eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Riad culpa a Teherán de impedir a sus ciudadanos peregrinar a La Meca

- PUBLICIDAD -
Riad culpa a Teherán de impedir a sus ciudadanos peregrinar a La Meca

Riad culpa a Teherán de impedir a sus ciudadanos peregrinar a La Meca

El Gobierno saudí advirtió hoy de que las autoridades iraníes son las responsables de impedir a sus ciudadanos efectuar la gran peregrinación anual a la ciudad santa de La Meca, ubicada en Arabia Saudí.

"La decisión de prohibir a los ciudadanos iraníes viajar (a Arabia Saudí) para efectuar la peregrinación depende de las autoridades iraníes, que serán responsables ante Dios y todo el mundo", subrayó el Consejo de Ministros saudí en un comunicado, después de la sesión ordinaria semanal.

En ese sentido, el Gobierno acusó al régimen de Teherán de obstaculizar el viaje de los fieles iraníes con el objetivo de politizar el mandamiento religioso de la peregrinación y aprovecharlo para dañar a Arabia saudí.

El jueves pasado, el Ministerio saudí de la Peregrinación negó que hubiera prohibido a los fieles iraníes peregrinar a La Meca, después de que Teherán hubiese anunciado que ninguno de sus ciudadanos participaría este año en el tradicional peregrinaje anual debido a las tensiones con Riad.

El departamento gubernamental añadió que Irán ha sido el único país que ha rechazado firmar el acuerdo sobre la peregrinación.

Sin embargo, anteriormente, el ministro iraní de Cultura y Guía Islámica, Alí Janatí, acusó a Riad de "sabotear" los diálogos al respecto.

Asimismo, según Riad, el Gobierno iraní insiste en que se satisfagan sus demandas sobre la entrega de los visados a sus peregrinos dentro de Irán para viajar con ellos a Arabia Saudí.

En ese sentido, el ministerio saudí señaló que ha comunicado a los iraníes que sus peregrinos pueden obtener los visados por internet.

Según la agencia saudí de noticias, SPA, Teherán exige también que el transporte de los peregrinos se distribuya equitativamente entre las aerolíneas saudíes e iraníes.

Además, Irán desea incluir cláusulas en el acta del acuerdo que les permitan llevar a cabo la marcha que tradicionalmente emprenden sus ciudadanos durante la peregrinación, lo que, según Arabia Saudí, obstaculiza el movimiento del resto de fieles.

La suspensión de este peregrinaje es un paso sin precedentes en Irán y refleja las crecientes tensiones entre Teherán y Riad, enemigos directos en todos los conflictos regionales y máximos representantes respectivamente del islam chií y suní, ramas divergentes y en muchos casos opuestas del credo musulmán.

Los enfrentamientos entre ambos gobiernos ya llevaron el año pasado a cancelar los viajes organizados iraníes a La Meca para las peregrinaciones menores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha