eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Colección Masaveu se muestra como un "mini Prado" inédito

- PUBLICIDAD -
La Colección Masaveu se muestra como un "mini Prado" inédito

La Colección Masaveu se muestra como un "mini Prado" inédito

Obras nunca vistas de pintores muy famosos, como Zurbarán, Murillo y El Greco, y otros más conocidos por los especialistas, como el alemán Matthis Gerung, han viajado desde Oviedo a Madrid para exponerse en una suerte de "mini Prado", que sirve como una "lección de historia de arte acelerada y cómoda".

En la exposición "Colección Masaveu: del Románico a la Ilustración. Imagen y Materia", presentada hoy en el CentroCentro Cibeles del Ayuntamiento de Madrid, se han seleccionado 63 piezas de los siglos XII al XIX de entre las más de 1.500 que componen una de las colecciones privadas más importantes de España, la de la familia Masaveu, radicada en la capital asturiana.

"Es como una lección de historia del arte un poco acelerada y cómoda, para pasearla, que repasa desde el arte medieval al barroco, con piezas de calidad para introducirse en el Gótico internacional o el Arte Hispanoflamenco", ha explicado a Efe el comisario de la muestra, Ángel Aterido.

La primera de las tres partes en las que está dividida la exposición, titulada "De madera y oro", se abre paradójicamente con un "Descendimiento" de marfil, anónimo leonés del siglo XII, "una de las piezas más importantes de arte decorativo que hay en España en manos privadas", ha explicado el comisario.

Una pieza que "se habla" con otros calvarios de madera policromada de anónimos maestros medievales o retablos y óleos sobre tabla del XV, obras dominadas por el tono religioso, pero que poco a poco se abren "a la calidad artística, pictórica y material", ha añadido Aterido.

"Entre el Gótico y el Renacimiento", título que engloba el segundo conjunto de obras, incluye dos de las piezas más destacadas de la exposición, "El campamento de Holofernes" (1538), de Matthis Gerung, "un artista muy importante del Renacimiento alemán y desconocido en España".

Y también "El Expolio de Cristo", que El Greco hizo como preparación para un cuadro de mayor envergadura, el cual se exhibe a unos centenares de metros, en el Museo de Prado.

También se pueden ver obras como el "Tríptico del Descendimiento" (1520), del pintor flamenco Joos van Cleve el Viejo, o una "Santa María Magdalena", de El Greco.

Estos momentos entre el arte gótico y el renacentista, cuando desaparecen elementos como el oro "y comienza a surgir la perspectiva", anteceden a "El triunfo del lienzo", grupo de obras del Barroco que cierra una muestra que el director del CentroCentro Cibeles de Cultura y Ciudadanía ha calificado de "un mini Prado".

En este tercer grupo de obras, donde puede verse una casi inédita "Virgen con el Niño" (1660-1665) de Bartolomé Murillo, junto a otras de Vicente Carducho, Francisco de Zurbarán o Juan de Arellano, se aprecia ya el cambio de materiales que anticipa "posibilidades y calidades nuevas", ha señalado Aterido; por ejemplo, la desaparición del esmalte y la llegada de una nueva "grafía pictórica".

La pintura barroca andaluza se entrelaza con la cortesana y con ricas tallas levantinas, como la curiosa "Virgen en una barca (Dormición)", anónimo del XVIII.

Destaca en el tramo final de la muestra la serie de "Los cinco sentidos" del taller de Juan de Arellano, "muy significativa del uso de la religión para explicar las sensaciones", ha apuntado el comisario de la muestra.

Son piezas artísticas que pueden hablarse de "tú a tú" con las que se muestran en grandes museos, del Metropolitan de Nueva York a la Galería degli Ufizzi de Florencia, ha afirmado Juan Aterido, que ha comisariado la reciente muestra del Prado "Juan Fernández el Labrador. Naturalezas muertas".

Además, la preparación de la exposición ha llevado a cambios de atribución como el del monumental "Liberación de San Pedro", atribuida hasta ahora a Zurbarán y recatalogada en favor de Bartolomeo Cavarozzi (Viterbo, ca. 1590-Roma, 1625).

La muestra, que se inaugura al público en el madrileño Palacio de Cibeles este viernes y estará abierta hasta el próximo 25 de mayo, se sitúa en la línea de "contribuir a la conservación y difusión del patrimonio" de la Colección Masaveu, ha explicado hoy Álvaro Sánchez, secretario del Patronato de la Fundación Mª Cristina Masaveu Paterson.

Esta fundación, que organiza la exposición junto al Ayuntamiento de Madrid, custodia el legado artístico de una saga empresarial y financiera que inició en Oviedo a mediados del siglo XIX Pedro Masaveu Rovira.

Por Manuel Carretero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha