eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Diana Parra

Abogada y Máster en Desarrollo y Ayuda Internacional. Voluntaria y colaboradora de Oxfam Intermón.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 0

A las mujeres que nos motivan a seguir reivindicando la igualdad de género

Viene a mi mente una conferencia a la que asistí hace unos años centrada en el papel de la mujer en la seguridad. La conferenciante empezó diciendo: “Hablar de los derechos de las mujeres es hablar de derechos humanos”, y pensé: “¡Pues claro!”. Meses después, cuando empecé a desarrollar proyectos para la prevención de la violencia y el delito en América Latina, me di cuenta de que eso que daba por hecho, sentada cómodamente en una sala del Parlamento Europeo, no lo era en otras regiones del mundo donde la realidad de millones de mujeres es bien distinta.

¿Por qué entonces me saltó, tan rápido, ese “pues claro”? Nací en los ochenta. Desde que tengo uso de razón he vivido en países desarrollados, tengo la misma formación académica y acceso a los servicios básicos que mis amigos (chicos). Hasta el momento, no se me han cerrado oportunidades laborales por ser mujer, he cumplido con mi deber como ciudadana de votar, mi salario se mide con base en un baremo que Canadá establece según mi formación y experiencia laboral. Si me quedo embarazada tengo un año de baja maternal; y en caso de que cualquiera de mis derechos como mujer se me vulneren sé que cuento con mecanismos independientes e imparciales que garantizan la aplicación de la ley en condiciones de igualdad. La respuesta es evidente: soy una privilegiada, al igual que las mujeres de mi entorno más próximo.

Seguir leyendo »

¿A ti también te da miedo ir a trabajar? El riesgo de defender los derechos humanos en Honduras

Llegó enero, el final de las fiestas y la vuelta a la rutina. A diferencia de muchas de las personas que ahora leen estas palabras, regresar a la rutina en mi caso implica mucho más que poner la alarma, planchar la ropa y desempolvar los tuppers para la comida.

Yo trabajo en Honduras, un país hermoso y de gente amable, pero también uno de los países más peligrosos del mundo al registrar, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de las tasas de homicidios más altas del mundo. Antes de viajar, me aseguro de que las maletas estén bien cerradas e identificadas, los papeles en regla, el nombre de la persona que viene a recogerme, así como la matrícula del vehículo. Una vez en terreno, llego a un piso con vigilancia 24 horas, cámaras de seguridad, códigos de acceso y alambrado eléctrico. Medidas de seguridad que también aplican a mi lugar de trabajo.

Seguir leyendo »