eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La estimulación magnética del cerebro mejora el tratamiento de la depresión

- PUBLICIDAD -
La estimulación magnética del cerebro mejora el tratamiento de la depresión

La estimulación magnética del cerebro mejora el tratamiento de la depresión

La estimulación magnética del cerebro mejora el tratamiento de la depresión y de otras enfermedades neurológicas y psiquiátricas, ha asegurado hoy el profesor de Neurología y decano adjunto de investigación clínica de la Facultad de Medicina de Harvard, Alvaro Pascual-Leone.

El neurólogo ha pronunciado hoy una conferencia en el IN3 de la Universitat Oberta de Cataluña (UOC), donde ha explicado las experimentaciones de los especialistas para promover la salud del cerebro, "una condición por otra parte -ha dicho- indispensable para disfrutar de un buen estado de salud general".

Pascual-Leone, de origen valenciano aunque hace décadas que trabaja en Estados Unidos, es experto en técnicas de estimulación cerebral no invasiva y uno de los pioneros en su estudio y utilización.

Según ha explicado hoy en Barcelona, estas técnicas, combinadas con terapia cognitiva, dan buenos resultados en el tratamiento de enfermedades neuropsiquiátricas como la depresión y en la recuperación de pacientes que han sufrido lesiones cerebrales.

Este especialista también ha comprobado que las técnicas de estimulación no invasiva son útiles para mejorar el aprendizaje en pacientes sanos.

"En Estados Unidos estas técnicas las cubren las aseguradoras como tratamiento de la depresión, pero en España no es así, aunque la sanidad pública incluye la terapia de electrochoque, que es más cara y menos eficiente que la estimulación magnética transcraneal (TMS, del inglés Transcraneal Magnetic Stimulation), que se ha demostrado eficaz en el tratamiento de la depresión", ha explicado el profesor.

Pascual-Leone ha explicado que esta técnica neurofisiológica permite la inducción, de forma segura y no invasiva, de una corriente en el cerebro que modula la actividad de las neuronas.

La base de la estimulación magnética es la inducción electromagnética, descubierta por Michael Faraday en 1831.

Los experimentos que ha hecho Pascual-Leone han demostrado que esta técnica consigue una mejora significativa en el habla con pacientes que sufren afasia (un afectación del lenguaje debido a una lesión cerebral), en la capacidad de recuperar movilidad en pacientes que han tenido un infarto y en la mejora sintomática de otros pacientes afectados de enfermedades neurológicas.

Según el especialista, "estas técnicas no son sólo terapéuticas, sino también diagnósticas, y permiten observar el grado de plasticidad de una determinada zona del cerebro".

Por ejemplo, antes de que comiencen los síntomas del Alzheimer, se ha visto que el cerebro sufre una gran pérdida de plasticidad.

La plasticidad, ha explicado el neurólogo, es la capacidad que ha dado la naturaleza al cerebro para adaptarse a los cambios, ya que la evolución de los genes es demasiado lenta para adaptarse a la rapidez con que cambia el mundo.

Pascual-Leone estudia "si aumentando la plasticidad del cerebro, mediante técnicas como la TMS -combinada con el entrenamiento cognitivo-, podremos disminuir los síntomas de la enfermedad".

Son preguntas que trabaja para resolver desde la Universidad de Harvard y desde el Centro de Estimulación Cerebral no Invasiva (Centro Médico Beth Israel Deaconess, EE.UU.), del que es director.

Para Pascual-Leone, la mejor herramienta para luchar contra las enfermedades neuropsiquiátricas es la prevención de un cerebro sano, aunque ha reconocido que es inevitable que la plasticidad del cerebro disminuya con el envejecimiento de la persona.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha