eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

María Luisa Merlo vuelve a reír en la comedia "Locos por el té"

- PUBLICIDAD -
María Luisa Merlo vuelve a reír en la comedia "Locos por el té"

María Luisa Merlo vuelve a reír en la comedia "Locos por el té"

"Como un regalo en el momento más oportuno". Así está viviendo María Luisa Merlo su regreso a la comedia transcurrido más de un año desde el fallecimiento de su exmarido Carlos Larrañaga.

"Después de los dos años que he pasado, incluyendo los 9 meses de enfermedad de Larrañaga, no era momento de seguir llorando en los escenarios", dijo la actriz (Valencia, 1941) durante la presentación en Madrid de la comedia "Locos por el té".

La obra original es francesa y lleva más de diez años acumulando éxitos en los escenarios de ese país, entre ellos el Premio Molière a la mejor comedia en 2011. El argumento sitúa a un grupo de actores de lo más dispar ensayando un vodevil, pero nada parece salir según lo previsto.

Quino Falero, responsable de la puesta en escena, ha tenido que hilar muy fino para encajar un gag tras otro en un texto, adaptado por Julián Quintanilla, que es "pura matemática", según dijo.

"Los ensayos están siendo muy divertidos", aseguró, "de tener que parar y no poder seguir por los ataques de risa. Todo apunta a que el público se lo va a pasar tan bien como nosotros", añadió.

El personaje de Merlo es una actriz "primerísima" que no está con la compañía que quisiera, ya que considera que no tienen su nivel.

Cuando se lo propusieron, asegura, "estaba como rara, tristona", pero esta comedia, y sobre todo los compañeros que la rodean, entre ellos los actores Juan Antonio Lumbreras, José Luis Santos o Esperanza Elipe, le están ayudando "a salir".

También era una comedia, "Quizás, quizás", lo que ensayaba con Larrañaga durante los meses previos a su fallecimiento. "La rompí cuando murió", dice a Efe, "fue el día que más lloré, él tenía el texto en la clínica, y yo estaba esperándole (para hacerla juntos)".

En contra de lo que se ha publicado, la veterana intérprete, con más de medio siglo de experiencia en las tablas, ha explicado a Efe que sí se despidió de quien fue su marido durante 16 años, aunque lo hizo por teléfono.

"Tres meses antes de morir, estuve en Marbella acompañándole, sin moverme de su lado, y, cuando él se empezó a sentir mal, como era tan coqueto, pidió, también por amor y por cariño a mí, que no le viera sufrir", señala.

"Fue mi hija Amparo la que estuvo a su lado todo el tiempo, pero hablábamos por teléfono y hasta el último momento estuvo gastándome bromas", añade. "Era una cuestión de coquetería, no quería que le vieras. Yo lo respeté mucho y me pareció precioso".

La obra que ha devuelto la sonrisa a María Luisa Merlo se estrenará el 16 de enero en el Teatro Cofidis de Madrid, con vocación de permanecer en cartel lo que el público pida.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha