eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Garci: Landa decía que era un "todoterreno", pero con un motor Rolls Royce

- PUBLICIDAD -
Garci: Landa decía que era un "todoterreno", pero con un motor Rolls Royce

Garci: Landa decía que era un "todoterreno", pero con un motor Rolls Royce

El director de cine José Luis Garci, amigo de Alfredo Landa desde hace cuarenta años -"hicimos siete películas juntos, pero eso no era lo que nos unía", ha dicho hoy tras acudir a su sepelio-, ha recordado que el actor se definía a sí mismo como un "todoterreno", a lo que él le añade: "pero con motor Rolls Royce".

"No me siento cómodo aquí, haciendo entrevistas", ha declarado el realizador, que definía su relación con el actor fallecido ayer en Madrid como "otra cosa; éramos familia, por así decirlo", ha dicho.

"Aunque no hubiera hecho cine con Alfredo, o el no hubiera sido actor y yo director, hubiéramos seguido siendo amigos; vivíamos muy cerca y compartíamos muchas cosas que nos gustaban: el fútbol, el boxeo, los libros, las charlas, los martinis, las copas...", recordaba el director, con el que Landa rodó hasta siete películas, entre ellas, la primera en la que el cómico cambió de registro: "El crack" (1981).

Garci guarda muy buenos recuerdos de ese rodaje, que se hizo en Nueva York, a donde volvieron después juntos los dos amigos.

"Hoy estamos todos sobrecogidos y tristes porque Alfredo tenía mucha vitalidad y mucha energía; esto ha sido un poco largo, creo que los problemas empezaron cuando rodábamos 'Ninet y un señor de Murcia', que hubo que sustituirle, pero remontó y siguió haciendo cine. Al final, no ha podido".

Y ha añadido: "Era un actor colosal, desde el principio. Había hecho teatro y doblaje, donde aprendió a dominar los matices. Estaba dotado para la comedia, para el drama, la tragicomedia, el melodrama, podía hacer cualquier tipo de cine, lo mismo Chejov que Tennesse Williams".

"Él decía que era un todo terreno, pero en cualquier caso, yo creo que lo era, pero con un motor de Rolls Royce", remata el ganador de un Óscar con "Volver a empezar", en 1982, y otras tres veces nominado.

Al recordar la época en la que Landa y Garci se distanciaron, a cuenta del desplante al director en la ceremonia de los Premios Goya donde el actor recibía el Premio Honorífico a toda su carrera, y Landa aseguró que prefería "estar loco" a recibir el galardón de manos de Garci, ha señalado: "Cómo no vas a tener en cuarenta años peleas y roces".

"Eso es lo que se supo, pero hubo muchas; en los rodajes Alfredo y yo hemos discutido muchísimas veces, y esa vez que dices tu -responde a Efe- no fue nada, comparado con la de 'Sesión continua', porque él y (José) Sacristán, que también es otro íntimo amigo mío y está hecho polvo (con la muerte de Landa), se liaron a discutir quién se ponía primero".

"Pero eso no tenía que ver con la amistad, era parte del trabajo, nunca hemos tenido una ruptura, lo que teníamos era discusiones, porque además él tenía un carácter muy fuerte, muy enérgico, y yo también lo tenía -afirma Garci-, y en los rodajes, bueno (...) pero luego decíamos, a las diez te espero en casa".

Y allí, recuerda, "nos poníamos con aquellos martinis que él hacía como nadie y que eran exactamente como los describe Manuel Alcántara: cuchillos disueltos".

Garci no se separó esta mañana de los hijos de Landa, que en la más estricta intimidad, acompañaron el féretro de su padre, cuyos restos mortales fueron incinerados en el cementerio de Santa Ana de la localidad madrileña de Colmenar Viejo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha