eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los navíos rusos desfilan en su base siria de Tartus

- PUBLICIDAD -

El grupo de navíos militares rusos emplazados en Siria desfilaron hoy en el puerto de la base rusa de Tartus con motivo del Día de la Armada de Rusia.

El puerto sirio de Tartus, única base naval rusa en aguas del Mediterráneo, acogió por primera vez en la historia actos de la principal fiesta de la flota militar rusa.

El desfile fue encabezado por el submarino diesel "Krasnodar", que participa activamente en la operación militar rusa para apoyar a las tropas del régimen de Bachar al Asad en la lucha contra grupos terroristas como el Estado Islámico y el Frente al Nusra.

La tripulación del "Krasnodar" ha atacado posiciones de los terroristas con los cohetes "Kalibr", según recordaron hoy medios rusos.

También participaron en el desfile la novísima fragata "Admiral Essen" y otros cinco navíos rusos, entre ellos un buque patrullero, un dragaminas y barco de rescate.

La parada concluyó con el vuelo a baja altura de varios cazas y bombarderos rusos que también participan en la campaña rusa en Siria.

Precisamente, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, destacó hoy el papel de la Armada de Rusia en la lucha contra el terrorismo, en referencia a la participación de los barcos militares rusos en el conflicto sirio.

"En la actualidad, la flota militar no solo cumple con sus objetivos tradicionales, sino que también hace un importante aporte a la lucha contra el terrorismo y la piratería", dijo Putin al inspeccionar en San Petersburgo el desfile naval mayor.

El mandatario ruso felicitó a los marineros y oficiales "por su destreza para resolver los problemas más difíciles, por su servicio y fidelidad a la Patria y al pueblo".

Tartus, histórico punto de mantenimiento técnico y abastecimiento para la flota soviética o rusa desde la década de 1970, se ha convertido en una base naval en toda regla tras la implicación de Rusia en el conflicto sirio.

Rusia ha comenzado este año las obras para ampliar sus instalaciones en el puerto sirio, que estará bajo su control durante los próximos 49 años en virtud de un convenio firmado entre Moscú y Damasco.

La base podrá albergar simultáneamente hasta once buques, incluidos de propulsión atómica, y Rusia asumirá la defensa del territorio por mar y aire con la ayuda de sus baterías con misiles antiaéreos S-400.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha