eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

PNV y Bildu pugnan por ganar en Euskadi, donde la duda está en los emergentes

- PUBLICIDAD -
PNV y Bildu pugnan por ganar en Euskadi, donde la duda está en los emergentes

PNV y Bildu pugnan por ganar en Euskadi, donde la duda está en los emergentes

PNV y EH Bildu se disputan mañana la supremacía del voto nacionalista en unas elecciones generales en las que Podemos podría irrumpir con fuerza en Euskadi mientras el PP y el PSE luchan por retener sus diputados vascos tras una campaña en la que la cuestión vasca ha salido del foco del debate nacional.

Un total de 1.784.215 vascos, 8.678 menos que en 2011, eligen a 18 de los 350 diputados. En las generales de hace cuatro años, el PNV se impuso en votos (324.317) pero no en escaños, ya que EH Bildu (285.290) logró 6 diputados, frente a los 5 de los "jeltzales".

Según la última encuesta electoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), EH Bildu obtendría entre 5 y 6 escaños en Euskadi, el PNV mantendría sus 5 diputados y Podemos se colocaría como tercera fuerza con 4.

La peor parte se la llevarían según la encuesta los socialistas, que perderían al menos a 2 de sus 4 diputados y el PP que pasaría de 3 a 2 escaños, mientras que Ciudadanos, UPyD y Ezker Anitza-IU no tendrían ninguno.

Durante toda la campaña electoral, tanto PNV como EH Bildu han advertido de la importancia que tienen para Euskadi estos comicios, en los que algunos partidos y comunidades autónomas han puesto en entredicho el Concierto Económico, el Cupo e incluso el autogobierno vasco.

Por eso el PNV quiere lograr en el Congreso un Grupo Vasco fuerte para defender los intereses de Euskadi, mientras que EH Bildu reclama el apoyo para "dar otro paso más hacia la soberanía".

Los socialistas llaman a concentrar el voto mañana en sus siglas para decir "adiós" al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y a "cuatro años negros" de recortes, y el PP vasco pide el apoyo para garantizar la estabilidad y evitar "experimentos raros" al frente del Ejecutivo de España.

La duda radica en el empuje que tendrán en Euskadi los dos partidos emergentes, sobre todo Podemos, y en qué medida se ha visto afectada la formación de Pablo Iglesias por la dimisión del secretario general en Euskadi, Roberto Uriarte, y de la mayoría del Consejo Ciudadano un mes antes de la campaña.

De peor situación parte Ciudadanos ya que para el partido que lidera Albert Rivera el País Vasco es un agujero negro en su mapa electoral. En las pasadas elecciones municipales y forales sólo obtuvo el 2 % de los votos y 2 concejales en Euskadi.

Precisamente Rivera ha sido el único de los líderes nacionales junto a Pedro Sánchez (PSOE) que han pisado el País Vasco durante la campaña para movilizar al electorado. Tanto Rajoy como Iglesias cancelaron sus visitas, el primero para acudir al funeral de dos policías fallecidos en el atentado talibán en la embajada española de Kabul (Afganistán) y el segundo por "cuestiones de agenda".

Aunque el peso cuantitativo de Euskadi en las Cortes Generales es escaso, tradicionalmente ha jugado un importante papel.

Sin embargo, en esta campaña Euskadi ha salido del foco del debate nacional y en ello ha tenido mucho que ver el fin de la violencia de ETA hace cuatro años, así como el proceso independentista catalán y el hecho de que el lehendakari, Iñigo Urkullu, haya optado por una vía diferente marcada por la "bilateralidad".

La entrada en juego de nuevos actores, como Ciudadanos y Podemos, también resta poder de influencia a nivel nacional en un momento en el que todo parece indicar que para gobernar van a ser necesarios los pactos.

Estos segundos comicios generales sin ETA activa servirán también para testar la situación de cara a las próximas elecciones autonómicas vascas, previstas a finales de 2016.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha