eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Raúl López niega regalos de lujo a Besteiro, que no declaró

- PUBLICIDAD -
Raúl López niega regalos de lujo a Besteiro, que no declaró

Raúl López niega regalos de lujo a Besteiro, que no declaró

De los tres investigados en la llamada Operación Pulpo que habían sido citados para prestar hoy declaración, sólo el empresario lucense Raúl López respondió a preguntas ante la jueza instructora, mientras que el exsecretario general de los socialistas gallegos, José Ramón Gómez Besteiro, y la que fue su jefa de comunicación se acogieron a su derecho a no declarar.

Por su parte, Raúl López sólo respondió a preguntas de sus abogados para negar que hubiese dado a José Ramón Gómez Besteiro regalos de lujo, para defender la legalidad de los contratos de sus empresas con la Diputación y para aclarar que nunca se benefició del Breogán.

En cuanto a Gómez Besteiro, la letrada que se hizo cargo de su defensa, Esperanza Ferreiro, confirmó que su cliente se acogió a su derecho a no declarar hasta que quede levantado por completo el secreto de sumario que aún pesa sobre parte de la causa.

De hecho, la propia abogada recordó que hasta ahora ni siquiera se le había hecho entrega de toda la documentación que obra en la causa y sobre la que ya no pesa secreto de sumario, porque todavía acaba de recibir el "tomo doce" y todavía desconoce su contenido.

"Defendernos sin saber muy bien de que estamos acusados, no tiene mucho sentido. En el momento en el que esté todo abierto, decidiremos si hacer o no declaraciones", precisó.

"Con lo que existe en causa", aclaró la letrada, la defensa entiende que no "hay ni el más mínimo indicio de la comisión de ningún delito" por parte de ninguno de los investigados.

Recordó, además, que "esto empieza por un tema de acoso" laboral y ese tema "no se está tocando para nada".

En cuanto a los delitos que se le imputan a Gómez Besteiro, investigado por cohecho, prevaricación, tráfico de influencias, fraude a las administraciones públicas, fraude de subvenciones y un delito continuado de malversación, su letrada afirmó que las decisiones adoptadas durante su etapa como presidente de la Diputación estaban "respaldadas por los informes técnicos".

Tampoco prestó declaración ante la jueza instructora quien fue jefa de comunicación de la Diputación de Lugo, Leticia V.P, quien se acogió a su derecho a no ser interrogada con el mismo argumento que Besteiro, el desconocimiento de una parte de la causa por estar todavía en vigor el secreto de sumario.

En cuanto a Raúl López, sólo contestó a preguntas de su abogado, Carlos Bueren, sobre los supuestos regalos de lujo realizados a José Ramón Gómez Besteiro cuando era presidente de la Diputación, sobre los contratos de su empresa a través del programa de visitas guiadas KM0 y sobre las ayudas que percibió el Breogán cuando él era presidente.

Con respecto a los regalos, su abogado aclaró que Raúl López pidió a la jueza instructora que precisase si "los regalos de lujo eran algo diferente a tres botellas que se regalaban por Navidad", sin "haber obtenido aclaración sobre eso".

El empresario subrayó que "esos fueron" los "únicos regalos" que le hizo a Gómez Besteiro, "al igual que a otras muchas personas públicas y privadas" y no "por importe superior al que veníamos diciendo".

"En segundo lugar", prosiguió el letrado, "se refería a los llamados contratos en el marco del Kilómetro 0", punto en el que distinguió entre "los contratos menores, los contratos negociados sin publicidad o el contrato más importante, abierto y con licitación pública".

En cuanto a ese último contrato, por importe de "algo más de 488.000 euros", el abogado de Raúl López explicó que fue "objeto de impugnación" en su momento por parte de una de las empresas que acudieron al concurso, pero "el Tribunal del Contencioso" consideró que "la adjudicación estaba bien realizada" y sin "ningún reproche".

"Sobre los negociados, se le ha hecho entrega de una sentencia del Tribunal Supremo, donde en un supuesto equivalente", precisó el letrado, se "dice que se pueden negociar contratos con empresas administradas por la misma persona".

Sobre las sospechas relacionadas con los contratos menores, afirmó que no eran "fraccionados" para facilitar su adjudicación a la misma persona, sino "sucesivos, de distinto objeto y con distintos autobuses".

"Mencionar sobre ello que eso sólo supone con respecto a las empresas adjudicatarias el 0,4% del total de su facturación por el resto de actividades", aclaró.

En lo que se refiere a las subvenciones al Club Baloncesto Breogán, cuando el propio Raúl López era su presidente, incidió en que "en ningún caso estaba incurso en ninguna causa de incompatibilidad" y que el "beneficiario" de las ayudas era el equipo y no él.

"Lo único que ha hecho él y alguna de sus empresas era ayudar, ayudar y seguir ayudando, a riesgo de que luego no pudiese cobrar, como así ha sucedido, porque no ha recuperado ni la mitad de las cantidades que entregó", zanjó.

Por otra parte, el letrado confirmó que Raúl López "ha solicitado que la declaración que preste ante su señoría sea completa, cuando se alce el secreto de sumario, que lleva más de dos años. Entonces, cuando se conozca todo, se le pedirá a su señoría una nueva declaración".

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, Pilar de de Lara, investiga en la llamada Operación Pulpo la existencia de un "entramado" en la Diputación de Lugo para "manipular concursos", otorgar de forma "fraudulenta" subvenciones y "desviación de caudales públicos".

En un auto con fecha del 10 de marzo, la instructora precisa que los delitos que se investigan en esta operación son cohecho, tráfico de influencias, fraude a las administraciones públicas, información privilegiada, prevaricación, malversación de caudales públicos, fraude en subvenciones y descubrimiento de secretos.

En ese mismo auto, precisa que "en la comisión de tales delitos habrían participado un elevado número de autoridades y funcionarios, pertenecientes a la Diputación de Lugo, quienes coordinadamente y de forma continuada en el tiempo podrían, presuntamente, haber perpetrado un cúmulo de irregularidades con posible encaje penal".

Según la instructora, podrían haber participado "en la contratación ilícita y manipulación de concursos para beneficiar a determinados empresarios, otorgamiento fraudulento de subvenciones sin justificar y desviación de fondos y caudales públicos a fines distintos de los reglados".

Y todo ello sin que "los encargados de velar por la legalidad y de fiscalizar, jurídica y contablemente la actuación pública, hayan cumplido con la misión", llegando "a participar directamente de tales ilicitudes".

La jueza puso la lupa sobre el programa de visitas guiadas KM0, los contratos con las empresas de Raúl López, las subvenciones a entidades deportivas presididas por este empresario, los llamados gastos sociales de la institución y el acceso a una plaza de funcionaria de quien fuera jefa de comunicación de la Diputación de Lugo.

Según sus sospechas, en "en este entramado" estarían implicados "el ex presidente de la Diputación, José Ramón Gómez Besteiro"; el jefe del servicio de Protocolo; el secretario adjunto de la Diputación; la interventora; o el asesor de fondos europeos de la Presidencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha