eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Termina nueva reunión del fiscal mexicano con familiares de desaparecidos

- PUBLICIDAD -
Aumenta tensión y violencia en México por desaparición de 43 estudiantes

Aumenta tensión y violencia en México por desaparición de 43 estudiantes

El fiscal general de México, Jesús Murillo, tuvo hoy una nueva reunión con los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, celebrada en el helipuerto de Chilpancingo, capital del estado sureño de Guerrero.

El encuentro tuvo como objetivo informar a los familiares sobre los avances en la investigación, después de un encuentro realizado el viernes pasado en la misma terminal aérea.

Al cabo de la reunión de hoy, el vocero de los familiares, Felipe de la Cruz, dijo a medios locales que habían reprochado las declaraciones del gobernador Ortega en el sentido de que los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa habían pasado de víctimas a victimarios por los actos de violencia durante las protestas por las desapariciones.

De acuerdo con De la Cruz, los familiares exigieron que Ortega se retracte y que en vez de hacer declaraciones contra los manifestantes se dedique a buscar a los desaparecidos.

Los padres dijeron que continuarán sus propias manifestaciones pacíficas para presionar al Gobierno federal a que dé resultado en las pesquisas, y se deslindaron de los maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) que hoy atacaron la sede del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Chilpancingo y se enfrentaron con policías locales.

En la reunión participó también el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio; el comisionado nacional de seguridad, Monte Alejandro Rubido, y el titular del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, Eugenio Ímaz, entre otros funcionarios federales.

El Congreso de Guerrero nombró el 26 de octubre al académico Rogelio Ortega como gobernador interino en sustitución de Ángel Aguirre, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien renunció por la presión social generada tras la desaparición de los 43 estudiantes el pasado 26 de septiembre.

El viernes pasado, Murillo anunció a los familiares que tres miembros del cártel Guerreros Unidos detenidos confesaron que habían asesinado y quemado a más de 40 personas que dijeron ser estudiantes.

Los familiares de los 43 estudiantes aseguran que mientras "no haya pruebas" seguirán exigiendo la búsqueda de sus hijos "vivos", y acusaron al Gobierno de torturarlos de "manera descarada".

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, se comprometió en un encuentro con los familiares celebrado el 29 de octubre en la residencia oficial de Los Pinos a informarles el desarrollo de las investigaciones antes de hacer anuncios a la prensa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha