eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Joaquín Hortal

Joaquín Hortal es biogeógrafo, y estudia la diversidad y los efectos del cambio global sobre escarabajos, mamíferos o briófitos, entre otros. Actualmente es investigador contratado en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC).

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 776

E. C. Pielou, la mujer que elevó el rigor matemático de la ecología

Uno de los sesgos más extendidos del sistema patriarcal que afecta a nuestra percepción de la ciencia es la omisión o el desconocimiento del papel de las mujeres  como grandes impulsoras del avance científico. No solo no tenemos conciencia de la importancia de científicas e inventoras como Ada Lovelace o Rosalind Franklin, que han pasado desapercibidas incluso entre aquellos que han seguido sus pasos en la computación o la biología evolutiva, respectivamente. Además, existe un efecto perverso que pasa aún más desapercibido:  el de asumir que los apellidos de investigadores eminentes corresponden con las iniciales de un hombre. 

En el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia queremos contribuir a revertir esta tendencia. Para  ello nada mejor que el ejemplo de una de las científicas más relevantes de la ecología cuantitativa del siglo XX, cuyo género es obvio para los ecólogos norteamericanos que coincidieron con ella en congresos, pero que ha pasado desapercibido a muchos ecólogos europeos y de otras partes del mundo, que, al desconocer el nombre que se esconde tras las siglas E.C., asumieron (y asumimos) que se trataba de un hombre. 

Seguir leyendo »

Replanteando el modelo de publicación y de acceso a la información científica

La publicación de trabajos científicos está dominada por un reducido grupo de empresas editoriales que operan con márgenes de beneficio desorbitados de hasta el 40% [1]. A pesar del presupuesto limitado con el que cuenta el sistema científico español desde hace años, el conjunto de universidades y organismos públicos de investigación de nuestro país mantiene ungasto ingente (decenas de millones de euros anuales) para poder acceder a las bases de datos y publicaciones editadas por las grandes editoriales. Por ejemplo, la suscripción a la base de datos Scopus (propiedad de Elsevier) nos cuesta más de 2 millones de euros al año [2], y la suscripción a Web of Science (propiedad de Clarivate) se estima que cuesta más de 3 millones de euros al año. A pesar de que a menudo se vende el acceso a estas bases de datos como indispensables para los científicos, actualmente existen alternativas gratuitas viables y con prestaciones similares [3,4] (e.g. Google Scholar, MS Academic, Dimensions, 1findr, ...). 

Los costes de suscripción para poder acceder al contenido de revistas científicas son aún más impactantes [5] y con constantes subidas de precios anuales. Por ejemplo, se estima que España paga unos 25 millones de euros anuales [6] sólo para poder leer los contenidos publicados en Elsevier. Para hacernos una idea de la magnitud de esta cifra, esa cantidad es equiparable [7] a lo que se invierte anualmente en todo el programa postdoctoral Juan de la Cierva. El beneficio económico de estas grandes editoriales contrasta con el hecho de que la inmensa mayoría de editores, autores y revisores realizan su trabajo de asesoramiento y revisión de manera gratuita. Un primer paso imprescindible es conocer el gasto real de forma fiable exigiendo más transparencia sobre los costes de las licencias tanto de bases de datos como de revistas. 

Seguir leyendo »

Desiertos prístinos y bosques desiertos: revisando algunos tópicos sobre la desertificación

El celebérrimo E.O. Wilson, de la siempre prestigiosa Universidad de Harvard, popularizó el término de biofilia acuñado por el filósofo Erich Fromm para hacer referencia a la supuesta inclinación positiva que tenemos hacia la diversidad biológica. Según estos autores cuanta más biodiversidad en nuestro entorno, mejor nos encontramos. Se utilizó, sobre todo, para agitar conciencias y señalar uno de los mayores problemas de carácter global a los que nos enfrentamos: la dramática pérdida de diversidad biológica que vivimos como consecuencia del cambio global. Tuvo éxito y hoy vemos el término por doquier en todo tipo de contextos, sea en el proyecto educativo y musical pilotado por la cantante Björk o dando amparo a los premios Frontera del Conocimiento de la Fundación BBVA.

¿Existe o no la biofilia, más allá de como un recurso comunicativo? ¿O es más bien un ejemplo más de términos que, propuestos en marcos muy concretos, saltan a otros contextos para ser ampliamente utilizados incorporando sesgos semánticos y conceptuales profundamente irracionales?

Seguir leyendo »

¿Qué significa un calentamiento de dos grados?

Según como se mire, dos grados puede parecer un aumento de temperatura muy pequeño. En un sólo día, en sitios de montaña o del interior de la Península la temperatura del aire oscila veinte o treinta grados. Sin embargo, el aviso de los científicos y los acuerdos internacionales como los que surgieron de Paris y que en estos momentos se discuten en Katowice (Polonia) hablan de no superar los dos grados de calentamiento promedio sobre los valores preindustriales y, a ser posible, quedarnos en un aumento de un grado y medio. El asunto es un poco apremiante porque ya llevamos gastado más de dos tercios de este saldo térmico. Parece que una mayoría social e incluso política ha asumido esta cifra como una línea roja que conviene no traspasar. Pero, ¿Qué significa realmente superar esos dos grados?

Podríamos entrar en cuestiones complejas sobre la dinámica de los modelos del clima. Veríamos que con este aumento de dos grados los eventos climáticos extremos se harían aún más intensos y frecuentes. Ya estamos viendo muchos ejemplos preocupantes de huracanes, sequias, inundaciones e incendios asociados al cambio climático que baten periódicamente todos los records. Pero existen otras imágenes que brindan una idea complementaria y quizá más gráfica de las implicaciones de que la temperatura media suba apenas dos grados. Puede costar un poco de entender, pero nadie dijo que esto del cambio climático fuera algo sencillo.

Seguir leyendo »

¿Cambiará el CSIC? ¿Cómo? ¿Cuándo?

Si uno atiende a los titulares y a las declaraciones, soplan vientos de cambio en la ciencia española. Tenemos de nuevo, tras una verdadera travesía en el desierto en un Ministerio de Economía que ni entendía ni apoyaba la ciencia y la innovación, un Ministerio propio: el de “Ciencia, Innovación y Universidades”. Se ha constituido una comisión parlamentaria con el mismo nombre. Y la Presidencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), aunque nombrada por el gobierno anterior, hace gala de escuchar a sus investigadores, a los que ha citado la pasada semana en unas jornadas multitudinarias dedicadas a “afrontar los retos de la institución”. 

A pesar de la dificultad de organizar un verdadero intercambio de ideas entre más de mil participantes en una sola jornada, fue ilusionante ver cómo esta nueva Presidencia se conjuraba para potenciar algunas de las mejores virtudes de la ciencia moderna: la libre circulación de la información y la discusión abierta.  Por desgracia, tal vez por lo apresurado de las fechas (reconocido por los propios convocantes), las jornadas estuvieron dominadas por sucesivas presentaciones del equipo de gobierno del CSIC, salpimentadas por breves períodos en que una presentadores seleccionaba dos o tres preguntas de una encuesta apresurada a la que habían contestado varios cientos de científicos, con poco margen para el resumen y las conclusiones de la misma. Por la tarde, los participantes se distribuyeron en cuatro sesiones paralelas donde la intención de fomentar la discusión quedó una vez más diluida por las presentaciones institucionales. No obstante, hubo presentaciones valientes en sesiones como la de “¿Evolución o revolución?) que no quedaron del todo ahogadas por el discurso corporativo. 

Seguir leyendo »

Restauración ecológica y cambio climático I: el desafío

Restaurar en sentido estricto significa arreglar algo que se ha roto y ponerlo en el estado que antes tenía. Sin embargo, si consideramos los escenarios de cambio climático más probables, la restauración de los ecosistemas degradados se enfrenta a una paradoja difícil de resolver: mirar al pasado como referencia para recuperar lo que se ha perdido o mirar al futuro para regenerar ecosistemas capaces de adaptarse a lo que viene. La restauración ecológica, según la SER, la  sociedad internacional que la investiga, coordina y apoya desde el conocimiento científico y técnico, consiste en ayudar a los ecosistemas que han sido degradados, dañados o destruidos a que recuperen su capacidad de producir bienes y servicios ambientales como las materias primas, la depuración del agua o del aire o la regulación del clima. La clave para una restauración de ecosistemas eficiente y actual radica precisamente en encontrar un equilibrio entre el pasado y el futuro. El compromiso con la historia de un territorio a la hora de restaurarlo permite comprender la gama de ecosistemas que un lugar concreto puede albergar, así como la disposición de los organismos y especies que forman o han formado parte de ellos. Mirar hacia el futuro, sin embargo, es vital cuando lo que nos preocupa es reconciliar la recuperación de un ecosistema con nuestro propio desarrollo socio-económico y con el cambio ambiental global que ello acarrea. Estamos hablando de pasar de una restauración convencional en la que se trata de recuperar una foto fija donde los actores (las especies) son “las de siempre” a una restauración moderna en la que lo que prima es la recuperación de procesos y funciones ecológicas, con cierta independencia del elenco (de especies) que hace posible dichas funciones.

 

Seguir leyendo »

La importancia de ser autor

La mitología asociada a la ciencia y a los profesionales de la ciencia es gigantesca. Para hacernos una idea basta recordar ese estereotipo de científico que aparece en las películas: un señor, hombre por supuesto, canoso y de pelo revuelto, con un matraz humeante en la mano, una pizarra detrás llena de ecuaciones, extraordinariamente distraído y vestido con una bata blanca. En realidad, los científicos somos tan diversos como ocurre en el resto de actividades humanas y nuestro único denominador común es que generamos conocimiento que, normalmente, sintetizamos en publicaciones científicas. 

Así resumido es muy desmotivador y probablemente muy poco romántico, pero es la verdad. Lo que hacemos es publicar lo que somos capaces de ir resolviendo para que el resto de nuestros colegas puedan ir subiendo el listón de lo conocido con nuestra contribución. Poco glamuroso, pero es una visión realista y profesional. No somos superhéroes, sólo artesanos de la ciencia que en vez de levantar botijos en un torno y luego venderlos como haría un alfarero, planificamos y llevamos a cabo experimentos y observaciones del mundo que nos rodea, analizamos los datos que generamos y producimos publicaciones científicas. 

Seguir leyendo »

Inesperada esperanza para la ciencia

Nos encontramos ante un inesperado punto de inflexión. Hace poco más de una semana nos teníamos que contentar con celebrar que el gobierno de Mariano Rajoy hubiera conseguido sacar adelante unos Presupuestos Generales del Estado totalmente decepcionantes, al menos para la ciencia de nuestro país. Unos presupuestos que solo sirven para prolongar la larga agonía de nuestra I+D, y que de momento suponen una especie de “respiración asistida” por unos meses más, permitiendo “pequeñas” cosas como que científicos destacados que sacaron plaza el año pasado en el CSIC por fin pudieran incorporarse. O que en unos meses salgan por fin las convocatorias estatales de proyectos de investigación, aunque continúen con los bajos niveles de inversión que han ido ahogando poco a poco a la ciencia española. La alternativa era no tener convocatoria, un golpe seco en la nuca en lugar de las lentas vueltas del garrote vil que llevan estrangulando, especialmente en los últimos cinco años, a la hasta hace poco vibrante y en gran parte excelente comunidad científica española.

Mientras escribimos estas palabras, se ha formado una mayoría de urgencia para derrumbar al gobierno. En menos de 24 horas puede que tengamos un nuevo presidente del gobierno. Mientras que unos piden que se celebren elecciones de inmediato, el PSOE de Pedro Sánchez ha sido claro en decir que elecciones si, pero dentro de un tiempo que permita recomponer varias de las emergencias sociales que sufre el país. Algunas de estas emergencias son tan obvias como desbloquear la renovación en la cúpula de RTVE. Como apuntaba Cristina Narbona el miércoles en Carne Cruda, hay que ir a elecciones, pero elecciones libres con ciudadanos informados.

Seguir leyendo »

Lo que la ciencia española necesitaría ahora de los políticos

La ejecución de los proyectos científicos y el avance de las distintas líneas de investigación se enfrenta en estos momentos en nuestro país a un calvario burocrático que obliga a devolver fondos por no poder gastarlos, a cancelar compromisos de colaboraciones internacionales por no poder ponerlas en práctica y a dejar sin contratar a cientos de personas durante meses a pesar de contar con el dinero para hacerlo. La aplicación de la nueva Ley de Contratos del Sector Público se ha añadido al elevado nivel de burocratización que arrastra la ciencia española durante los últimos años. La transposición de esta directiva europea sin la exención para actividades de I+D+i de otros países europeos amenaza con paralizar la actividad de la mayoría de las instituciones públicas de investigación.

Seguir leyendo »

Titulitis o la mercantilización de la formación superior

Hemos visto en las últimas semanas un gran trasiego de títulos universitarios en los medios de comunicación, con el máster irregular de Cristina Cifuentes, que ha terminado empujando a la dimisión de todos sus cargos políticos, ocupando una gran atención. Hemos asistido a la perplejidad de la expresidenta de la Comunidad de Madrid por el mero hecho de hacerse público que hubiera comprado un título de máster. La perplejidad ha sido probablemente genuina ya que nadie se escandaliza si compra una lubina o un solomillo. Cierto que la compra del título involucró en este caso la falsificación de documentos públicos y esas cosillas, pero al fin y al cabo eso es como cuando le quitan la grasa sobrante al solomillo en la carnicería o las escamas y tripas a la lubina en la pescadería, ¿sabe usted?

Para entender la sorpresa de Cifuentes es necesario comprender el contexto político y social en el que se desarrolla la obtención fraudulenta de su título. Y ese contexto incluye, en primera página, la mercantilización de la “formación”. Hace unos días, El País publicaba un artículo explicando que la empresa privada cada vez se fija menos en los títulos universitarios a la hora de contratar personal. Si en los años 70 del pasado siglo un título universitario poco menos que garantizaba un buen empleo de por vida (sobre todo en determinadas profesiones), hoy en día miles de jóvenes en paro acumulan títulos universitarios como el que colecciona cromos y con similares efectos sobre su futuro laboral.

Seguir leyendo »

  • Cultura

    Muere el dibujante Forges a los 76 años

    #24 Echaremos muchísimo de menos su lucidez. Hasta siempre maestro, que la tierra te sea leve

      • Votar a favor 6
      • Votar en contra 0
  • Ciencia Crítica

    Mujeres en la ciencia: no hay peor ciego que el que no quiere ver

    #6 No abandonamos la ciencia por una ideología de género. Todo lo contrario. Para exlicarlo, nada mejor que hacer nuestras las palabras de dos compañeras en el blog de la AEET. "Como científicas no podemos dar por válidas estas conclusiones basadas en opiniones y en una revisión subjetiva de los datos (...)". Ver https://revistaecosistemasblog.net/2017/02/11/cientificas-hoy-es-nuestro-dia-tenemos-mucho-que-contar/ Todos los científicos saben que entendemos la realidad en función de nuestro método de cuestionarla, como decía Heisenberg. Afirmar lo contrario es engañar al personal.

      • Votar a favor 1
      • Votar en contra 0
  • Ciencia Crítica

    España y Portugal liderarán la ciencia mundial gracias a Trump y al Brexit

    #6 Obviamente este texto es una sátira, basada en la distopía de que España cuenta con un gobierno valiente y dispuesto a apostar por un cambio en la economía del país mediante la creación de actividades de alto valor añadido. Pero bueno, el avance de los partidos parafascistas/ulatranacionalistas en Europa, el Brexit y la elección de Trump ya convierten al mundo de 2017 en una distopía al mejor estilo de Alan Moore, así que, ¿porqué no pensar que algo como esto es posible?

      • Votar a favor 12
      • Votar en contra 0
  • Sociedad

    La OCDE ficha a Montserrat Gomendio, una de las artífices de la reforma educativa del Gobierno del PP

    #6 A mí me ha venido exactamente la misma frase a la cabeza. Esto también nos indica lo buenos e insesgados que son los criterios de la OCDE.

      • Votar a favor 7
      • Votar en contra 0
  • Desde todas partes

    Elecciones andaluzas: los emigrados no son ciudadanos

    #6 Totalmente cierto. En las generales de 2011 estaba en Brasil, registrado en la sección consular correspondiente, y sabiendo lo que habían hecho PPSOE con la ley electoral, comencé los trámites para votar el primer día del plazo. Los papeles para votar por correo llegaron más de dos meses después de las elecciones. En esa época hubo cálculos que cifraron en mas de medio millón los españoles en el extranjero que intentaron pero no consiguieron votar, mas de la mitad del censo. Aunque esas cifras sean exageradas, a varios varios cientos de miles de españoles se nos impidió el voto. Una razón más para considerar ilegítimo al gobierno actual.

      • Votar a favor 3
      • Votar en contra 1
  • Zona Crítica

    El temblor municipal

    #3 Gracias Guillermo por poner en negro sobre blanco lo que estamos comenzando a sentir.

  • Zona Crítica

    El agujero negro de la Universidad española

    #8 Totalmente de acuerdo, Víctor. Se puede explicar de manera mas extensa, pero no mas clara. La red del clientelismo se hurde desde el principio en muchos grupos universitarios (y no sólo). En un post reciente ( http://www.eldiario.es/cienciacritica/Autores-clientelismo-orden_importa-articulos-cientificos_6_324127589.html) contábamos algunos ejemplos, pero este análisis es tan lúcido como dura es la realidad. Encontrar soluciones que no impliquen hacer borrón y cuenta nueva con buena parte del sistema universitario va a ser difícil, pero éstas tienen que pasar necesariamente por implementar un buen sistema de rendición de cuentas, en la que apostar por candidatos menos preparados tenga consecuencias sobre los niveles de financiación y contratos de grupos y departamentos universitarios. Esto, unido a una gestión transparente acabará por poner en evidencia a los grupos más mediocres, y desterrar las malas prácticas del resto. Pero hacen falta años, dedicación y paciencia para cambiar un sistema anquilosado. Me consta que la Universidad española cuenta con buen material para comenzar el cambio. Es duro verlos irse.

  • Ciencia Crítica

    Autores, amigos y clientes: el orden importa en la firma de artículos científicos

    #8 En principio, no estábamos comentando el número de autores, sino el orden y la posición de lo que en inglés se llama "free riders". Sin embargo, ya que lo comentas creo que es necesario aclarar cómo trabajamos en el blog y porqué firmamos tantos habitualmente. Los post de Ciencia Crítica suelen venir firmados por 5 o 6 de nosotros porque no los escribimos solos. La primera versión siempre corre a cargo de uno de nosotros (que firma el primero), muchas veces después de una discusión sobre el tema por correo electrónico. Después todos o casi todos los que contribuimos al blog lo leemos, comentamos y editamos, y si hace falta discutimos de nuevo puntos concretos. Los autores que ves, por lo tanto, han discutido sobre el tema, revisado el texto y acordado una versión. Por eso a veces no lo firmamos los 6, porque alguno en concreto no ha participado en la escritura. Este proceso de debate interno también es la causa de que a veces nos retrasrmos y salimos el viernes en lugar del jueves, por ejemplo. O de que haya semanas que no saquemos post (aunque aquí también influye nuestra carga de trabajo; los huecos suelen coincidir con cierres de convocatorias, congresos, épocas de muchas clases o de trabajo de campo, etc.). En concreto, este post lo hemos escrito y discutido a lo largo de las dos últimas semanas. En relación con el órden, el que lidera el post firma el primero. Más allá de eso no tenemos una precaución especial, ya que no se trata de un artículo científico que vamos a colocar en nuestros CVs o a mostrar en evaluaciones. Normalmente el segundo y/o el último firmante han contribuido algo más que los otros, pero no tenemos una regla estricta.

  • Ciencia Crítica

    ¿Es el ecologismo insensible al sufrimiento animal?

    #5 Tienes razón Leopoldd. Como ecólogos de profesión, nosotros somos los primeros que sufrimos esa confusión idiomática, que probablemente viene de las malas traduccionesdel inglés, donde "ecologist" significa ecólogo, y ecologista se suele decir "environmentalist" o incluso simplemente "green". De hecho estuvimos pensando cuál de las dos perspectivas utilizábamos al escribirlo. Al final no tuvimos éxito en distinguir claramente que el ecologismo es una perspectiva activista que busca la protección de la naturaleza, y que cuando está bien fundamentada se basa en la cienca ecológica (que hacemos los ecólogos). Luego vienen las diferencias entre lobbys verdes, grupos de presión, diferentes tendencias conceptuales tanto en la parte cientítifca como entre los activistas, la mayor o menor influencia del pensamiento "de izquierdas" o del "liberal" (que no son opuestos ni significan lo mismo en todas partes del mundo)... pero eso ya entra dentro de lo normal en un mundo tan complejo como en el que vivimos.

      • Votar a favor 1
      • Votar en contra 0
  • Piedras de papel

    ¿Genera desafección Podemos?

    #14 FTotalmente de acuerdo, Ignacio. Imaginemos que la elección del voto depende del nivel de renta. Los votantes con mayor nivel de vida han sufrido menos el impacto de la crisis, y por lo tanto confían en los partidos "del régimen" (CIU, PP, PSOE) y les votan. Además, al no sufrir la crisis estan mas felices. Los que han perdido mas, o sienten una mayor desafección hacia el sistema, votan a IU, Podemos o ERC en Cataluña. Ya tenemos una hipótesis alternativa que da lugar al mismo patrón, y además es plausible. Dejando aparte el hecho de que la media de los votantes de todos los partidos es bastante feliz. Por eso estos datos no me parecen adecuados para mostrar que Podemos hace infelices a sus votantes. Personalmente,con la que está cayendo desde hace años creo que la infelicidad y el cabreo vienen ya de antes de que apareciera Podemos.

  • Zona Crítica

    Negociar con el pirómano

    #41 Leila Nachawati es comunicadora y profesora de Comunicación en la universidad, y no trabaja ni es funcionaria de la embajada israelí. Esas afirmaciones son falsas.

      • Votar a favor 7
      • Votar en contra 0
  • Zona Crítica

    Las finanzas de Podemos, a la vanguardia en transparencia y rendición de cuentas

    #2 "Quien paga manda, y en Podemos manda la gente que nos financia con pequeñas aportaciones a cambio de que rindamos cuentas de nuestra actividad públicamente." Estoy en total desacuerdo, quien aporta tiene derecho a conocer en que se emplea pero no a "mandar" tiene los mismos derechos que cualquier persona inscrita. Los ingresos del partido por donaciones/cuota son unos 80.000€/mes y la asignación por cinco parlamentarios es (sin contar sueldo del parlamentario) 125.000€/mes aún teniendo en cuenta que son ingresos para llevar a cabo la actividad europarlamentaria, dan una capacidad de financiación superior a las provenientes de las donaciones.

      • Votar a favor 5
      • Votar en contra 1