eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Fiscalía alemana intenta aclarar la conducta del copiloto de Germanwings

- PUBLICIDAD -
Merkel promete investigar una tragedia que ha cobrado una "dimensión inimaginable"

Merkel promete investigar una tragedia que ha cobrado una "dimensión inimaginable"

La Fiscalía de Düsseldorf (oeste de Alemania) informó hoy de que se están realizando diversos registros en relación con la catástrofe aérea en los Alpes franceses para reunir "documentos personales" del copiloto que ayuden a esclarecer los motivos que le llevaron presuntamente a estrellar el avión.

En un comunicado, la Fiscalía precisa que el análisis de las posibles pruebas llevará "algún tiempo" y que informará sin demora a los familiares de las víctimas y a la opinión pública de cualquier novedad esencial en la investigación.

Los registros, que llevan a cabo por orden judicial fuerzas de la policía de Düsseldorf, han sido acordados con las autoridades francesas competentes en base a los primeros resultados dados a conocer hoy públicamente por la Fiscalía de Marsella, agrega el texto.

La Fiscalía de Düsseldorf precisa que ha asumido la instrucción en todo el país, dado que una parte importante de las víctimas de nacionalidad alemana residían en Renania del Norte-Westfalia, estado federado del que esa ciudad es la capital.

El objetivo de la investigación es esclarecer las circunstancias de la muerte de los 144 pasajeros y 6 tripulantes del vuelo de Germanwings que cubría la ruta Barcelona-Düsseldorf, agrega.

En ese contexto, agentes de la policía han registrado la casa que tenía el copiloto, Andreas Lubitz, en Düsseldorf, así como la vivienda de sus padres en la localidad de Montabaur, en el vecino estado federado de Renania-Palatinado, según informa la prensa local.

Los agentes buscan pruebas que permitan esclarecer los motivos que pudieron llevar al joven copiloto a estrellar el aparato o posibles indicios que apunten a problemas psíquicos.

Fuentes del gobierno municipal de la ciudad explicaron que el copiloto, del que han señalado que tiene 27 años y no 28 como se informó anteriormente, había superado las pruebas de seguridad rutinarias que realizan las autoridades de control aéreo de Renania del Norte-Westfalia a los trabajadores de las aerolíneas con base en ese estado y de los aeropuertos de la región.

El copiloto pasó las pruebas de seguridad por vez primera en 2008 y por segunda vez en 2010, y en enero se certificó de nuevo que no estaba implicado en asuntos penales o vinculado con extremismos.

El joven tenía una experiencia de 630 horas de vuelo y había comenzado a trabajar en Germanwings en septiembre de 2013.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha