eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La música japonesa reivindica su hueco en Expomanga 2013

- PUBLICIDAD -
La música japonesa reivindica su hueco en Expomanga 2013

La música japonesa reivindica su hueco en Expomanga 2013

Cantar en la lengua original de "Heidi", "Los Caballeros del Zodíaco" o "Bola de Dragón" está de moda. Los dibujos "Manga", aquellos que proceden de Japón, saltaron a la pequeña pantalla con melodías y letras que, en la actualidad, tienen legiones de seguidores en España.

"Somos una generación a la que nos ha impactado mucho la cultura japonesa. Pasamos de las meriendas en casa viendo las series japonesas en la tele a engancharnos completamente a este género de música", ha explicado a Efe la Esther Albalá, quien, junto a Laura Andrés, forma el dúo musical "Kokeshi".

En 2012, este grupo zaragozano decidió participar en el concurso musical "We love japanese songs! 2013" de la televisión japonesa "NHK World", la televisión estatal.

La sorpresa llegó cuando, de entre 225 participantes procedentes de 36 países, resultaron ganadoras con la canción "Nagoriyuki", un clásico de la canción japonesa.

"A raíz de este éxito hemos seguido cantando más canciones de series de dibujos japoneses y nos estamos relacionando con eventos relacionados con esta cultura", ha contado a Efe Albalá, quien, al igual que su compañera, tiene que trabajar en oficios lejanos a la canción "para poder vivir".

"Kokeshi" ya es considerado como uno de los grupos de música japonesa más reconocidos en España y, este fin de semana, es una de las actuaciones estelares de Expomanga 2013, la cita con el cómic nipón que se celebra en Madrid.

Eso sí, pese a contar con el reconocimiento de este mundo, ambas han reconocido que son "conscientes" de que cantando en japonés es "complicado" abrirse camino en el mercado musical español", aunque en la actualidad gocen de "buenas críticas" tras ganar el concurso.

Cantar en japonés, y más si el repertorio está lleno de melodías de las series Manga, tiene hoy día un problema que superar: quitarse el cartel de frikis, calificativo que las "Kokeshi" niegan.

"Estamos en un momento de la historia en el que la palabra friki se utiliza tanto que parece que todos lo somos -según Andrés- yo creo que hay un público para cada grupo o ¿también son frikis los heavys?", ha puntualizado Andrés.

Pero, si hay un género de música que ha venido de desterrar este término ése ha sido el K-Pop, o pop surcoreano, identificado en España en la figura de "Psy", el cantante de la archiconocida "Gangnam Style".

Precisamente será esta canción una de las que pinche este fin de semana Daniel Romero, conocido como "DJ Eshock", otra de las figuras invitadas a Expomanga 2013 y que estará encargada de hacer bailar a los "Otakus", como se conocen a los seguidores del cómic japonés.

Romero, de tan solo 20 años, tiene que trabajar en una cadena de comida rápida para mantenerse a flote en el mundo de la música.

"Sé que he apostado por un género poco conocido aún en España, pero éste es el camino a seguir para triunfar", ha afirmado.

Para "DJ Eshock en España el K-pop "es revolucionario" aunque aún no "ha calado del todo". Por eso, para este joven, el futuro está fuera.

"Mis deseos profesionales están puestos -ha dicho- en llegar a lo mas alto pero fuera de España, porque aquí, salvo para los seguidores del Manga, no está introducido. En Londres hay DJs de K-pop que puede llegar a reunir 7.000 personas".

Fátima Ayats, sin embargo, sí está acostumbrada a enfrentarse a un público más variado y mayoritario ya que, a sus 24 años, ya es soprano del orquesta catalana "La Principal de la Bisbal", agrupación oficial de la Generalitat de Cataluña.

Ayats es seguidora de las series de dibujos japoneses desde su infancia y, ahora, es una de las voces más reclamadas de los certámenes y ferias de temática japonesa.

"Para cantar una canción en japonés primero la traduzco para conocer el contexto, porque a lo mejor estoy cantando una canción de manera alegre y la letra habla de algo triste", ha expresado.

La catalana tampoco ve ningún prejuicio en dirigirse a un público ávido de este tipo de letras y música. Un público que, pese a vestir con una estética muy definida, va a los conciertos con la misma intención que los seguidores de cualquier artista internacional: disfrutar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha