eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Guardia Civil busca en España a cinco capos de la Camorra

- PUBLICIDAD -
La Guardia Civil busca en España a cinco capos de la Camorra

La Guardia Civil busca en España a cinco capos de la Camorra

La Guardia Civil busca en España a cinco capos de la Camorra, entre ellos al lugarteniente de Giuseppe Polverino, ya entre rejas y máximo dirigente de uno de los clanes de esta mafia napolitana, contra la que el instituto armado lleva años luchando con el resultado de 217 arrestados desde 2008.

Tras la detención en marzo de 2012 en Jerez de la Frontera (Cádiz) de Giuseppe Polverino, conocido como O Barone y jefe de una de las organizaciones más poderosas de la Camorra napolitana, el Equipo de Huidos de la Justicia de la Guardia Civil centra ahora su búsqueda en Giuseppe Simioli.

Fuentes de este grupo del instituto armado han explicado a Efe que Simioli es ahora la cabeza visible del clan Polverino, aunque O Barone sigue dirigiendo a la organización delictiva desde la prisión.

Simioli, dicen las fuentes, puede estar tanto aquí como en Italia, donde también es buscado por las fuerzas de seguridad de ese país, en especial por los Carabinieri, con quienes la Guardia Civil trabaja codo con codo en la persecución de la Camorra.

Otro de los capos buscados por la Guardia Civil es Raffaele Vallefuoco. Precisamente este hombre fue arrestado junto con O Barone en Jerez, era el lugarteniente de éste y jefe de la célula o paranzza en Almería.

Por un problema judicial, Vallefouco quedó en libertad y ahora pesa sobre él una orden europea de detención, recuerdan las fuentes.

Huido también está Giuseppe Ruggiero. Los investigadores creen que puede estar en España, país al que viajaba constantemente para traer dinero desde Italia por carretera.

Cuando los agentes italianos fueron a detenerle en Nápoles, saltó por una ventana y logró fugarse.

Tanto estos tres como Carlo Nappi y Carlo Morrone, también del clan Polverino, están siendo buscados por la Guardia Civil porque todos ellos han tenido contactos en España, donde pueden estar residiendo con documentación falsa, como todos los italianos de la Camorra que han sido arrestados en nuestro país.

No solo el clan Polverino ha sufrido los golpes policiales del Equipo de huidos de la Justicia. La "alianza" de la Guardia Civil y los Carabinieri ha permitido desde 2008 poner las esposas a 217 miembros de diferentes clanes, tanto en España como en Italia en virtud de esa colaboración investigadora.

Clanes como Nino, Mariano, Giuliano, Mazzarela, Calzone, Novoleta-Polverino, Di Gioia, Ferrara-Cacciapuoti y el propio Polverino son algunos de los que han sufrido esa persecución policial en ambos países y de los que forman parte los 217 arrestados por los dos cuerpos desde 2008, 136 de ellos en territorio italiano y 81 en español.

La Guardia Civil ha asestado importantes golpes a estas mafias en diferentes fases, hasta ocho, la operación Laurel. En una de ellas se logró detener en Estepona (Málaga) a Fabio Allegro, principal responsable de la infraestructura del clan Polverino en la Costa del Sol.

Gracias a esa operación se bloqueó un paquete de acciones por un valor superior a los 7 millones de euros vinculados a las actividades de blanqueo de capitales procedente del tráfico de drogas de esa organización delictiva.

La última fase de la operación, la Laurel VIII, tuvo lugar el pasado mes de junio, cuando fueron detenidas en España 37 personas y otras 70 en Italia. Todas ellas miembros del clan Polverino, que llevaban "trabajando" en España desde 2006 con envíos de hachís que le reportaba a este grupo unos beneficios anuales de entre 50 y 60 millones de euros.

Subrayan los investigadores de la Guardia Civil que a España llegan dos tipos de huidos de las mafias italianas: los que abandonan Italia "perseguidos" por una sentencia y se establecen en nuestro país de forma discreta para pasar desapercibidos, y aquellos que llegan para ser enlaces de su clan en España.

Y en esa labor de enlaces, los mafiosos establecen en España los contactos necesarios con narcos marroquíes y colombianos para suministrar a sus clanes de cocaína y hachís.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha