eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP propondrá al sustituto del magistrado del TC fallecido que debe elegir el Senado

En la pasada legislatura, se introdujo la novedad de que pudieran participar en el proceso las CCAA planteando candidatos

- PUBLICIDAD -
El PP propondrá al sustituto del magistrado del TC fallecido que debe elegir el Senado

El Senado iniciará los trámites previstos para sustituir al magistrado del Tribunal Constitucional fallecido, Francisco José Hernando, elegido dentro del cupo que le corresponde renovar a la Cámara Alta a propuesta de los parlamentos regionales. Su nombre fue presentado por el PP, que será el que busque ahora al sucesor, han explicado a Europa Press fuentes parlamentarias.

Ni la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional ni el Reglamento del Senado imponen un plazo para todo este proceso. Lo que se determina en ambas normas es que las asambleas legislativas autonómicas tienen la oportunidad de proponer candidatos, aunque la Cámara no está obligada a elegirlos si no los considera adecuados y los grupos parlamentarios son los encargados de proponer entonces aspirantes. Esta participación autonómica es una novedad introducida en la pasada legislatura.

Así las cosas, es a Pío García-Escudero, presidente del Senado, a quien le corresponde dar los primeros pasos; según el Reglamento, debe comunicar a los parlamentos regionales la apertura de un plazo para que propongan nombres. Las propuestas pasarán después por la Comisión de Nombramientos, en la que comparecerá el o los candidatos y se elegirá al sustituto de Hernando.

El nombre debe ser elegido por tres quintas partes del Pleno, mayoría que ya disfruta el PP en el Senado en esta legislatura sin necesidad de sumar a ningún otro grupo (tiene 161 de 264 escaños). El nuevo magistrado tomará posesión de su cargo ante el Rey y permanecerá en el puesto el tiempo de mandato que le quedaba por cumplir a Hernando, es decir, hasta diciembre de 2016.

UNA ELECCIÓN POLÉMICA

Francisco José Hernando fue elegido por el Senado en diciembre de 2010 con tres años de retraso, junto a Francisco Pérez de los Cobos, Adela Asúa y Luis Ignacio Ortega. El enfrentamiento entre PP y PSOE hizo imposible el acuerdo en 2007 para renovar a los magistrados en el plazo previsto por la ley, entre otras cosas, por el empeño del PP de designar a Enrique López y la negativa en redondo del PSOE a aceptarlo. En el camino se cruzó también la sentencia sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña.

Aquel proceso tuvo la novedad de que contó con la participación formal de las Comunidades, cuyos parlamentos pudieron proponer nombres al Senado. En la práctica, sin embargo, todas las autonomías gobernadas por el PP aportaron los mismos candidatos: cinco de ellas propusieron a Hernando (Comunidad Valenciana, Aragón, La Rioja, Castilla-La Mancha y Murcia) y otras cuatro, a Enrique López (Castilla y León, Madrid, Extremadura y Cantabria).

Sin embargo, López fue descartado después por la Mesa del Senado de mayoría entonces socialista, al entender que no había acreditado los 15 años de experiencia profesional exigibles; así es como entró en la liza Francisco Pérez de los Cobos, también propuesto por el PP y hoy presidente del Tribunal Constitucional igualmente con polémica, por haber sido militante 'popular' en el momento de su designación.

Con tres años de retraso, por fin en diciembre de 2010 se votó en un Pleno del Senado la renovación de magistrados del TC. De lo enconado del proceso da muestra también cómo se resolvieron las votaciones. Los dos nombres propuestos por el PP, Hernando y Pérez de los Cobos recibieron menos votos que los otros dos, Adela Asúa y Luis Ignacio Ortega, candidatos del PSOE, aunque la lista había sido pactada entre los dos partidos. De hecho, Hernando fue el que recibió el menor número de apoyos de los cuatro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha