eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El SPD prepara su congreso mientras negocia con Merkel y se abre a izquierda

- PUBLICIDAD -
El SPD prepara su congreso mientras negocia con Merkel y se abre a izquierda

El SPD prepara su congreso mientras negocia con Merkel y se abre a izquierda

El Partido Socialdemócrata alemán (SPD) prepara su congreso ordinario, que celebrará desde mañana jueves hasta el sábado, mientras sigue sus negociaciones para formar una gran coalición con la canciller Angela Merkel y, a la vez, se abre a una futura alianza con la Izquierda.

Ambas cuestiones, así como la consulta a la militancia sobre un posible pacto de coalición con las filas conservadoras de la canciller, centrarán la convención, en la que el líder del partido, Sigmar Gabriel, se presentará a la reelección.

Las negociaciones en curso con la Unión Cristianodemócrata y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CDU/CSU) están marcadas por varios disensos, tanto en materia fiscal como política familiar y la plena equiparación de los derechos de los homosexuales.

A esa cuestión se unió la propuesta que defenderá la cúpula del partido ante los delegados del congreso, a celebrar en Leipzig (este del país), para que en el futuro no se descarte ya una coalición a escala federal con la Izquierda.

Esta posibilidad ha sido hasta ahora un tabú para el partido, que ha rechazado en todas sus campañas electorales una alianza, a escala federal, con la formación que aglutina a la disidencia del SPD más el postcomunismo del este del país.

Esta opción no se plantea para el próximo gobierno que debe surgir de las elecciones generales del pasado 22 de septiembre, sino a partir de la siguiente legislatura, prevista para 2017.

Sin embargo, es motivo ya de fuerte controversia, visto que en el nuevo Bundestag (Cámara baja) tiene ya mayoría matemática un hipotético bloque integrado por el SPD, la Izquierda y los Verdes.

La CDU/CSU fue la clara vencedora de los comicios, pero quedó cinco escaños por debajo de la mayoría y sin posibilidad de aliarse con su socio natural, los liberales, que no obtuvo escaños.

La dirección del SPD se ha comprometido a llevar a cabo una consulta entre sus 473.000 militantes, antes de dar luz verde a una coalición de gobierno Merkel.

Organizar dicha consulta costará un millón de euros y exigirá un gran despliegue logístico, según los cálculos de la formación.

De cumplirse el calendario previsto, según el cual el pacto de coalición con la canciller estará listo a finales de noviembre, la consulta se realizará del 6 al 12 de diciembre y sus resultados se conocerán uno o dos días después.

Se hará por la modalidad de voto por correo e incluirá una edición especial del órgano del partido, la revista "Vorwärts", que recibirá cada militante en su hogar con las bases del pacto.

Para ser vinculante, se precisa un mínimo de participación del 20 % de la militancia -es decir, 94.000 afiliados- y en el proceso de escrutinio se calcula que participarán unos 400 voluntarios.

La consulta se perfila como el último escollo para la investidura de Merkel en la que será su tercera legislatura, presumiblemente en formato de gran coalición y cuya sesión se investidura se prevé para unos días antes de la pausa navideña.

El SPD se comprometió a realizar este referéndum para tratar de curarse en salud, tras comprobar que la primera experiencia de una gran coalición con Merkel -entre 2005 y 2009- se tradujo en una sangría de votos para el partido en las siguientes generales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha