eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Saénz de Santamaría asegura que las pensiones "se ajustarán a la subida de la vida"

La vicepresidenta dice también que el Gobierno quiere conocer cuánta deuda pública puede comprar el Banco Central Europeo antes de decidir si solicita el rescate.

- PUBLICIDAD -
Sáenz de Santamaría afirma que las pensiones "se ajustarán a la subida de la vida"

La vicepresidenta del Gobierno. EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado hoy que las pensiones "se ajustarán a la subida de la vida" y ha insistido en que esta partida de los Presupuestos es "lo último que se debe tocar".

En declaraciones a la Cadena SER, la vicepresidenta ha recordado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sido "muy claro desde el primer momento" respecto a este asunto, y que la primera decisión que adoptó el Ejecutivo fue actualizar las pensiones, "un esfuerzo importante en un momento de dificultad económica".

Respecto a los Presupuestos de 2013 que el Ejecutivo aprobará el próximo jueves, Sáenz de Santamaría ha adelantado que "volverán a ser austeros". "Volveremos a hacer números para hacer más con menos", ha añadido.

Soraya Saénz de Santamaría ha afirmado también que el Gobierno necesita conocer el importe de la deuda pública que pretende adquirir el Banco Central Europeo (BCE) antes de decidir si solicita el rescate. La vicepresidenta ha reconocido que se trata de una "decisión difícil" en la que hay que analizar "todos los elementos de juicio", entre ellos "conocer hasta dónde va a intervenir el BCE en el mercado secundario".

Saenz de Santamaría se refería al programa que anunció el presidente del BCE, Mario Draghi, el pasado 6 de septiembre, para ayudar a los países que, como España o Italia, están inmersos en programa de ajuste macroeconómico, y puedan necesitar ayuda para financiarse en los mercados.

El programa consiste en un plan de compra "ilimitada" de deuda publica por parte del BCE en el mercado secundario, aunque tiene que ser el propio país el que pida acogerse a una línea de crédito preventiva del fondo de rescate para que se active el plan.

La vicepresidenta insistió en la entrevista en la complejidad de esta decisión, especialmente porque debe analizar las implicaciones y condiciones que se exigirán a España si se acoge a esta medida.

El Gobierno español también tenía la opción de pedir a Bruselas que se utilice el dinero remanente de la ayuda a la banca de 100.000 millones para comprar deuda, aunque el ministro de Economía, Luis de Guindos, rechazó el sábado esta posibilidad.


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha