eldiario.es

9

Bruno Bimbi

Periodista, doctor en Letras/Estudios del Lenguaje y escritor. Fue corresponsal del canal argentino Todo Noticias en Brasil y es autor de los libros “Matrimonio igualitario” y “El fin del armario”.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1

Lula libre, finalmente

Si el Supremo Tribunal Federal brasileño no hubiese esperado hasta el jueves pasado para decidir lo que todos sabían que finalmente tendría que decidir, el expresidente Luis Inácio Lula da Silva no hubiese pasado un solo día en la cárcel y la democracia del gigante sudamericano gozaría de mejor salud. Cuando, en abril de 2018, esos jueces tuvieron la oportunidad de impedir una prisión que la mayoría de ellos consideraba que debería ser ilegal, los votos eran los mismos que ahora: seis a cinco. Pero algunos generales del Ejército amenazaron públicamente con un golpe de Estado si Lula no iba preso y la entonces presidenta del tribunal, Carmen Lúcia, hizo una maniobra –impidió que se votara el recurso para el que había mayoría– y, así, permitió al juez Sérgio Moro, ahora ministro de Justicia, decretar la prisión del ciudadano que lideraba las encuestas para presidente. Con Lula libre y candidato, Moro no hubiese sido ministro y Jair Bolsonaro estaría desempleado.

El proceso contra el líder del Partido de los Trabajadores ha sido bochornoso del principio al fin. Se lo acusó por un crimen y se lo condenó por otro, para que Moro tuviera el caso. Dijeron que había recibido un tríplex –cuyo precio Lula podría pagar si le interesara– del que no hay pruebas de que haya tenido las llaves, lo haya usado al menos una noche o se lo haya dado a alguien. Tampoco hay documentos que prueben su propiedad o la de un testaferro, ni ha podido el juez determinar a cambio de qué se lo darían. Moro escribió en su sentencia que Lula fue sobornado para cometer "actos indeterminados", o sea, inexistentes. El fiscal reconoció que no tenía pruebas, pero dijo que la falta de pruebas era una prueba de que se habían destruido las pruebas. El "delator" fue un empresario corrupto que ya había sido condenado y, después de cambiar su testimonio inicial y acusar a Lula, le redujeron la pena y pudo volver a casa. Durante el proceso, Moro divulgó conversaciones privadas del expresidente, lo detuvo sin motivo para llevarlo al juzgado a pesar de que no se negaba a ir, transformó su "conducción coercitiva" en un show televisivo e intervino ilegalmente los teléfonos de sus abogados. Son apenas algunas de tantas irregularidades que la extensión de este artículo no permite enumerar, cada una de las cuales bastaría para impugnar todo.

Seguir leyendo »

El dilema de Ada Colau

El difícil dilema que enfrenta en estos días Ada Colau dice mucho sobre quién es la actual alcaldesa de Barcelona. Luego de que la militancia de su partido decidiera por amplísima mayoría que se presente como candidata a la reelección en el pleno municipal de investidura del próximo 15 de junio, deberá decidir con qué votos está dispuesta a seguir en el cargo. Ni los republicanos ni los socialistas quieren el tripartito de izquierdas que Colau propone desde la noche de las elecciones. Y, descartada esa opción, las matemáticas que dejaron las urnas solo permiten que Colau revalide el cargo negociando un gobierno de coalición con los socialistas, como Pablo Iglesias le reclama a Pedro Sánchez a nivel estatal, y aceptando los votos de los ediles alineados con el “ciudadano rebelde” Manuel Valls, que la prefiere a ella antes que al independientista Maragall.

Si Colau acepta el apoyo “sin condiciones” que le ha ofrecido Valls, tendrá la mayoría para seguir en el gobierno sin hacer concesiones programáticas y sin integrar a su gobierno nada más que al PSC, pero será atacada con furia por los independientistas y acusada por parte de la izquierda de haber pactado con la derecha. Si no, el sueño de una plataforma independiente de ciudadanos indignados y activistas sociales que derrotó a los políticos tradicionales cuando parecía imposible puede pasar a la historia como una breve excepción. Y ella habrá perdido voluntariamente su empleo por una cuestión de principios, algo inédito.

Seguir leyendo »