eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El alcalde de Lleida, acusado de "irregularidades" por una excolaboradora

- PUBLICIDAD -
El alcalde de Lleida, acusado de "irregularidades" por una excolaboradora

El alcalde de Lleida, acusado de "irregularidades" por una excolaboradora

La exprimera teniente de alcalde de Lleida Marta Camps ha anunciado hoy en rueda de prensa que ha puesto "en conocimiento de la justicia" las presuntas "irregularidades" del alcalde de Lleida, Àngel Ros (PSC), y su equipo de gobierno en el pago de dietas, sueldos y complementos, así como procesos de contratación.

A modo de ejemplo, la aún concejal de Lleida ha denunciado que el consistorio tramitó en 2014 facturas por más de 36.000 euros para la compra de "fulares y corbatas de diseño".

Camps fue destituida anoche de forma fulminante por Ros como primera teniente de alcalde y portavoz del grupo municipal de Lleida alegando "falta de confianza".

La concejal ha explicado que está en contra de la manera de operar del alcalde basada, ha dicho, en la "falta de transparencia, la falta de respeto por las jerarquías, usando el consistorio como un coto familiar y sin ética".

La hasta ahora primera teniente de alcalde de Ros ha explicado que desde hace un año y medio que viene denunciado estas presuntas "irregularidades" a nivel interno del partido, motivo por el cual ha sufrido un "linchamiento", "presiones" y "ostracismo" en el PSC.

Con la voz entrecortada, Camps ha lamentado que este asunto haya causado "represalias" en personas de su confianza, y ha explicado que comparecía sola ante los medios, aunque acompañada por su abogada, para no causar problemas a nadie.

"La alegada pérdida de confianza por las informaciones falsas sobre mí aparecidas en un medio digital es una excusa. Se me ha destituido pasando por alto lo que dice el código ético del partido, que requiere de una imputación judicial", ha señalado.

Según Camps, su destitución es un paso más en el "linchamiento político" que lleva sufriendo en el último año y medio por profundas discrepancias sobre la manera de hacer política de Ros, desacuerdos que se iniciaron con el proceso soberanista, en el que ella decidió seguir las consignas del PSC "por coherencia".

Para Camps, Ros practica "un estilo de hacer política basado en prácticas de dudosa legalidad y más propia de épocas pasadas, convirtiendo el ayuntamiento en coto familiar y clientelista".

En algunos casos hizo llegar por escrito a funcionarios del ayuntamiento avisos "sobre irregularidades administrativas flagrantes, usos inadecuados del dinero público, pagos de gastos suntuosos en protocolo y representación institucional desmedidas, ocultación a la ciudadanía de información pública relevante y tentativas de alteración de resoluciones administrativas y contractuales".

"En el momento en el que me niego a ser cómplice de estas prácticas, exigiendo a los funcionarios encargados de su fiscalización su implicación e incluso negándome a firmar determinadas dietas injustificadas es cuando el alcalde comienza a pensar y verbalizar mi relevo", ha asegurado.

Camps puso en conocimiento estos hechos en las instancias judiciales pertinentes -no ha concretado cuáles- y ha asegurado que en breve denunciará más "irregularidades" ante la justicia.

Como ejemplo de las presuntas "irregularidades" que denuncia ha explicado que en 2012 se negó a firmar dietas del viaje oficial a China que hizo el alcalde junto con representantes de la universidad y que suponían 1.500 euros gastados por el alcalde "sin justificar".

Asimismo, ha denunciado que hay dietas incorrectas de actos de partido y desplazamientos.

En el ámbito de protocolo, Camps ha apuntado que en 2014 se tramitaron presuntamente facturas por valor de 36.000 euros "por la compra de 412 fulares y 308 corbatas de diseño". "Considero que son gastos desorbitados e incluso obscenos", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha