eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sánchez solo se reunirá con Iglesias si es para firmar un acuerdo de gobierno

- PUBLICIDAD -
Sánchez solo se reunirá con Iglesias si es para firmar un acuerdo de gobierno

Sánchez solo se reunirá con Iglesias si es para firmar un acuerdo de gobierno

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado hoy estar dispuesto a reunirse con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, pero le ha advertido de que solo lo hará si es para "firmar un acuerdo", y para ello le ha emplazado a dialogar en vez de "negociar a través de ruedas de prensa".

Sánchez ha trasladado este mensaje a Iglesias después de que éste haya condicionado la negociación con el PSOE a que ambos líderes mantengan un encuentro, que acepte un gobierno de coalición y el referéndum de Cataluña y que renuncie al pacto con Ciudadanos.

"¿Quiero hacerme una foto con Iglesias y verme con él? Estaría encantado, pero me gustaría reunirme con él para firmar un acuerdo y para ello, lo que tenemos que hacer primero es negociar y trabajar. Las fotos al final", le ha emplazado Sánchez en una rueda de prensa en el Congreso después de entrevistarse con los portavoces de ERC y de Democràcia i Llibertat.

Sánchez ha dado orden a su comisión negociadora de que estudie el documento de Podemos para tener en cuenta las propuestas que pueden compartir con los socialistas e incorporarlas a su texto.

La pretensión es hacer llegar a Iglesias esa "propuesta revisada" en "unos días" y "tendrá que ser Podemos el que decida si acuerda o no".

Según Sánchez, si Podemos ha presentado un documento es porque tiene "voluntad de negociar" con el PSOE, si bien ha lamentado que hasta ahora, la manera de hacerlo haya sido "no a través de comisiones, sino de ruedas de prensa".

"Si es su forma de dialogar, la respetamos. Para mí, pueden más las ganas de cambiar las cosas que las formas. Me quedo con el fondo", ha sostenido el líder del PSOE.

Del documento de Podemos no ha querido entrar en detalle, pero ha rechazado su idea del referéndum de Cataluña al considerar que la Constitución no reconoce "fragmentar la soberanía nacional, ni el derecho de autodeterminación".

Por ello, ha remarcado que la consulta requiere que se aborde primero una reforma constitucional.

Sánchez también ha criticado la propuesta de incrementar el gasto público en 96.000 millones de euros en cuatro años.

"No es bueno crear falsas expectativas", ha recomendado el secretario general, quien, no obstante, ha destacado que puede haber "terrenos comunes" en la reforma fiscal, en "cuestiones de política económica", en materia social o en la regeneración democrática.

Sobre la estructura de gobierno de coalición y el reparto de ministerios que plantea Iglesias, que sería el vicepresidente, Sánchez ha asegurado: "No es que lo vea con buenos o malos ojos, sino que todavía no estamos en esa fase, sino en la de negociar un programa de gobierno".

Ha confesado hoy que es "razonablemente optimista" para afrontar con éxito la sesión de investidura, convocada el día 2 de marzo.

"No estoy preocupado, al contrario, soy razonablemente optimista. Nadie me dijo que esto iba a ser fácil, pero hoy estamos mucho más cerca de esos acuerdos que hace diez días", ha comentado el líder del PSOE.

Sánchez se ha definido como "un político que hace lo que dice" y que va a cumplir el plazo que se dio cuando recibió el mandato del Rey de intentar formar gobierno: "En un mes me presentaré con votos, espero que suficientes, para que España tenga gobierno".

El candidato socialista ha elogiado la disposición del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y también ha apreciado "de corazón" la actitud de las otras formaciones con las que el PSOE ya ha mantenido una veintena de reuniones para tratar de llegar a un pacto.

"Lo único que puedo decir a Ciudadanos, IU, Compromís, PNV y Coalición Canarias es gracias. Gracias porque estamos avanzando y podemos llegar a acuerdos", ha valorado Sánchez.

Ha desvelado que por ahora, salvo Podemos, ninguno de los partidos con los que está hablando el PSOE "le ha propuesto entrar en el gobierno".

Ha puntualizado que esto no supone que estas formaciones rechacen una posible coalición, pero ha hecho hincapié en que "todos siguen una misma lógica" y son conscientes de que primero es preciso consensuar los contenidos.

El candidato socialista ha remarcado que no se cierra "a ninguna posibilidad", pero que en las negociaciones "hay distintos planos", puesto que algunos grupos quieren hablar solo de la investidura, otros de la legislatura y otros de gobierno.

"Es una negociación compleja. No es a dos", ha admitido antes de añadir que "empezar la casa por la ventana no es una buena forma de acertar en la estrategia".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha