eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Programa Mundial de Alimentos teme ataques de Boko Haram contra los centros de distribución de alimentos

- PUBLICIDAD -
El Programa Mundial de Alimentos teme ataques de Boko Haram contra los centros de distribución de alimentos

El Programa Mundial de Alimentos teme ataques de Boko Haram contra los centros de distribución de alimentos

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) teme que el grupo terrorista Boko Haram pueda atacar sus centros de distribución de alimentos en África occidental, señaló hoy a Efe la directora de esa agencia de la ONU en la región, Denise Brown.

Los últimos ataques perpetrados por ese grupo en lugares concurridos de Nigeria y Camerún como mezquitas, escuelas y mercados inquietan especialmente a Brown, que subrayó que los centros del PMA son sitios a los que también acude la gente.

"Estamos preocupados porque esos sitios puedan volverse áreas inseguras. No queremos parar la distribución, pero sí intentar hacerlo de forma más segura", señaló en una visita a la sede de la organización en Roma.

Eso les obliga a adaptar las medidas de seguridad después de que algunas mujeres, que son las que generalmente han ido a esos centros de distribución, hayan comenzado a participar en algunos atentados, sostuvo.

Mientras, la responsable reconoció que son incapaces de llegar a los desplazados en zonas como en el oeste de Chad o la región de Diffa (Níger) por la inseguridad.

Instó a prepararse antes de que comience la estación más problemática en el Sahel, prevista entre abril y mayo, teniendo en cuenta las dificultades de la población para producir alimentos y acceder a los mercados.

El PMA ayuda a medio millón de personas afectadas por la violencia de Boko Haram y pretende aumentar la ayuda a cerca de 750.000 ante el aumento del hambre, la malnutrición y los desplazamientos forzados en la cuenca del lago Chad, que comparten Chad, Nigeria, Camerún y Níger.

En esos cuatro países, más de cinco millones de personas sufren hambre en medio de una crisis que, además, ha llevado a 2,8 millones de personas a huir de sus casas, entre los que 2,2 millones proceden de Nigeria.

Según Naciones Unidas, desde diciembre pasado la violencia se ha recrudecido en el noreste de Nigeria y en las zonas fronterizas de los países vecinos, obligando a desplazarse a otras 400.000 personas.

Una situación de crisis humanitaria también vive la República Centroafricana, dijo Brown, que visitó el país hace escasos días.

Aunque observó pequeñas mejoras tras la primera vuelta de las elecciones presidenciales de diciembre en comparación con meses anteriores, la directora regional del PMA insistió en que la población está sufriendo una experiencia "traumática".

"Ahora vemos el impacto del conflicto del conflicto prolongado en las comunidades", dijo Brown, que explicó que muchas personas vendieron todo lo que tenían pero ahora ya no les queda nada.

"Mientras no tengamos estabilidad y seguridad, nada cambiará de forma sustantiva", afirmó, al tiempo que pidió más fondos para afrontar esa emergencia.

Se estima que la mitad de la población (1,5 millones de personas) sufre hambre en el país, una cifra que se ha duplicado en solo un año.

La República Centroafricana vive un tumultuoso proceso de transición desde que en 2013 los rebeldes Séléka derrocaran al presidente François Bozizé, desatando una ola de violencia sectaria entre musulmanes y cristianos que ha causado miles de muertos y ha obligado a cerca de un millón de personas a abandonar sus hogares.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha