eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Margallo comienza su agenda de trabajo en Cuba, con reuniones con el vicepresidente y el ministro de Comercio

Busca favorecer a la empresa española y apoyar la negociación con la UE para concluir un acuerdo de diálogo político y cooperación

- PUBLICIDAD -

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, inicia hoy su agenda de trabajo en Cuba, y se reunirá este mismo lunes con el vicepresidente del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas, y el de Comercio e Inversión Exterior, Rodrigo Malmierca.

Margallo, que llegó a La Habana este domingo procedente de Colombia, tiene tambien hoy un desayuno con empresarios españoles y pronunciará una conferencia en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales.

En cambio, en su agenda no figura encuentro alguno con la oposición democrática al régimen castrista. Desde su departamento, pero también desde el PP, precisan que el ministro y su equipo sí se han entrevistado en Madrid con representantes de la oposición democrática al régimen castrista, como fue el caso de la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, en una de sus visitas a España.

El secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, también se ha visto con diversas figuras de la oposición cubana. Y es que desde que los opositores, como el resto de ciudadanos cubanos, pueden viajar al extranjero desde el año 2013, el Gobierno español siempre les ha recibido cuando lo han solicitado.

"Yo no iría nunca a Cuba si no puedo ver al Gobierno y a la oposición", dijo García-Margallo en una comparecencia en el Senado al poco de asumir la cartera de Exteriores.

Pero desde entonces han pasado muchas cosas, entre ellas el inicio de conversaciones entre Cuba y la UE para concluir un acuerdo de diálogo político y cooperación. Para el PP, el "cambio fundamental" reside en que, en el marco de estas conversaciones, Cuba tendrá que aceptar la inclusión de unas cláusulas democráticas si quiere suscribir el acuerdo. Y el viaje de Margallo puede "ayudar" a esa negociación, confía a Europa Press el diputado Teófilo de Luis.

Mientras ese acuerdo no se concrete, la Posición Común que impulsó Aznar en 1996 y que condiciona la colaboración europea con la isla a que haya avances en materia de democracia y Derechos Humanos sigue vigente.

Desde el inicio de las conversaciones entre la UE y Cuba, son varios los ministros europeos de Exteriores que han desembarcado en la isla, como ha sido el caso de los jefes de la diplomacia holandesa, noruega y francesa, además del vicepresidente portugués Paulo Portas o el secretario de Estado británico Hugo Swire.

¿RAÚL CASTRO EN LA CUMBRE IBEROAMERICANA?

Pero la visita de García-Margallo viene justificada también por la colaboración que España percibe en el Gobierno de Raúl Castro en el marco de la Comunidad Iberoamericana de Naciones. De hecho, en círculos diplomáticos se apunta la posibilidad de que Raúl Castro asista por vez primera a la Cumbre Iberoamericana, cuya próxima cita será en Veracruz los próximos 8 y 9 de diciembre.

Además, existen expectativas de acercamiento entre Cuba, EEUU y los países de la órbita de Washington tras la invitación a Cuba para que participe en la próxima Cumbre de las Américas en la primavera de 2015, apuntan las fuentes diplomáticas consultadas por Europa Press.

"La situación ha cambiado y cuando las circunstancias cambian es obvio que hay que cambiar las relaciones", explicó el ministro en una entrevista en Onda Cero la semana pasada.

En su opinión, desde el punto de vista internacional la situación de la isla "ha cambiado de manera dramática". En 1996, cuando la UE aprobó la Posición Común, Cuba "estaba aislada", mientras que hoy tiene un "papel fundamental" no sólo en la alianza bolivariana ALBA, también en la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y ha presidido la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), el organismo regional con el que se relaciona la UE, argumenta García-Margallo.

El jefe de la diplomacia ve también un "componente humano" en su viaje, pues en virtud de la ley de Memoria Histórica se han multiplicado por 10 el número de españoles en la isla, que en la actualidad ascienden a 118.000, 80.000 de los cuales obtuvieron la nacionalidad gracias a la citada norma.

El departamento que dirige José Manuel García-Margallo estima que, si los 100.000 hijos de estos nuevos españoles también optan por pedir la nacionalidad española, en unos años la colonia española en la isla podría ascender a 400.000 personas y Cuba se convertiría en el segundo país latinoamericano con mayor número españoles, sólo por detrás de Argentina, han informado a Europa Press fuentes diplomáticas.

Por eso, se espera que García-Margallo plantee a sus interlocutores cubanos la necesidad de contar con un Consulado de España en La Habana lo suficientemente amplio como para atender a estos ciudadanos.

El ministro también adelantó en su entrevista radiofónica que su visita a la isla tiene "enorme importancia" desde el punto de vista comercial y de inversiones. España es el tercer socio comercial de Cuba y en 2013 batió un nuevo record en sus exportaciones, que alcanzaron los 798 millones de euros, con un saldo de la balanza comercial claramente favorable a nuestro país.

Con su presencia, García-Margallo busca facilitar la situación de las empresas españolas presentes en Cuba, facilitar la llegada de compañías nuevas, pero también explorar la posibilidad de nuevas inversiones. España es en la actualidad el primer inversor europeo en Cuba y uno de los primeros a escala mundial.

Para el ministro, el viaje será también una oportunidad de obtener información de primera mano en relación con el proceso de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC, suspendido por el secuestro de cuatro militares y una civil. García-Margallo llegará el domingo a la isla procedente precisamente de Colombia. Las negociaciones con las FARC se han desarrollado hasta la fecha en Cuba.

El programa provisional de García-Margallo en Cuba incluye encuentros con los ministros de Exteriores, Bruno Rodríguez; Comercio Exterior e Inversiones Extranjeras, Rodrigo Malmierca; así como con el vicepresidente del Consejo de Ministros Ricardo Cabrisas.

El jefe de la diplomacia también tiene previsto reunirse con el cardenal Jaime Ortega, presidente de la Conferencia Episcopal en la isla, entrevistarse con empresarios españoles y dar una conferencia sobre la experiencia de la Transición española en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales.

PETICIONES DESDE LA OPOSICIÓN

Representantes de la oposición cubana han hecho llegar al ministro, de cara a su visita, distintas peticiones. Desde el Observatorio Cubano de Derechos Humanos que dirige el preso político liberado Alejandro González Raga se le ha pedido por carta que "no rebaje su nivel de exigencia" en materia de respeto a los Derechos Humanos en sus próximas conversaciones con las autoridades de la isla.

También le solicitan que interceda por aquellos 11 presos políticos liberados durante la excarcelación masiva de 2010, pero que como no aceptaron exiliarse fuera, el régimen les mantiene en la isla bajo "licencia extrapenal", sin revocar sus condenas.

"En el mismo caso se encuentra el resto de los prisioneros de aquella ola represiva de 2003 que salieron al exilio y a los cuales no se les permite regresar al país", recuerda el Observatorio.

Este organismo también reclama al ministro que despliegue sus buenos oficios para lograr la liberación de los prisioneros Armando Sosa Fortuny y Rolando Sarraf Trujillo, acusados de "otros actos contra la seguridad del Estado" y "espionaje" respectivamente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha