eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La UE inicia mañana con Serbia las negociaciones para su adhesión al bloque

- PUBLICIDAD -

La Unión Europea (UE) comenzará mañana la primera ronda de negociaciones con Serbia para su ingreso en el bloque comunitario, un proceso que los europeos han decidido abrir en reconocimiento a los esfuerzos de ese país por normalizar las relaciones con Kosovo.

El primer ministro serbio, Ivica Dacic, encabezará junto con el viceprimer ministro, Aleksandar Vucic, la delegación serbia mañana en Bruselas, donde serán recibidos por los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao-Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Romouy.

La ambición del Gobierno serbio es convertirse en miembro de pleno derecho de la UE dentro de seis años, y el principal reto en las negociaciones será la normalización de las relaciones con Kosovo, un proceso que en 2013 ha dado ya unos primeros resultados importantes.

"Nuestro objetivo es terminar al final del año 2018 las negociaciones para que Serbia esté preparada en el sentido político e institucional para ser miembro de la UE. Y que en 2020 seamos admitidos", declaró Dacic hoy en un programa de la emisora de radio y televisión serbia "B92".

Los Veintiocho ya habían acordado el pasado junio iniciar las negociaciones de adhesión con Belgrado como muy tarde a finales de enero de 2014, de manera que finalmente mantendrán ese compromiso.

De este modo, la UE valora las reformas y los esfuerzos de normalización de la relación de Belgrado con Kosovo, la antigua provincia serbia que se independizó en 2008.

Serbia obtuvo en febrero de 2012 el estatus de país candidato a la adhesión, pero para abrir las negociaciones la UE le exigía entre otras cosas normalizar sus relaciones con Kosovo.

Ese paso llegó con el acuerdo cerrado con mediación de la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, en abril pasado, en el que se resolvieron los puntos más tensos de la frágil relación bilateral, entre ellos la autonomía para los serbios del norte de Kosovo a cambio del desmantelamiento de las estructuras de poder paralelas que esta comunidad ha mantenido desde 2008.

Desde entonces, Belgrado y Pristina han mantenido un diálogo para implementar ese pacto, bajo los auspicios de Bruselas.

Para Kosovo el acuerdo abrió la puerta a iniciar discusiones para la firma de un acuerdo de asociación y estabilización con la UE, considerado tradicionalmente un paso previo al proceso de ingreso en el bloque.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha