eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las direcciones de PSOE y el PSC se reúnen mañana para coordinar su respuesta a la crisis soberanista

Quieren "reforzar" su propuesta de reforma constitucional, que creen la única vía para "evitar el choque de trenes"

- PUBLICIDAD -
Las direcciones de PSOE y el PSC se reúnen mañana para coordinar su respuesta a la crisis soberanista

Las direcciones del PSOE y el PSC se reunirán mañana en Barcelona para coordinar la respuesta de los socialistas a la crisis soberanista en Cataluña, un encuentro que encabezarán los líderes de los dos partidos hermanos, Alfredo Pérez Rubalcaba y Pere Navarro.

Con esta reunión, los socialistas quieren avanzar en su propuesta común para solucionar las tensiones territoriales --que pasa por una reforma de la Constitución hacia el federalismo-- y dejar patente que están trabajando "codo con codo" para tender puentes que "unan frente a los muros que otros quieran levantar".

Así lo anunció el pasado diciembre la 'número dos' del PSOE, Elena Valenciano, cuando adelantó la intención de celebrar esta reunión de alto nivel entre las direcciones de los dos partidos, que quieren mostrar que están "juntos" en este asunto.

Según han informado fuentes socialistas, a la reunión asistirán también, por parte del PSOE, Valenciano; el secretario de Organización, Oscar López; los responsable de Relaciones Institucionales y Políticas Autonómicas, Antonio Hernando, Igualdad, Puri Causapié, y Política Municipal, Gaspar Zarrías, y el portavoz en la Comisión Constitucional del Congreso, Ramón Jaúregui.

Por el PSC, irán también el secretario de Acción Política, Antonio Balmon, el diputado autonómico y presidente de la Fundación Rafael Campalans, Miquel Iceta; el secretario de Organización, Esteve Terradas, y otros miembros de la dirección como Eva Granados y Núria Parlon.

Fuentes socialistas han explicado que el objetivo de esta reunión --al término de la cual comparecerán en rueda de prensa Rubalcaba y Navarro-- es "reforzar la propuesta de reforma federal de la Constitución como alternativa a la crisis territorial y a la deriva soberanista del Gobierno de Artur Mas".

"JUNTOS" EN LA 'TERCERA VÍA'

Así, volverán a defender su propuesta de lo que han denominado la 'tercera vía', que ofrecen como alternativa a la consulta soberanista anunciada por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y a lo que consideran la inacción del Gobierno central y el PP. Para los socialistas, ésta es la única opción que hay sobre la mesa para "evitar el choque de trenes y el enfrentamiento entre Cataluña y el resto de España".

Su apuesta por una reforma constitucional como vía de solución a las tensiones se formalizó ya el pasado julio, con la 'declaración de Granada', si bien hubo que esperar al pasado noviembre para que el PSOE y el PSC limaran las diferencias que mantenían sobre el derecho a decidir.

Estas discrepancias se concretaron durante 2013 en dos indisciplinas de voto por parte de los diputados catalanes en el Congreso de los Diputados. La primera, en febrero, se saldó con una multa económica y con la salida del representante del PSC en el Grupo Socialista, entonces José Zaragoza; mientras que la segunda se resolvió de una manera más ligera: una advertencia escrita y un compromiso compartido de que no volverá a producirse un voto diferente en este asunto.

Y es que, después de que en octubre los diputados catalanes se distinguieran de sus compañeros del Grupo Socialista, se produjo un acercamiento entre ambos partidos que se escenificó en la Conferencia Política del PSOE los días 9 y 10 de noviembre, en los que el partido de Rubalcaba trasladó su "cariño" y "afecto" al PSC.

Pero, más alla de estos mensajes, la mejora de las relaciones se cimentó con la aprobación por parte del PSC de una declaración --aprobada por el 83,5% de los votos del Consell Nacional-- en la que deja constancia de que no apoyará ninguna iniciativa legislativa relacionada con la consulta que no haya sido previamente negociada y acordada con el Gobierno central.

Los críticos con esta posición tendrán ocasión de dejar clara su postura en la votación que tendrá lugar el próximo día 16 en el Parlament para solicitar al Congreso la potestad de convocar el referendum. El PSOE ya ha pedido a estos diputados a favor de la consulta a "reflexionar dónde están políticamente" si no comparten las tesis de su partido sobre el proceso soberanista.

El del próximo martes será también el primer encuentro de alto nivel entre los dos partidos después de que el pasado 12 de diciembre el presidente de la Generalitat, Artur Mas, anunciara la fecha de la consulta, para el próximo 9 de noviembre, y las dos preguntas que quiere plantear a los catalanes, acordadas por CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP. El PSC respondió ese día a la convocatoria asegurando que está "condenada al fracaso", por haber sido pactada de forma unilateral y sin acuerdo con el Estado.

Pero, al margen de este asunto, en la reunión de mañana también se abordarán asuntos del ámbito social, que, para el PSC, deberían ser la "prioridad" de los dirigentes políticos catalanes, que, a su juicio, están dejando de lado por la crisis institucional.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha