eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Parlamento rechaza pedir al Gobierno vasco la no aplicación de la reforma laboral en Euskadi

La propuesta rechazada, de EH Bildu, solicitaba el "blindaje" de los convenios colectivos ante la 'ultraactividad'

- PUBLICIDAD -

El Parlamento vasco ha rechazado este jueves una iniciativa de EH Bildu en la que se pedía al Gobierno vasco que actuara de intermediario para "blindar" los convenios colectivos ante la entrada en vigor de la 'ultraactividad', el próximo 7 de julio, que según la reforma laboral, supondría la prórroga automática de los convenios colectivos no actualizados.

Este debate se ha celebrado este jueves en la Cámara vasca, día en el que CCOO, UGT, CEOE y Cepyme firmarán el preacuerdo que ambas partes han alcanzado para impedir que los convenios colectivos decaigan el próximo 8 de julio, fecha en la que llegará a su fin el límite de un año dado por la reforma laboral a la prórroga automática de los convenios colectivos.

Todos los grupos de la Cámara han rechazado la iniciativa de EH Bildu, que pedía al Gobierno vasco que "blindara" los convenios colectivos manteniéndolos sin que les afecte la reforma laboral, y que se dejara sin efecto el arbitraje obligatorio al considerar que colocaría la negociación colectiva en una situación "crítica". Además, condicionaba la constitución de la mesa de diálogo social a que la mayoría de la representación ratificara que existen las "condiciones y garantías suficientes" para la participación.

El parlamentario de EH Bildu Oskar Matute ha denunciado la "precarización total" del empleo tras la aprobación de la reforma laboral, criticando que el Gobierno vasco "ha aceptado las medidas como el resto de gobiernos, a las ordenes de las élites financieras y sin establecer medidas a favor de los ciudadanos". "Espero que en el desvarío al que el PP nos lleva con la flexibilidad laboral, no nos haga llegar a ser como Taiwan y Bangladesh para ser competitivos", ha indicado.

Por ello, ha apostado por conseguir un marco propio de relaciones laborales, al considerar que es "la gran laguna" para el autogobierno vasco "con el que se podría impedir que se devalúen las condiciones laborales".

La parlamentaria del PNV Amaia Arregi se ha mostrado a favor de un marco vasco de relaciones laborales, sin embargo, ha resaltado que no apoya la "insumisión a la legislación vigente" que reclama EH Bildu, ha recordado que la coalición cumple con la ley de banderas en sus ayuntamientos y se ha preguntado por qué no solicita donde gobierna la citada insumisión.

Por ello, ha pedido que no se cree una "política de vetos" en la mesa de diálogo social porque una parte no quiera participar impidiendo al resto avanzar y trabajar en consensos en materia de relaciones laborales. "Avancemos en llegar a acuerdos e intentemos frenar, dentro de la legalidad de nuestras competencias, las nefastas consecuencias de la reforma laboral", ha zanjado.

El parlamentario del PSE Bixen Itxaso ha iniciado su intervención felicitando a los sindicatos que han alcanzado el acuerdo con la Patronal para evitar la 'ultraactividad' y ha criticado que en su iniciativa EH Bildu pida que no se acate la ley y que plantee el "veto" a la hora de conformar la mesa de diálogo social porque "tiene tintes totalitarios". "Menos mal que, fuera del marco de relaciones laborales propio, se ha alcanzado un acuerdo que, de momento, va a beneficiar a 320.000 trabajadores vascos", ha concluido.

Desde el PP, Nerea Llanos ha defendido que para crear empleo en la actual situación económica era necesario una reforma laboral para "dar flexibilidad" a las empresas "como alternativa a la destrucción de empleo".

Además, ha dicho que la negociación colectiva "no debe ser un obstáculo" y ha criticado que la coalición quiera mantener la postura de "control férreo" de los sindicatos han tenido en los procesos de negociación colectiva, "manteniendo posturas maximalistas, a veces incluso en contraposición con los derechos de los trabajadores". "Quieren mantener ese control porque política y acción sindical están muy unidos en este país, existen demasiadas ataduras entre unos y otros", ha indicado.

El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha rechazado la moción de la coalición al considerar que "perjudicaría claramente a los trabajadores", y ha advertido que lo que solicita EH Bildu son "declaraciones platónicas de imposible cumplimiento" que ha comparado con "la carta a los Reyes Magos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha