eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La OCDE revisa al alza sus previsiones de crecimiento para España en 2015

- PUBLICIDAD -
La OCDE prevé un crecimiento modesto y riesgo alto de inestabilidad financiera

La OCDE prevé un crecimiento modesto y riesgo alto de inestabilidad financiera

La OCDE, que reúne a las economías más desarrolladas, revisó hoy al alza una décima porcentual sus previsiones de crecimiento para España en 2015, que situó en el 1,7 %, al tiempo que adelantó que las de 2016 serán del 1,9 %.

El pasado septiembre, la OCDE ya había revisado al alza sus pronósticos de crecimiento para España, hasta un 1,2 % este año y un 1,6 % en 2015, aunque advirtió que la situación económica seguía siendo "frágil" por el elevado endeudamiento público y el desempleo.

La revisión de las expectativas se alinea con la publicada en octubre por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que auguró un crecimiento del PIB español del 1,3 % este año y del 1,7 % en 2015.

Su anuncio se incluyó en un informe de perspectivas de crecimiento para el G20, que desvelará sus conclusiones completas a finales de mes, y en el que se apuntó que la economía global pasará del 3,3 % este año al 3,7 % en 2015 y al 3,9 % en 2016.

La zona euro crecerá tres décimas en 2015 respecto a este año, hasta el 1,1 %, y otras seis en 2016, hasta el 1,7 %, pero en su conjunto, según la economista jefe del organismo, Catherine Mann, se encuentra prácticamente en punto muerto.

El alto nivel de desempleo en la región y una inflación lejos de los objetivos fijados hacen que la eurozona presente un "riesgo importante" para la economía global, concluyó la representante de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Ante la debilidad de la economía de la eurozona y el riesgo de deflación, la OCDE estimó que el Banco Central Europeo (BCE) debe ampliar su apoyo monetario más allá de las medidas ya anunciadas, y emprender un programa de compra de activos.

El organismo reconoció, pese a todo, que los países que hicieron frente en esa región a las mayores crisis han anotado un progreso "considerable" en la eliminación de las barreras a la inversión y a la competencia.

Su informe se lanzó días antes de que se celebre en Brisbane (Australia) la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G20 los próximos 15 y 16 de noviembre, y planteó un panorama en el que los crecimientos anunciados no superan los niveles anteriores a la crisis.

"La debilidad de la inversión, la disminución de la participación en el mercado de trabajo, una menor productividad y la ralentización del crecimiento a escala mundial han disminuido la velocidad de crucero a largo plazo de las economías", aseguró Mann.

Y sus efectos son significativos, si se tiene en cuenta, según precisó, que una caída de un punto del potencial de crecimiento global afecta de forma concreta al bienestar de las nuevas generaciones, dado que se calcula que se tardará 23 años en lugar de 17,5 en duplicar la riqueza mundial.

El organismo recordó que los países del G20 representan alrededor del 90 % de la actividad económica mundial, y llamó a sus representantes a poner en marcha medidas más ambiciosas y un mayor apoyo a la demanda, la inversión y la creación de puestos de trabajo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha