eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

CE pronostica un crecimiento algo "más brillante", pero insiste en reformas

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) pronosticó hoy un crecimiento económico para el conjunto de la Unión Europea (UE) y para los diecinueve países que comparten el euro "algo más brillante" que el estimado en noviembre, pero alertó de riesgos e insistió en que las reformas siguen siendo necesarias.

"Por primera vez desde 2007 esperamos que el producto interior bruto (PIB) de todos los países de la Unión crezca este año", dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en conferencia de prensa al presentar esos pronósticos para 2015 y 2016.

Los economistas de la CE revisaron al alza el crecimiento económico de la zona euro que será del 1,3 % para este año y del 1,9 % para 2016, mientras que para el conjunto de la Unión ese aumento será del 1,7 y del 2,1 %, respectivamente.

El último año, según los datos de Bruselas, se cerró con un crecimiento del PIB del 0,8 % en la eurozona y del 1,3 % en la UE.

El repunte económico para los próximos dos años se prevé sobre la base de un aumento de la demanda a nivel nacional e internacional, así como de una política monetaria más ajustada y de una posición fiscal más neutra.

Ese pronóstico más optimista se ha visto favorecido por el descenso más rápido de lo esperado de los precios del petróleo, así como por las medidas de expansión cuantitativa (compras masivas o ilimitadas de bonos) adoptadas por el Banco Central Europeo (BCE) y el plan de inversiones estratégicas por 315.000 millones de euros ya anunciado.

Sin embargo, la CE que dirige el presidente Jean-Claude Juncker ha preferido no echar campanas al vuelo y ha subrayado que "las perspectivas de crecimiento en toda Europa se ven limitadas por las débiles inversiones y el alto desempleo".

Moscovici, por su parte, admitió que, aunque las perspectivas "sean un poco más brillantes" que las de hace unos meses, "queda mucho aún por hacer hasta proporcionar trabajo a millones de europeos", un indicador que sigue preocupando y que, según Bruselas, será este año del 9,8 % en los Veintiocho y del 11,2% en la zona euro, aunque con grandes disparidades.

"Europa está en un punto crítico. Se han puesto en práctica las condiciones económicas adecuadas para que haya crecimiento sostenido y creación de empleos", admitió por su parte el vicepresidente comunitario para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis.

Agregó que "ahora hay que dar un paso más en las reformas para reforzar el crecimiento y asegurarnos de que eso se traduce en dinero en los bolsillos de los ciudadanos".

Ese crecimiento generalizado entre los Veintiocho será dispar e irá desde el 3,5 % en Irlanda a un débil 0,2 % en Croacia.

De las grandes economías europeas, Alemania, según las estimaciones de Bruselas, crecerá el 1,5 % este año y el 2 % el siguiente, una progresión "gradual, con el apoyo de un mercado laboral fuerte y unas condiciones de financiación favorables que impulsan la demanda interna y mejora la externa".

Francia crecerá este año el 1 % y el 1,8 % el siguiente, y situará su déficit en el 4,1 % de su PIB en este ejercicio, aún lejos del 3 % que le marcaron a París sus socios, aunque en línea con las proyecciones del Gobierno galo.

Italia, por su parte, aumentará su riqueza este año el 0,6 % del PIB y el 1,3 % en 2016; Reino Unido lo hará el 2,6 y el 2,4 %; España, el 2,3 y el 2,5 %; Grecia, el 2,5 % y el 3,6 %, y Portugal, el 1,6 y el 1,7 %, entre otras economías.

La CE ha señalado también que las economías de Estados Unidos y Japón, dos de los grandes competidores de los europeos, crecerán respectivamente el 3,5 y el 1,3 % en 2015 y el 3,2 y el 1,3 % en 2016.

Moscovici apuntó que los déficits públicos siguen también la línea de descenso y destacó los progresos significativos hechos desde 2013, cuando eran siete los socios europeos con ese indicador por encima del 3 % fijado en el Plan de Crecimiento y Estabilidad, mientras este año solo España, Francia y Portugal superarán ese límite.

Bruselas espera que en el conjunto de la Unión la media del déficit baje hasta el 2,6 % en 2015 y al 2,2 % en 2016, mientras que para la zona euro serán el 3 % y en el 2,2 %, respectivamente.

En cuanto a la inflación, la CE señala que se espera que se mantenga en niveles bajos en 2015, aunque irá aumentando progresivamente a lo largo del año hasta terminar en el 0,2 % y llegar al 1,4 % en 2016 para el conjunto de la UE.

Ese indicador, sin embargo, se sitúa en el terreno negativo para la zona euro este año, con una estimación del -0,1 %, y un repunte al 1,3 % en 2016.

Moscovici, sin embargo, rehusó hablar de deflación con esa cifra negativa, aunque alertó de que un prolongado periodo de "inflación muy baja o negativa podría perjudicar la inversión y los esfuerzos de reducción de la deuda, atrapando la economía en un crecimiento porcentual bajo".

"Todavía no hablamos de deflación. Sabemos que hay un riesgo que tenemos que prevenir mejor que curar", agregó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha