eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Joaquim Sempere

Doctor en Filosofía por la Universidad de Barcelona y licenciado en Sociología por la Universidad de París X

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 63

Votar sí a la investidura quedando fuera del Gobierno

El desenlace de la sesión de investidura del 25 de julio de 2019 puede intentar explicarse de varias maneras. Una de ellas es la desconfianza manifiesta entre PSOE y Unidas Podemos. Durante un primer período Podemos necesitó una autoafirmación frente al PSOE porque buscaba el apoyo de una base social en gran parte coincidente con la del partido socialista. Soñó, además, con un sorpasso inverosímil como afirmación, frente a Izquierda Unida, de la voluntad de llegar a ser un auténtico partido de gobierno y no simple "muleta" del "partido grande de la izquierda". Esto pareció justificado por la radicalización de la base electoral de las izquierdas tras la crisis de 2007 y los recortes. Pero la radicalización no iba tan lejos como para hacer posible un cambio de opción electoral a corto plazo. El resultado fueron unos años de radicalización verbal y de gesticulaciones, a veces muy duras, contra el PSOE que no habían de favorecer precisamente la confianza. 

Esto sumado a actuaciones más o menos erráticas llevaron a Podemos a un retroceso electoral que empuja a esta formación hacia un discurso más realista y a una maduración que, no obstante, avanza con tropiezos. A su vez, el PSOE experimentó una catarsis interna. Las primarias dieron a Pedro Sánchez una victoria que pareció una derrota de la vieja guardia –muy vinculada al establishment español y europeo— y de los sectores jóvenes (Susana Díaz) asociados a la vieja guardia. Aquella victoria pareció un giro a la izquierda que iba a liquidar las hipotecas que hacían inviable una alianza con Podemos e IU, única posibilidad de hacer políticas de izquierdas (con todas las limitaciones que impone el contexto español, europeo y mundial).

Seguir leyendo »