eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Millares se suman en la recta final a la marcha democrática en Turquía

- PUBLICIDAD -
Millares se suman en la recta final a la marcha democrática en Turquía

Millares se suman en la recta final a la marcha democrática en Turquía

Al menos 10.000 personas se sumaron hoy a la marcha de Ankara a Estambul, iniciada a pie hace tres semanas por el líder opositor, Kemal Kiliçdaroglu, quien espera llegar a la metrópolis turca este domingo.

Según muchos analistas turcos, se trata de una histórica marcha y el propio líder del partido socialdemócrata y laico CHP expresó hoy su esperanza de poder cambiar la política turca, dominada por el gobernante partido conservador islamista AKP.

En declaraciones a Efe durante el tramo final de la marcha, a unos 50 kilómetros de Estambul, el líder opositor dijo que está tratando de "fortalecer la democracia y Justicia" de Turquía.

"No quedarán personas inocentes en la cárcel. Esto es nuestro deseo. El tiempo dirá cuánto de esto podemos hacer realidad", reconoció Kiliçdaroglu, de 68 años de edad.

La marcha terminará este domingo con una enorme concentración en el barrio estambulí de Maltepe, donde se encuentra encarcelado el diputado del CHP Enis Berberoglu, condenado en junio a 25 años de cárcel por los cargos de "espionaje militar político" y "revelación de secretos de Estado".

Berberoglu fue hallado culpable de haber entregado al diario liberal opositor Cumhuriyet material de vídeo procedente de la policía turca, en el que muestra un supuesto envío de armas a Siria bajo custodia de los servicios secretos turcos.

La condena, la primera dictada contra un diputado del CHP, motivó a Kiliçdaroglu a lanzar su marcha desde la capital turca a Estambul.

A pesar de las advertencias del AKP y del presidente, Recep Tayyip Erdogan, el movimiento ha ido creciendo y desde ayer cuenta con un enorme contingente de fuerzas policiales.

"Vienen ahora unos diez mil, veinte mil personas durante el día. Hacer una marcha así de 24 días es un milagro. Cuando empezamos era despacito; no pensábamos que iba a haber tanta gente", dijo Kiliçdaroglu.

La gran mayoría de los participantes se suma solamente durante una o varias jornadas, y muchos regresan por la noche a sus casas, pero hay un grupo que acompaña al líder opositor ya desde Ankara.

La muchedumbre suele caminar dos o tres horas por la mañana, para luego descansar un rato y añadir otra hora y media por la tarde, completando entre 18 y 20 kilómetros por día.

"No soy deportista", admitió el político. "Si hace un mes alguien me hubiera dicho que iba a caminar 450 kilómetros de Ankara a Estambul, no me lo habría creído".

"Pero si quieres Justicia y democracia para 80 millones, quieres la igualdad de mujeres y hombres, quieres prensa libre, quieres un país en el que se hable en las universidades, quieres que no haya periodistas en la cárcel, quieres que las autoridades políticas no se metan en la Justicia... pues con este arrojo se pueden caminar 450 kilómetros", agregó.

Parte de los participantes son miembros del partido Republicano del Pueblo (CHP), pero otros son ciudadanos sin afiliación política.

Uno de ellos es Edip, un zapatero que prefiero no dar su apellido por miedo a represalias de parte del Gobierno.

"No me atrevo. Pienso en mis hijos", dijo el hombre a Efe al pasar Dilovasi, una pequeña localidad en la provincia de Kocaeli, a medio centenar de kilómetros del Bósforo.

Opinó que la Unión Europea (UE) hace demasiado poco para frenar la deriva autoritaria de Turquía: "Europa antes se interesaba más por lo que ocurre en Turquía. Ahora ya no, no hace nada", aseguró.

Por su parte, Buket Acar, concejala local del CHP en Estambul, destaca que es la primera vez en los últimos años que el partido convoca un acto de protesta pública.

Hasta ahora, la labor política de la formación socialdemócrata se limitaba a las instituciones oficiales, si bien muchos militantes del CHP participan de forma individual en protestas de la izquierda.

"Sí, ha cambiado algo. Ha llegado un momento en el que Kiliçdaroglu ha dicho ¡Basta! Y aquí estamos", aseguró en declaraciones a Efe durante un descanso al mediodía.

La etapa estuvo hoy perfectamente organizada, con numerosos toldos para ofrecer sombra, reparto de agua, té, trozos de sandía, cajitas de fruta, y bandejas de comida.

Hubo una banda de música y pronto se forma un gran círculo de mujeres que bailan el 'halay', la tradicional danza turca.

Luego se volvió a formar la columna humana que serpentea a lo largo de la autovía que lleva a Estambul: faltan solo 50 kilómetros, y tres días más de marcha.

La reunión de Maltepe, el domingo, quizás cambie la historia de Turquía, esperan los opositores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha