eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Alberto Senante

Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, donde obtuvo el Diploma de Estudios Avanzados por su tesina "El tratamiento informativo de la exclusión social. La despersonalización de los que molestan".

Reportero especializado en exclusión social, inmigración o ecología, es colaborador de Radio Francia Internacional y Periodismo Humano, entre otros. Durante un año fue redactor en la Agencia Europa Press, en la sección de Informativos Televisión.

La experiencia en gabinetes de prensa se inicia como colaborador en el departamento de comunicación de Amnistía Internacional, sección España. En la actualidad es el responsable de comunicación de la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (FEAFES).

Asimismo, realizó prácticas formativas durante dos meses en Radio Francia Internacional, y a través de la Beca Goya Leonardo en la revista italiana de relaciones internaciones y geopolítica Equilibri.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 16

A veces las ONG...

A veces las ONG pasan por el aro de los financiadores con tal de poder seguir con su trabajo. A veces los ministerios les envuelven en papeleos y facturas, y es difícil entrever para quién trabajan. A veces se enzarzan en debates estériles. A veces unos jóvenes (muchas veces mal pagados) nos interrumpen con sus petos por la calle.

A veces las ONG ponen nombres larguísimos a los proyectos que ni ellas mismas entienden. A veces organizan jornadas a las que solo asisten ellas mismas. A veces, casi siempre, las memorias de las ONG son aburridísimas, e históricamente -aunque cada vez menos- sus vídeos corporativos están llenos de palmaditas en su propia espalda. A veces incluso se convencen de que empoderamiento, indicador o resiliencia son palabras tan cotidianas para el resto como árbol, pan o pelota.

Seguir leyendo »

La represión silenciosa de la justicia en Colombia

“¿Te dijeron que la meta era matarme antes del 20 de julio? Bueno mi hijo, tranquilo que yo tengo cuidado”. David Ravelo no puede decir que no sabía a lo que se exponía por mantener su compromiso politico en la zona de Barrancabermeja, localidad petrolera del interior de Colombia. La llamada de su hijo, recibida en junio de 2010, coronaba una década de amenazas de muerte. Unos avisos creíbles, ya que durante ese tiempo otras figuras “incómodas” eran asesinadas o "desaparecidas".

Desde 2007, momento en el que David Ravelo denunció en los medios una reunión entre el entonces presidente Uribe con varios mandos paramilitares, las presiones habían aumentada cada vez más su intensidad. A partir del año 2000, las fuerzas paramilitares tomaron posiciones en la región. Comenzaron los asesinatos, las desapariciones y amenazas a líderes políticos, sindicales y sociales.

Seguir leyendo »

Cómo mejora la vida de 600 mujeres de Guinea Bissau tras convertirse en propietarias de la tierra

Yarya toca con dulzura el arroz. Con la tranquilidad de los que repiten un gesto decenas de veces al día. Mira a los extranjeros recién llegados a Sissaucunda, su aldea de algo más de una treintena de casas construidas con adobe y paja. Comprueba que está listo, retira la olla del fuego y deja escapar una sonrisa orgullosa antes de comenzar a hablarles.

"Lo mejor es que no tenemos que ir a recoger tanta leña. Cargar tanto nos quitaba tiempo y nos dejaba muy cansadas. Ahora podemos pasar más tiempo con la familia", nos dice con alegría. Yarya es una de las miles de mujeres que preparan la comida en una de las más de 2 mil "cocinas mejoradas" que entre varias ONG han repartido en esta zona del norte de Guinea Bissau, fronteriza con Senegal y Gambia.

Seguir leyendo »