eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mursi garantiza a la UE que protegerá embajadas y condena ataques al Islam

- PUBLICIDAD -

El presidente de Egipto, Mohamed Mursi, dejó hoy claro ante las autoridades de la Unión Europea (UE) que hará lo necesario para garantizar la seguridad de las embajadas y consulados en su país, así como de los turistas extranjeros, a la vez que condenó enérgicamente cualquier ataque contra el Islam.

"Nuestro deber es proteger a todos los visitantes, turistas, misiones diplomáticas", enfatizó el nuevo líder egipcio durante una conferencia de prensa al término de la primera visita que realiza a un país occidental desde que tomó posesión de su cargo.

Mursi se reunió con los presidentes de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, así como con la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, mientras persisten los ataques y amenazas a las delegaciones diplomáticas estadounidenses en Oriente Medio a causa de un vídeo difundido desde Estados Unidos que parodia a Mahoma.

"Condenamos firmemente las difamaciones al profeta, estamos totalmente en contra de los eslóganes que lanzan tales provocaciones", indicó Mursi, quien igualmente lamentó el ataque al consulado estadounidense en Bengasi (Libia) que se saldó con la muerte del embajador y de otros tres funcionarios de EEUU.

Mursi tachó de "actos inaceptables" cualquier ataque al Islam y aseguró que ha pedido a Estados Unidos que actúe contra los responsables del vídeo, pero enfatizó que "no hay justificación para los ataques a consulados o embajadas o para matar a personas inocentes".

En ese sentido, Barroso y Van Rompuy reiteraron su condena al atentado en Bengasi y pidieron garantizar la seguridad de los diplomáticos.

"Todos los líderes deben asumir su responsabilidad a la hora de construir entendimiento y tolerancia. Estoy muy preocupado por la situación de la seguridad de las misiones diplomáticas en la región", indicó Van Rompuy en esa misma conferencia de prensa.

Por su parte, Barroso destacó que tiene "el respeto más profundo por el Islam y por todas las creencias religiosas", y que "no es aceptable el tipo de ataques que hemos visto contra el Islam y otras religiones".

Afirmó que "la libertad de expresión no debe confundirse con la propagación del odio, la intolerancia y los prejuicios", y deploró "las manifestaciones de odio que a veces vemos contra religiones o cualquier otro ser humano".

Por otro lado, los dos representantes europeos celebraron los avances que Mursi está impulsando en su país para afianzar la democracia, y destacaron especialmente la elaboración de una nueva Constitución y la preparación de las próximas elecciones legislativas, para las que la UE ha ofrecido enviar una misión de observadores.

También subrayaron el compromiso del presidente egipcio de garantizar los derechos "todos los ciudadanos" egipcios "sin hacer distinciones", prestando especial atención a la igualdad entre islámicos y cristianos y también a la de las mujeres.

Barroso y Van Rompuy también destacaron el "importante" papel de Egipto en el conflicto entre israelíes y palestinos, y elogiaron su postura frente a la crisis Siria, en la que "cada vez esté más implicado" para intentar encontrar una solución.

Mursi afirmó coincidir "plenamente" en la petición de que el presidente sirio, Bachar al Asad, abandone inmediatamente el poder.

De cara a apoyar las medidas para consolidar las instituciones democráticas y el estado de derecho en Egipto, Barroso anunció que la UE está dispuesta a aportar una ayuda macroeconómica de unos 500 millones de euros, si se materializa el acuerdo que el país árabe negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para acceder a una ayuda de unos 3.700 millones de euros.

Además, la UE también está considerando una ayuda al presupuesto egipcio de entre 150 y 200 millones para respaldar el plan de recuperación económica del país.

Para incrementar la confianza de los inversores internacionales en Egipto, entre otros objetivos, Barroso anunció que a mediados de noviembre empezará a trabajar un grupo especial impulsado por la UE, en el que también participarán instituciones como el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y los Estados miembros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha