eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Obama condena el intento de "distracción" republicana sobre el ataque en Libia

- PUBLICIDAD -
Obama condena el intento de "distracción" republicana sobre el ataque en Libia

Obama condena el intento de "distracción" republicana sobre el ataque en Libia

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó hoy lo que considera un intento de "distracción" de los republicanos sobre sus intentos de esclarecer el ataque en Libia, que el 11 de septiembre pasado se cobró las vidas de cuatro estadounidenses.

En una conferencia de prensa tras reunirse con el primer ministro británico, David Cameron, Obama calificó de "distracción" la indignación de los republicanos por la información proporcionada tras el ataque, que aumentó la semana pasada después de divulgarse unos correos electrónicos oficiales.

Obama aseguró, además, que la primera versión que ofreció públicamente su embajadora ante la ONU, Susan Rice, era "prácticamente la misma" información que él recibía a diario tras el ataque del 11 de septiembre de 2012, en el que murió el embajador estadounidense en Libia, Chris Stevens.

Esos correos electrónicos, precisó Obama, fueron los que su Administración envió a varios comités del Congreso, que los revisaron hace varios meses y llegaron a la conclusión de que no hubo nada indebido en el proceso seguido.

Obama enfatizó que "se deshonra" la labor de los diplomáticos que prestan servicio al país en todo el mundo al convertir ciertas cuestiones relacionadas con ellos "en un circo político".

"Lo que pasó fue trágico. Lo llevaron a cabo extremistas dentro de Libia, y estamos intentando cazar a los autores, estamos intentando asegurar que corregimos el sistema para que no vuelva a ocurrir", subrayó Obama.

"El hecho de que esto se sigue revolviendo, francamente, tiene mucho que ver con motivaciones políticas", se quejó el mandatario estadounidense, visiblemente molesto.

El viernes pasado, informes de prensa indicaron que la Casa Blanca trató de diluir la explicación oficial de la Administración Obama sobre el ataque contra el consulado de Estados Unidos en Bengasi, eliminando referencias a la posible participación de Al Qaeda y a previas advertencias sobre el atentado.

La Casa Blanca ha negado desde el principio las acusaciones de la oposición de que trató de engañar a la opinión pública y que, en pleno año electoral, esa información pudiese traer repercusiones políticas para la campaña de reelección de Obama.

La versión oficial inicialmente atribuyó el atentado en Bengasi a una violenta protesta espontánea por la divulgación de un vídeo que se mofaba del islam.

Pero según Obama, esa explicación reflejaba la información que él recibió durante sus reuniones diarias con la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Obama recordó que, un día después del atentado, él mismo reconoció que se trató de un "acto de terrorismo" y que los cuatro estadounidenses fallecieron porque no contaron con protección adecuada.

Agregó que una junta de revisión que investigó el atentado, encabezada por Mike Mullen y Tom Pickering, emitió una serie de recomendaciones que "se están poniendo en marcha".

El mandatario insistió en reiteradas ocasiones en que su Administración entregó toda la información disponible sobre el atentado en Bengasi y que no hubo intento de encubrimiento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha