eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Fuerzas iraquíes liberan un barrio de Faluya e irrumpen en el último reducto del EI

- PUBLICIDAD -
Fuerzas iraquíes liberan un barrio de Faluya e irrumpen en el último reducto del EI

Fuerzas iraquíes liberan un barrio de Faluya e irrumpen en el último reducto del EI

Las fuerzas iraquíes recuperaron hoy por completo el control del barrio de Al Mualemin en la ciudad de Faluya e irrumpieron en el de Al Golán, último reducto de los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

La Comandancia Conjunta iraquí informó en un comunicado de que sus tropas mataron a varios terroristas y provocaron daños en sus equipos militares en Al Mualemin, en el norte de Faluya.

En ese barrio, la Policía encontró un taller para la fabricación de misiles y obuses y destruyó un camión bomba.

Entretanto, en las operaciones contra Al Golán, la Policía contó con el apoyo de la aviación y la artillería del Ejército iraquí, según el general Shaker Yaudad.

Este comandante de la Policía federal indicó, en un comunicado, que sus efectivos irrumpieron en Al Golán desde seis puntos y "limpiaron amplias zonas".

En este barrio, las fuerzas de seguridad mataron al comandante del EI en la zona Abu Obeida al Ansari.

A finales de mayo pasado, el Ejército iraquí comenzó una ofensiva para arrebatar a los yihadistas Faluya, situada a 50 kilómetros al oeste de Bagdad y principal bastión del EI en Irak después de Mosul.

Las tropas lograron liberar el 17 de junio el edificio de la administración local, pero todavía quedaban por eliminar focos de yihadistas en las zonas septentrionales de la urbe.

Esta semana el general Abdelwahab al Saidi, comandante de la Operación de Liberación de Faluya, aseguró que el 85 por ciento de la ciudad está bajo el control de las fuerzas iraquíes

Estas operaciones militares han empujado a decenas de miles de personas a huir de Faluya hacia lugares más seguros.

Según el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC, en sus siglas en inglés), unas 62.000 personas se han instalado en los campamentos de desplazados, en su mayoría ancianos, mujeres y niños.

Decenas de familias no cuentan todavía con tiendas u otro tipo de refugio y sufren a la intemperie las tormentas de arena diarias, mientras que unas 600 personas se alojan en las dos mezquitas de la zona.

Los médicos denuncian que la situación es desesperada y que el deterioro de las condiciones y el hacinamiento están provocando casos de deshidratación y diarrea, denunció hoy en una nota el NRC.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha