eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El vizcaíno Pedro de Asúa es beatificado en Vitoria ante cientos de fieles

- PUBLICIDAD -
El vizcaíno Pedro de Asúa es beatificado en Vitoria ante cientos de fieles

El vizcaíno Pedro de Asúa es beatificado en Vitoria ante cientos de fieles

El vizcaíno Pedro de Asúa y Mendia ha sido beatificado hoy ante cientos de fieles que han abarrotado la catedral María Inmaculada de Vitoria en una eucaristía presidida por el cardenal Angelo Amato, que ha concelebrado junto con el nuncio del Vaticano en España, Renzo Fratini, y 18 obispos y arzobispos.

El papa Francisco reconoció el pasado 27 de enero nuevo beato de la Iglesia española a Pedro de Asúa, sacerdote y arquitecto nacido en 1890 en Balmaseda (Bizkaia), que fue asesinado por milicianos republicanos durante la Guerra Civil española, concretamente el 29 de agosto de 1936 en el monte Candino de Liendo (Cantabria).

El proceso de beatificación de Asúa se inició en 1964 y el pasado mes de enero el Vaticano, al reconocerle como beato, destacó el "martirio" del sacerdote, asesinado en "odio a la fe".

La Iglesia también ha reconocido de Asúa que murió perdonando, "una muestra más de su identificación con Cristo y de su coherencia con lo que, como sacerdote, predicaba y enseñaba".

Durante la misa en la catedral vitoriana, el postulador de la beatificación del sacerdote vizcaíno, el padre Aitor Jiménez, ha leído una breve biografía y a continuación el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos y representante del papa, ha leído la carta apostólica por la que el Vaticano ha inscrito en el número de los beatos a Pedro de Asúa.

En esa carta apostólica, el papa Francisco destaca del "mártir" Asúa que "donó la vida por la edificación del Reino".

Posteriormente se ha descubierto un cuadro con la imagen del nuevo beato, se ha entonado el "canto de aclamación" y las reliquias han sido llevadas junto al altar.

Pedro de Asúa cursó estudios de bachillerato en la localidad vizcaína de Orduña hasta 1906 y después se fue a Madrid a estudiar Arquitectura. Entre 1915 y 1919 ejerció su profesión de arquitecto entre Bilbao y Madrid y con 29 años decidió dejarlo todo para ser sacerdote.

En 1920 ingresó en el Seminario de Vitoria y, siendo todavía seminarista, recibió el encargo de hacer los planos del nuevo Seminario de esta ciudad.

En 1924 fue ordenado sacerdote y como la Diócesis de Vitoria incluía entonces las de las tres provincias vascas, recorrió Bizkaia, Gipuzkoa y Álava para arreglar templos parroquiales, casas curales y locales pastorales. Entre 1926 y 1930 dirigió la construcción de Seminario de la capital alavesa.

El cardenal Amato ha concelebrado la ceremonia junto con el nuncio del Vaticano en España; el presidente de la Conferencia Episcopal española y arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez; el obispo de Vitoria, y los arzobispos de Burgos, Francisco Gil; de Valencia, Antonio Cañizares; Tarragona, Jaume Pujol; Pamplona-Tudela, Francisco Pérez, y Luis María Pérez de Onraita, emérito de la diócesis de Malanje, en Angola.

También han participado en la ceremonia los obispos José Ignacio Munilla (San Sebastián), Mario Iceta (Bilbao), Camilo Lorenzo (Astorga), José Omella (Calahorra-Logroño), Vicente Jiménez (Santander), Antonio Martínez Camino (auxiliar de Madrid), Gerardo Melgar (Osma-Soria), Eusebio Hernández (Tarazona), Juan Antonio Aznárez (auxiliar de Pamplona-Tudela), Juan María Uriarte (emérito de San Sebastián) y Miguel Ángel Olaverri (Port-Congo).

A la primera beatificación que se celebra en Vitoria también han asistido representantes institucionales vascos como el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, los consejeros de Hacienda y Finanzas, Ricardo Gatzagaetxebarria, y de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi; el diputado general de Álava, Javier de Andrés, y el alcalde de Vitoria, Javier Maroto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha