eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las regiones del Mediterráneo buscan una nueva política energética con la UE

- PUBLICIDAD -
Las regiones del Mediterráneo buscan una nueva política energética con la UE

Las regiones del Mediterráneo buscan una nueva política energética con la UE

La Asamblea Regional y Local Euromediterránea (ARLEM) propuso hoy a la Unión Europea (UE) la puesta en marcha de una nueva política energética bilateral con los países del Mediterráneo, que ponga el acento en el desarrollo de las energías renovables.

"La región euromediterránea es una zona particularmente vulnerable desde el punto de vista del cambio climático", señaló hoy el alcalde de Marrakech, Mohamed Sadiki, quien en colaboración con el Comité de las Regiones (CdR) de la UE presentó un estudio sobre la energía y el cambio climático en una región integrada por una decena de países.

Sadiki señaló que el cambio climático es un "multiplicador de amenazas para la paz y la seguridad de la región, a su vez una de las más vulnerables en cuanto a los impactos" del clima.

Durante el debate, en paralelo a las negociaciones de la COP22 para implementar los acuerdos de París sobre el cambio climático de diciembre de 2015, se abordaron las políticas energéticas en el vulnerable Mediterráneo.

En esa región más de las tres cuartas partes de las emisiones de gases contaminantes proceden del consumo energético y en ella se prevé que la demanda de energía primaria se multiplique por 1,5 veces entre 2006 y 2025, y que ese aumento sea de hasta 2,2 veces entre los países en desarrollo económico y demográfico.

El documento presentado por el alcalde de Marruecos, que se aprobará por el plenario de ARLEM en febrero de 2017 en Malta, apunta también a que se prevé que la demanda de energía eléctrica se multiplique por 2,6 hasta 2025.

Sin embargo, la energía solar y eólica tiene en la región una producción inferior al 1 %, lo que contrasta con el enorme potencial de esos países en obtener ese tipo de recursos que, según Sadiki, pueden representar una ventaja y permitirles responder a la creciente demanda de energía y electricidad a un menor coste.

Sadiki consideró las subvenciones que las renovables reciben en algunos países como un problema costoso que repercute en los presupuestos públicos y son un freno al crecimiento, ya que, dijo, son recursos a utilizar en favor de infraestructuras, educación o sanidad, entre otros.

Una posición similar expresó el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre Prados, que se manifestó en favor de que las regiones mediterráneas trabajen con más coordinación en investigación de energías renovables para lograr que éstas sean más competitivas sin necesidad de subvenciones estatales.

"Hay una necesidad de trabajar coordinadamente en el norte y sur del Mediterráneo en la investigación de energías renovables, en I+D, para que tanto la eólica como la fotovoltaica sean competitivas respecto a la energía fósil", dijo a Efe De la Torre Prados, que también consideró que si ese tipo de energías "no son competitivas en precio, es difícil su implantación".

Sobre las maneras en que el Comité de las Regiones puede contribuir en favor de políticas energéticas más eficaces en la región, su presidente, Markku Markkula, señaló que para el organismo europeo "primero, hay que convencer a los gobiernos nacionales y la Comisión Europea (CE) de que muchas de las actividades, sobre todo las de nivel local, deben ser apoyadas o financiadas".

Markkula dijo a Efe que también "hay que animar a nuestros propios miembros a venir con las ideas más creativas y después empezar a implementarlas", además de utilizar la plataforma que proporciona el llamado Pacto de Alcaldes, que reúne a los regidores de más de 7.100 ciudades de 119 países que representan a más de 600 millones de personas, más del 8 % de la población mundial.

"Cada ciudad necesita acciones específicas y actividades relacionadas con la energía y el cambio climático. No se pueden separar planes urbanos o nuevas edificaciones o transporte público, sino integrar los diferentes sectores, aunar sinergias", agregó.

El dirigente del CdR, que es copresidente de ARLEM, se pronunció también a favor de que "por parte de la CE se podrían usar fondos regionales estructurales, de la cohesión o de investigación para lograr que las ciudades y las regiones puedan alcanzar esos objetivos" en materia energética.

Por su parte, el presidente del Instituto de Perspectivas Económicas del Mediterráneo (IPEMed), Jean-Louis Guigou, sugirió que "la CE vaya mas lejos" y a nivel europeo cree una comunidad mediterránea de la energía, así como un programa estructural para la energía y para las renovables.

Elena Moreno

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha