de Estado y afirma que "no es fácil pero sí posible"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha hecho hoy suyo el "clamor" independentista expresado en la manifestación de ayer en Barcelona y se ha comprometido a construir "estructuras de Estado" para Cataluña, consciente de que "nada será fácil" pero también convencido de que "todo es posible".

A la mañana siguiente de la multitudinaria marcha con motivo de la Diada del 11 de septiembre, Mas ha comparecido ante los medios en la galería gótica del Palau de la Generalitat, donde de inicio no ha mencionado ni una sola vez el objetivo del pacto fiscal y ha puesto el énfasis en el camino hacia la "plenitud nacional" de Cataluña.

"El clamor de ayer fue muy claro y a la vez muy normal: una nación con una lengua y cultura propia y que, para seguir siendo ella misma y para progresar, pide simplemente tener un Estado, un instrumento para seguir siendo en el futuro lo que ha sido en el pasado", ha proclamado Mas, que ha prometido que actuará "en consecuencia" con lo vivido ayer.

Mas, que mañana viajará a Madrid para participar en un coloquio, ha empezado su intervención celebrando "muchísimo el enorme éxito de la movilización de ayer", una repercusión que "no se puede discutir ni minimizar", y se ha mostrado "orgulloso" por las "ejemplares muestras de civismo que en todo momento presidieron" la marcha.

Cataluña, según Mas, "ofreció ayer al mundo y a Europa su mejor imagen" y transmitió "un mensaje muy potente e inequívoco de anhelo de libertad y de querer ser un pueblo normal entre los países y las naciones del mundo".

Mas ha emplazado a las instancias políticas españolas a ver precisamente estas reclamaciones catalanas desde la "normalidad" y sin "dramatismo", sin caer en "reacciones airadas o histéricas".

Tratando de encontrar una explicación al crecimiento del independentismo, Mas ha recordado que Cataluña llevaba 30 años "volcando una parte muy importante de sus energías en ayudar a España a ser un buen país, con la esperanza de que estas energías acabarían configurando un Estado más amable y respetuoso con las aspiraciones catalanas".

Episodios como el de los recortes al Estatut, según Mas, han llevado a muchos catalanes a convencerse de que su identidad y sus aspiraciones no podrán encontrar ya un "encaje" dentro del Estado.

No se trata -ha recalcado- de "acelerar" apresuradamente las cosas, sino de seguir acompañando la "transición nacional catalana" en marcha: "El camino está trazado, ahora hay que seguirlo".

"A este nuevo camino hemos de destinar las principales energías", ha asegurado Mas, que ha remarcado que en los tiempos que vienen es necesario que "el pueblo y las instituciones vayan cogidos de la mano", porque el proceso estará "cargado de obstáculos".

Frente a quienes puedan exigirle con impaciencia que impulse cuanto antes un proceso de secesión, ha advertido de que construir estructuras de Estado "no se hace de la noche a la mañana", sino que "esto tiene su ritmo, su cadencia".

"Cataluña no dispone de la mayoría de estructuras de un Estado normal, las hemos de ir construyendo", ha argumentado el presidente catalán, persuadido de que "todo es posible si hay voluntad, grandes mayorías y gran capacidad de resistir".

Con un lenguaje en ocasiones críptico sobre los próximos pasos que prevé dar, reconociendo que "hay preguntas que en este momento no tienen respuesta", Mas ha subrayado que lo de ayer fue "un paso muy decisivo" hacia la "plenitud nacional". "No estamos muy lejos de Ítaca", ha sentenciado, en una metafórica referencia mitológica.

De entrada, su primer paso será negociar con el Gobierno central la propuesta de pacto fiscal aprobada por el Parlament; pero incluso obteniendo la "soberanía fiscal" de Cataluña, según Mas, "no se puede detener un proceso como este, sólo se puede amortiguar".

La hacienda propia catalana será, ha remarcado, una más de las "estructuras de Estado elementales" de las que se dotará Cataluña, en un proceso que, ha insistido, estará plagado de dificultades, ya que "no hay ni un solo precedente de una nación como la catalana que inicia un proceso de soberanía dentro de la Unión Europea", ha apuntado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha