eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Concluye el Jubileo, una ocasión perdida para Roma

- PUBLICIDAD -
Concluye el Jubileo, una ocasión perdida para Roma

Concluye el Jubileo, una ocasión perdida para Roma

El Año Santo de la Misericordia concluye este domingo y en Roma, que esperaba este evento religioso para mejorar infraestructuras, colgar el cartel de completo en hoteles y relanzar su economía, se siente que ha sido una ocasión perdida.

El coordinador del Año Santo en el Vaticano, Rino Fisichella, califica de un "éxito" este Jubileo con una participación increíble de fieles en todo el mundo y que más de 20 millones de peregrinos se han registrado para pasar por la Puerta Santa de San Pedro.

Si a nivel religioso y espiritual se asegura que ha sido un triunfo, no están igualmente de acuerdo las asociaciones y organizaciones que se ocupan del sector del turismo y de la restauración de la capital italiana, que consideran que nadie se ha dado cuenta de que Roma celebraba un evento extraordinario.

Las audiencias generales de los miércoles del papa Francisco a las que se sumó la de un sábado cada mes se han celebrado ante un número similar de personas que los años anteriores.

Asimismo, los grandes eventos religiosos previstos, como la llegada de las reliquias de Padre Pío o la canonización de Madre Teresa no han superado las 100.000 personas.

Es verdad que ya se había anunciado que por deseo de Francisco se iba a tratar de un Jubileo austero sin grandes eventos para que se viviese también en cada ciudad sin tener que pasar por el Vaticano, pero en la capital se esperaban las mareas oceánicas que se vivieron en el Año Santo de 2000.

Las expectativas eran muchas para el sector turístico de la capital.

"Es como si nunca se hubiera producido un Jubileo. Creo que nadie se ha dado cuenta", afirma el presidente de la asociación de Hoteles de Roma, Giuseppe Roscioli, que explicó que en 2016 no se llegará a la cifra de 14 millones de visitantes que son la media anual en la Ciudad Eterna.

El que era alcalde de Roma Ignazio Marino había anunciado 33 millones de visitantes y había destinado 50 millones de euros para financiar proyectos de mejora de carreteras y transportes tanto para los romanos como los peregrinos.

La dimisión de Marino, el nombramiento de un gestor extraordinario de la capital y la elección de la candidata del Movimiento 5 Estrellas (M5S) Virginia Raggi en junio pasado tampoco ha ayudado y no se ha visto mejoría en el día a día de Roma.

La única obra que han podido observar visitantes y romanos ha sido la pavimentación de una parte de la céntrica Plaza Venecia, pero poco más.

Por parte del Gobierno italiano que prometió también invertir 150 millones en la capital para este evento religioso, se quedaron en muchos menos y además de en seguridad, solo destaca el cambio de la iluminación, con lámparas LED para un mayor ahorro energético.

Según el diario "Il Messaggero" de las 146 obras públicas anunciadas sólo se han realizado 42 e incluso 25 millones de los destinados no se han utilizado.

Las causas de este "fracaso" turístico del Jubileo ha sido sobre todo el "miedo al terrorismo internacional, pero también el estado de abandono y suciedad de la ciudad", asegura el presidente de Federalberghi Roma.

Una basílica de San Pedro completamente acotada al tráfico, con controles policiales continuos, detector de metales para acceder a la plaza es lo que se siguen encontrando los peregrinos y los turistas cuando llegan al Estado Vaticano.

Para Roscioli las cuentas del vaticano no salen ya que de estos 20 millones de peregrinos que dicen han llegado a Roma, "podemos decir que sólo el 50 % de esto se ha traducido en personas que pernoctaron en Roma".

La realidad es que a estos se tienen que añadir los "peregrinos invisibles" que se alojan en "Bed and Brekfast" o en casas particulares.

El diario "La Repubblica" cita datos proporcionados por el portal de Internet "Airbnb", que gestiona alquiler de casas particulares para turismo, y que cifra en 1.250.000 personas las que se han alojado en Roma con este sistema desde el 1 de octubre de 2015 al 31 de octubre de 2016.

Asimismo, según la página www.ospitalitareligiosa.it (hospitalidad religiosa) las reservas en residencias o hostales religiosos han aumentado en 2016 un 78 % mas que otros años en el caso de peregrinos italianos y el 22 % más en el caso de extranjeros.

Alojamientos que no aportaron ingresos ni en tasa de alojamiento o impuestos a las depauperadas arcas de la capital italiana.

Por parte de la Asociación de Comerciantes de Roma Confesercenti, su presidente Valter Giammaria reveló que se facturó entre un 15 y un 20 % menos que en 2015.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha