eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Isidro Marín Gutiérrez

Profesor en la Universidad Técnica Particular de Loja, Ecuador

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 22

Cannabis: la historia de la hipocresía humana

Contar la historia en tan poco espacio es un reto. La planta es originaria de la región desértica al sureste del mar Caspio. El cannabis pertenece a la familia cannabaceae y se remonta a unos 100 millones de años. Pero lo que ha marcado a esta planta es su relación con la especie humana. Esta larga historia comienza con los primitivos humanos, que poco a poco fueron descubriendo las plantas comestibles y las que tenían propiedades terapéuticas, comenzaron a cultivarlas a partir del Neolítico. El cannabis se extendió desde sus centros salvajes originales hasta lugares poblados por los humanos. Así comenzó esta relación de amor de miles de años hasta la llegada del siglo XX, cuando se convirtió en odio y llegó la prohibición. Desconocemos, lógicamente, quién fue el primer consumidor de cannabis, pero hay autores que afirman que el inicio de la humanidad está relacionado con el inicio del consumo de esta planta y que fue decisivo para nuestra evolución. Tanto es así que nuestro propio cuerpo tiene un sistema endocannabinoide.

El cannabis es originario de Asia central y se comenzó a cultivar en el Neolítico (7000 a.C.-3000 a.C.) difundiéndose hacia el este (China) y posteriormente hacia el oeste (Europa). Llegó a la zona europea en el Neolítico y alcanzó su extremo más occidental en un periodo posterior. Se domesticó el cannabis para diferentes fines, desde alimenticios hasta religiosos. Posteriormente, en el Calcolítico se difundió más por todo el territorio europeo llegando hasta la fachada atlántica (Kebors, Francia) y el sur de la Península Ibérica. Durante la Edad del Hierro, el cannabis se utilizó en las ceremonias sepulcrales de la aristocracia hallstáttica. También se usó cannabis para quemarlo y aspirar su humo para alcanzar estados místicos.

Seguir leyendo »