eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gonzalo Pino

Secretario Confederal de Política Sindical de UGT

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 6

La patronal decide: se reparte el crecimiento o habrá conflicto en las empresas

El pasado día 21 el Presidente de CEOE Juan Rosell realizó unas declaraciones públicas en las que venía a decir que no entendía que los sindicatos “de abajo” (en referencia a los negociadores en los sectores y las empresas) estén pactando los convenios y que los “de arriba” (entiendo que se refería a los que asistimos como negociadores a la mesa del posible IV AENC) no quieran pactar ese acuerdo. Y añadía que CEOE está ofertando a los sindicatos una subida salarial de hasta el 2%, más “un variable” dependiendo de la situación de la empresa, cuando en la negociación colectiva la media de incremento salarial para 2018 se sitúa hasta el momento en el 1,5%. Eso sí, no concreta en base a qué referencias y de qué cuantía sería ese “extra” variable.

Son declaraciones tremendamente llamativas, y muy preocupantes, por la desubicación (consciente o no) de que hacen gala, en dos sentidos. En primer lugar, y lo más grave, es que no reflejan la realidad. En ningún caso los negociadores de la patronal en la mesa han ofrecido ese supuesto 2% más variable que airea el Sr. Rosell. No han ofrecido ese dígito, ni ningún otro, a pesar de las múltiples solicitudes en este sentido que les hemos dirigido desde los sindicatos, que fuimos meridianamente claros desde el primer momento, presentando nuestra propuesta públicamente el día 24 de enero, también por escrito, y explicándola con todo detalle en la primera reunión de la mesa y tantas veces como ha hecho falta. De hecho, la pretensión de la patronal era no hablar de salarios en la mesa, sino dejar la concreción de este aspecto crucial para el final de la negociación, fuera de la misma. Una forma de proceder verdaderamente insólita, que hubiera creado un precedente letal para futuros procesos de diálogo, y a la que nos opusimos las organizaciones sindicales.

Seguir leyendo »

Urge subir los salarios, sin trampas ni excusas

España posee salarios de miseria. No, no es una exageración literaria. Es literal. Una mayoría de salarios en nuestro país son miserables, puesto que están por debajo del umbral de ingresos que determina la pertenencia a esa penosa categoría de personas en situación de pobreza. Una de cada siete personas con empleo es pobre en España. Trabajar no garantiza tener un nivel de vida digno. Para las personas en desempleo es peor: una de cada dos es pobres.

España siempre ha sido un país de bajos salarios, comparándose con países de su nivel de desarrollo y en el contexto europeo. Pero las políticas aplicadas desde 2010 los han deprimido aún más. Desde entonces, han caído de media más de un 7%, y las categorías más bajas, más de un 20%. El resultado es que prácticamente la mitad de los trabajadores y las trabajadoras no llegan a ingresar 1.000 euros netos al mes. Es decir, que media España no llega ni a mileurista, lo que refleja una regresión económica y social lamentable.

Seguir leyendo »