eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El presidente de CSIF alerta de que el empleado público votará como colectivo

- PUBLICIDAD -
El presidente de CSIF alerta de que el empleado público votará como colectivo

El presidente de CSIF alerta de que el empleado público votará como colectivo

El presidente del sindicato de funcionarios CSIF, Miguel Borra, ha advertido de que los empleados públicos se han sentido vapuleados por los recortes de los distintos gobiernos y que "van a votar como colectivo" en las próximas elecciones autonómicas, municipales y generales.

En una entrevista con Efe, el líder de CSIF ha explicado que han mantenido reuniones con todas las fuerzas políticas para presentarles sus peticiones de cara a los próximos comicios y, aunque señala que son escuchadas por todos, "los partidos nuevos están siendo más receptivos".

"Algunos se creen que meterse con los empleados públicos les da réditos electorales", ha dicho Borra, quien ha asegurado que tiene la percepción de que los funcionarios van a leer con mucho interés los programas de cada partido para ver sus propuestas para las administraciones públicas, algo que "hasta ahora no era así".

Entre las propuestas que ha trasladado CSIF a los grupos políticos está la necesidad de elaborar un listado con los servicios que no pueden ser privatizados (Sanidad, Educación, Seguridad o Justicia, entre otros).

También, piden la recuperación del poder adquisitivo y la creación de un Plan de Recursos Humanos para las Administraciones Públicas y de un sistema de evaluación, porque no quieren "ni un empleado más ni menos de lo necesario".

Lo que sí critica CSIF es el fuerte gasto realizado por muchos gobiernos en los últimos años destinado a "servicios que no eran esenciales y que no necesariamente querían los ciudadanos".

Al actual Gobierno, Borra le pide que vuelva a reunir la Mesa de la Función Pública y active la negociación, "que hasta ahora es inexistente, cero", porque de cara a las elecciones los empleados públicos quieren ser "parte activa" porque son "muchos millones de familias que se juegan el pan".

"Vamos a seguir insistiendo en la necesidad de abrir estos cauces de diálogo, al igual que se está empezando a abrir en la empresa privada", ha señalado Borra, quien ha constatado que se opondrá a la congelación salarial y a las tasas de reposición con un incremento "pírrico".

Y es que, "después de tantos años de crisis que se ha llevado por delante a tantos empleados públicos, la gente cada vez lo tiene más claro", ha asegurado Borra.

A menos de dos meses para que concluyan las elecciones sindicales de los centros de trabajo, CSIF calcula que logrará 6.000 delegados en el sector público (un 16 % del total) y unos 4.500 en la empresa privada, una cuantía que va en aumento desde que entrara en este sector hace más de 7 años.

Pese a llevar en su ADN el sector público (sus siglas son Central Sindical Independiente y de Funcionarios) el sindicato se ha propuesto ganar terreno en el sector privado, así como desembarcar en el nicho de las sociedades estatales, afectadas por los recortes públicos aunque fuera de la Administración General del Estado.

Estos planteamientos forman parte de la estrategia que llevará a cabo CSIF y que presentará en su próximo congreso que celebrará en octubre, en el que también propondrá la regeneración democrática del marco sindical en España.

A juicio de CSIF, el actual sistema de representación sindical no refleja la pluralidad de la sociedad, con un bipartidismo sindical que se encuentra en crisis, por lo que reclama un cambio legislativo que favorezca la presencia y participación de un mayor número de sindicatos.

También reclama al Gobierno el control de la representación sindical, que actualmente "deja mucho que desear", porque no hay registro de delegados sindicales y, por ejemplo, cuando una empresa desaparece no se produce la baja de sus delegados automáticamente, lo que altera la representatividad beneficiando a los grandes sindicatos.

Para Borra también es necesaria una legislación más justa que no discrimine a los sindicatos confederales de ámbito estatal frente a los nacionalistas, así como una nueva ley electoral sindical para que todas las organizaciones sindicales puedan promover elecciones.

Además, CSIF pide que los criterios para ser el sindicato más representativo se equiparen a los que se utilizan para los partidos políticos y, además, elaborar una ley de financiación de sindicatos e instrumentos que refuercen la transparencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha