eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Oposición exhibe un informe del Consejo de Garantías y JxS les acusa de presiones

- PUBLICIDAD -
La Oposición exhibe un informe del Consejo de Garantías y JxS les acusa de presiones

La Oposición exhibe un informe del Consejo de Garantías y JxS les acusa de presiones

Los partidos de la oposición han exhibido en el pleno la nueva advertencia del Consejo de Garantías Estatutarias (CGE) que avala su derecho a solicitar un dictamen, mientras que JxSí les ha acusado de acudir a este órgano "por la puerta de atrás para presionarlo" y de practicar un "filibusterismo brutal".

Durante una crispada intervención de los grupos parlamentarios antes de la votación para incluir en el orden del día la Ley de Transitoriedad Jurídica y Fundacional de la República, Ciudadanos, PSC y el PPC han exhibido el nuevo escrito del Consejo de Garantías Estatutarias en el que advierte a los independentistas de que la solicitud de dictamen es "preceptiva" y da la razón a la oposición.

En una intervención muy dura, el portavoz de Ciudadanos en la Cámara, Carlos Carrizosa, ha preguntado al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, "si han abolido ya las leyes catalanas", y a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, si su partido debe "obedecer a una presidenta que desobedece las leyes".

Carrizosa ha insistido que "se están pisando y atropellando los derechos" de los diputados. "Lo que están haciendo es ilegal, y no lo dice el malvado Tribunal Constitucional, lo dice el Consejo de Garantías Estatutarias", cuyos consejeros "los ha elegido su Govern", le ha dicho al president.

Desde el PSC, el portavoz adjunto Ferran Pedret ha reivindicado también el escrito del CGE, que demuestra que el Estatut "ampara" a la oposición, y ha avisado a JxSí y la CUP de que "tener mayoría parlamentaria no les autoriza para pasar como una división Panzer sobre el Estatut, la Constitución y el Reglamento".

Y, dirigiéndose a la presidenta del Parlament, ha afirmado: "Le decimos con toda contundencia que entendemos que aquí está ocurriendo una acción concertada entre la mayoría independentista y la presidencia para negar el derecho de los diputados de la oposición. Y no pensamos consentirlo".

La portavoz de Junts pel Sí, Marta Rovira, ha acusado a la oposición a acudir "por la puerta de atrás" al Consejo de Garantías para "presionarlo" con el objetivo de que "les hagan un escrito sobre una ley que no ha sido debatida ni votada".

Rovira, en este sentido, ha criticado el "filibusterismo brutal" de los partidos de la oposición y ha dicho que utilizan iniciativas de forma "abusiva" intentando así "obstruir" el debate parlamentario.

La diputada independentista ha defendido que el Consell de Garantías Estatutarias no tiene la potestad de "imponerse" a la decisión de un pleno, que acordó por mayoría eximir del trámite parlamentario de solicitar un informe a este órgano.

También muy contundente ha sido el portavoz de SíQueEsPot, Joan Coscubiela, que ha acusado al independentismo de "estar cogiendo el gusto a pisar derechos parlamentarios" y "tener el mal gusto de decir a los grupos que no compartimos este abuso que estamos haciendo filibusterismo".

"¿No se dan cuenta de gravedad de lo que están haciendo aquí? Es muy grave. Es cogerle el gusto a la antidemocracia y autoritarismo. Estoy aquí porque mis padres me enseñaron a luchar por mis derechos. No quiero que mi hijo Daniel viva en un país donde la mayoría pueda tapar los derechos de los que no piensan como ella", ha exclamado.

Esa afirmación ha provocado que toda la bancada derecha del hemiciclo, la que ocupan Cs, PSC, SíQueEsPot y PP le ovacionara puesta en pie y entre cánticos de "Democracia"; en cambio, el diputado de SíQueEsPot y secretario general de Podem, Albano Dante Fachin, ha permanecido en su escaño sin aplaudir, visiblemente incómodo con el tono empleado por el portavoz de su grupo.

El portavoz parlamentario del PPC, Alejandro Fernández, ha advertido a JxSí y la CUP de que "no les saldrá gratis humillar a los letrados, pisotear a la oposición, despreciar al CGE, amenazar a los ayuntamientos y pisotear al 52% de población no independentista".

Para el PP, la Ley de Transitoriedad es la "versión de la Constituyente venezolana", como "típico de regímenes totalitarios y autoritarios utilizar referendos como coartada y excusa para una decisión previamente tomada". "Es la suspensión transitoria de la democracia en Cataluña, como en Venezuela", ha agregado.

El diputado de la CUP, Benet Salellas, ha negado que se estén vulnerando los derechos de la oposición, a quien ha reprochado que insista en recurrir al CGE, ya que una vez se apruebe la Ley de Transitoriedad pueden acudir a "muchas instituciones que se mueren de ganas de actuar contra mayoría Parlament", como el TC.

"Me provoca tristeza que la única vez que el Consejo de Garantías se ha manifestado de oficio sea para defender la sacrosanta unidad de España", ha dicho el diputado anticapitalista.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha