eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Brasil celebra su vigésimo bien en la lista de Patrimonio de la Humanidad

- PUBLICIDAD -
Brasil celebra su vigésimo bien en la lista de Patrimonio de la Humanidad

Brasil celebra su vigésimo bien en la lista de Patrimonio de la Humanidad

El Gobierno brasileño celebró hoy la decisión de la Unesco de inscribir el conjunto urbano de la Pampulha, en la ciudad de Belo Horizonte y que incluye edificaciones diseñadas por el arquitecto Oscar Niemeyer, como el vigésimo bien de Brasil en la lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad.

"Al reconocer el valor universal excepcional de la Papulha, la Unesco consideró el conjunto como un símbolo de la arquitectura moderna distante de la rigidez del constructivismo y adaptada de forma orgánica a las tradiciones locales y a las condiciones ambientales brasileñas", destacó el Gobierno en un comunicado.

En la nota en que manifestó su "gran satisfacción por la decisión", describió el llamado Conjunto Moderno de la Pampulha como el fruto de la colaboración de grandes artistas de la época como el arquitecto Oscar Niemeyer, el pintor Claudio Portinari y el paisajista Roberto Burle Marx.

"Ese abordaje pionero creó un nuevo lenguaje arquitectónico fluido e integrado a las artes plásticas, al diseño y al paisaje", asegura el comunicado.

La Pampulha fue uno de los cuatro lugares incluidos hoy por el Comité del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, reunido en Estambul (Turquía), en la lista de Patrimonios de la Humanidad junto con los trabajos del arquitecto suizo Le Corbusier (1887-1965), los astilleros británicos de la isla caribeña de Antigua (1720) y el Parque Nacional de Khangchendzonga en el norte de India, en la ladera del monte Kanchenjunga entre Nepal y Bután.

La Pampulha es un conjunto urbano construido en torno a un lago artificial en la ciudad de Belo Horizonte, cuya construcción fue concluida en 1943 y que incluye el paisaje alrededor de la laguna de la Pampulha, los jardines diseñados por Burle Marx y algunas construcciones de Niemeyer.

En la parte arquitectónica destacan la iglesia de Sao Francisco de Assis, el antiguo Casino, en el que hoy funciona el Museo de Arte de la Pampulha, la Casa do Baile, el Club de Yate y Golf y la Plaza Dalva Simao.

Artísticamente, el bien cuenta con el panel externo de azulejos diseñado por Portinari para decorar la iglesia de San Francisco de Assis, que es una de las principales atracciones turísticas de Belo Horizonte.

El Gobierno brasileño reconoció que, al enviar la candidatura de la Pampulha a la Unesco, se comprometió a restaurar alguna de las obras del complejo, a mejorar su plan de gestión, a diseñar una estrategia de turismo para el bien y a adoptar medidas para mejorar la calidad del agua de la laguna.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha